martes 27 de junio del 2017
Filiberto Vargas

Filiberto Vargas

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
El desafuero de Eva Cadena era inevitable. Más que un acto de justicia, fue un acuerdo político, vaya, un intercambio de favores. Pronto se verá lo que habrá de pagar Morena por ese “favorcito”. *** Pero una cosa es el acuerdo político en el Congreso, y otra muy distinta el juicio penal. Con buenos abogados, Eva Cadena podrá tirar los señalamientos en su contra, pues los videos en los que está basado el caso son ilegales, anónimos y con evidentes señales de edición. *** A pesar de que se había concretado el “acuerdo” para aprobar el desafuero, cinco diputados se negaron a participar de este linchamiento. La priista Regina Vázquez votó en contra, mientras que los panistas Rodrigo García, Cinthya Lobato y Marco Antonio Núñez, así como Vicente Benítez, del Panal, se abstuvieron. *** Mientras Eva Cadena sigue su caso en los tribunales, ya podrían los coordinadores de cada bancada transparentar el destino de los recursos que reciben. ¿Quieren acabar con la opacidad? Empiecen por el Congreso.

* * *

Para ser justos, debemos reconocer que la policía estatal no ha dejado de trabajar. Sus responsabilidades son muy delicadas y aportan de forma significativa a la tranquilidad de los veracruzanos.
Este lunes, por ejemplo, cuando apenas amanecía, se encargaron de desalojar a peligrosísimos vendedores ambulantes –muchos de ellos indígenas- que se instalaban cotidianamente en el centro histórico de Coatepec. (“No fueran a alzarse en armas como los zapatistas en Chiapas”).
Más tarde, en la caseta de peaje de Fortín de las Flores, reprimieron una manifestación de maestros, integrantes del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano y se llevaron preso a Jesús Brito Santa de 29 años de edad, hijo del dirigente del Frente de Acción Revolucionaria (FAR), Gaudencio Brito Flores. (“Con seguridad tenían información de que se trataba de grupos confabulados con el crimen organizado”).
Todos los reprimidos, tanto en Coatepec como en Fortín iban armados hasta los dientes, con una buena cantidad de consignas contra los tres niveles de gobierno.
¿Y los asesinos, los secuestradores, los torturadores… y los infanticidas?
¡Ah!
¡Esos!
Esos le tocan al gobierno federal. Son delincuencia organizada.
A los policías de Jaime Téllez Marié le toca perseguir a delincuentes que se dedican a robar calzones a plena luz del día, como sucedió este lunes en Xalapa, a unos metros de Palacio de Gobierno. (“A menos, claro está, que se detecte que pertenecen a un cártel dedicado al tráfico de lencería”).
Ya, fuera de ironías absurdas, es momento de que Miguel Ángel Yunes Linares responda a la sociedad, que –como él mismo presume- le dé la cara a la delincuencia y no se guarde nada.
Este domingo insistió en un tema que no ha quedado claro:
“Quienes plantean como solución —si se le pudiera llamar así— que hagamos un pacto con la delincuencia, lo que en el fondo proponen es que dejemos la vida y los bienes de más de ocho millones de personas, de más de ocho millones de veracruzanos en manos de delincuentes”.
Yunes Linares ya les puso rostro a los autores de la ejecución de policías federales. Va siendo hora de que dé nombres de aquellos que le han propuesto que pacte con las bandas delictivas. Nadie, desde ninguna tribuna, ha sugerido tal pacto. Si el gobernador de Veracruz ha recibido ese mensaje, es momento de que diga de parte de quién.
Era el mes de agosto del 2011. Javier Duarte llevaba nueve meses al frente del Gobierno de Veracruz. Acudió al cuartel San José, en Xalapa, a tomarles protesta a los nuevos mandos de la policía estatal. Al dialogar con la prensa, destacó la “gran coordinación” con la que trabajaban las corporaciones estatales con las fuerzas federales.
“Este no es un fenómeno exclusivo de Veracruz, sino nacional, y Veracruz está haciendo lo que le corresponde para impedir que los criminales se asienten y se queden en el estado. Tenemos que sacarlos de Veracruz y lo estamos haciendo”, dijo en aquella ocasión Javier Duarte.
El pasado domingo, acompañado de los jefes de las corporaciones federales, ese mismo discurso fue pronunciado por Miguel Ángel Yunes Linares:
“Me comprometí, y es cierto, a que en seis meses tendríamos mejores resultados. Hay elementos de carácter nacional que han afectado a nuestro país, que afectaron también a Veracruz y han llevado a que las últimas semanas, como lo hemos reconocido frente a todos ustedes, la situación se haya complicado”.
Si Miguel Ángel Yunes Linares no habla, si no dice todo lo que sabe de estas organizaciones criminales, estará siendo cómplice de crímenes tan bestiales como los del pasado fin de semana.
¿Está realmente indignado?
¡Reaccione, pues!
¡No se calle nada!
¿A quién protege?

* * *

Epílogo.
Este lunes el alcalde Américo Zúñiga Martínez inició la reconstrucción con pavimento hidráulico de las calles Juan de la Luz Enríquez, callejón de Rojas, Rafael Lucio y Leandro Valle, obra en la que se invertirán casi 19 millones de pesos. Más tarde entregó un domo y apoyos en la escuela Secundaria General N° 1, dentro del programa “Alcalde en tu escuela”. Posteriormente, Zúñiga Martínez hizo entrega de vehículos para la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa (CMAS) que representa una inversión de más de 6 millones de pesos, en los que se incluye la compra de un moderno equipo de desazolve. Tuvo, además, una agenda de lunes cargada de audiencias y reuniones con grupos sociales. No está mal para iniciar la semana. *** La masacre no concluyó el fin de semana. La mañana de este lunes, vecinos del ejido Francisco I. Madero, en los límites de Minatitlán con Las Choapas, reportaron el hallazgo de dos cuerpos sin vida, con signos evidentes de haber sido ejecutados. Los cuerpos no han sido identificados. *** Por cierto, ya hubo protestas en Coatzacoalcos porque a nuestro gobernador se le ocurrió “revelar” que el probable móvil de la ejecución de una familia en aquella ciudad (dos adultos y cuatro niños) habría sido la participación del padre en el crimen de un alto mando de la delincuencia organizada un día antes. Eso se llama “criminalizar a las víctimas”, algo que en su momento el propio Miguel Ángel Yunes Linares criticó del gobierno de Javier Duarte. *** Esto es lo mismo, pero en lugar de tonos rojos y verdes, ahora son azules y amarillos.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Domingo, 25 Junio 2017 21:55

Punto de Vista * ¿Y si renuncian?

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Rumbo a la sucesión presidencial del 2018, el PRD está re-etiquetando sus alianzas. Los dirigentes del sol Azteca sienten que hicieron un buen papel en el Estado de México (tercer lugar, por encima del PAN) y están en la sintonía de que quien quiera sus votos deberá reconocer, con posiciones y en efectivo, su valía. *** Este convulso fin de semana estuvo en Xalapa el dirigente de esa tribu del PRD llamada Nueva Izquierda, Jesús Ortega. Luego de entrevistarse con “su” gobernador (no debemos olvidar que Miguel Ángel Yunes Linares llegó al poder respaldado por la alianza PAN-PRD) el dirigente perredista ofreció conferencia de prensa y advirtió que para el proyecto de su partido, una alianza “sólo con el PAN” no tendría utilidad. El domingo, el PRD ratificó dicha postura, al pronunciarse por un “frente amplio”. *** En las elecciones municipales de este año en Veracruz, el PRD elevó la votación conseguida en el 2016, pero con ello apenas pudo reponer los votos que perdió el PAN, producto del desgaste del gobernador. *** Ortega Martínez tiene claro que esas dos fuerzas unidas no serán suficientes, por lo que están buscando nuevos socios. *** En Veracruz, al menos, la única organización política que muestra afinidad con Yunes Linares es el Partido Encuentro Social, de Gonzalo Guízar, que sumó cerca de 90 mil sufragios en la contienda municipal, insuficientes para conservar su registro local. *** Y mientras PAN y PRD salen a la cosecha de partiditos, Andrés Manuel López Obrador advierte que la suma de siglas no siempre significa suma de votos. Él no quiere la adhesión del PRD, quiere el voto de los perredistas, esos que lo apoyaron en sus dos anteriores campañas por la Presidencia. *** Las cartas están abiertas. Cada partido deberá jugarlas como mejor le convenga.

* * *

“Les garantizo que en seis meses Veracruz vivirá seguro, la gente vivirá tranquila, y lo garantizo porque sé cómo hacerlo”.
Esa fue su promesa de campaña. El mismo que ofrecía que metería a la cárcel a Javier Duarte, también nos “garantizaba” la seguridad en seis meses.
Javier Duarte está en la cárcel, en Guatemala… nosotros amanecimos en Guate-peor.
El suceso que encendió los focos rojos fue el asesinato del Comisario de la Policía Federal, Camilo Castagné y de otro mando de esa misma corporación, mientras que un tercer agente era llevado de urgencia a un hospital, la tarde del sábado, en un céntrico restaurante de Cardel.
Pero no fue sólo eso. En Coatzacoalcos, seis miembros de una familia (cuatro de ellos, niños) fueron ejecutados y recibieron el tiro de gracia; En Minatitlán mataron a tres personas, una de ellas un joven de 16 años; en Orizaba, una jovencita y su madre fueron asesinadas en su hogar; hubo un homicidio en Pánuco, otro en Las Choapas, dos más en Cosoleacaque, uno en Moloacán, otro en Coatzacoalcos y una persona más en Oluta.
Fue un fin de semana atípico, hay que reconocerlo, y nadie se prepara para enfrentar situaciones como las que se vivieron el sábado. Todo queda en la capacidad de reacción, la fuerza de ánimo, el temple y la eficacia del equipo de trabajo.
Nada de eso funcionó en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares. A sus más cercanos colaboradores, los que ven todo lo relativo a la seguridad, les temblaron las piernas, se “apanicaron”, tardaron en reaccionar y no sabían si su trabajo era mantener informado al gobernador o encabezar los operativos de reacción inmediata. No hicieron ni lo uno, ni lo otro.
La lluvia de datos, la avalancha de información, cada una más grave que la anterior, provocaron que el propio Yunes Linares entrara en shock y terminara fallando en lo que a él le correspondía, que era dialogar con los veracruzanos y transmitirles confianza, seguridad de que las autoridades estaban haciendo su trabajo.
Me resisto a pensar que fue una sugerencia de su coordinador de Comunicación Social. Más bien supongo que salió de él mismo, lo asumió como parte de un montaje. La idea sería sugerir que la “emergencia” lo había obligado a salir a hablarles a los veracruzanos sin preparación alguna.
Por eso la toma oscura, a través de un teléfono celular, con la deficiente calidad de video que ello implica.
Su vocero, Elías Assad Danini, debió informarle que tanto en el puerto de Veracruz como en Xalapa, las oficinas de Comunicación Social –lo mismo que la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General del Estado- cuentan con equipo de iluminación y de grabación de alta calidad, y que esa disposición de “mantener informados a los veracruzanos” (será a los que tengan internet, pues sólo por esa vía se transmitió) debe estar sustentada en un trabajo serio, profesional, que refleje el respeto que le tiene a su auditorio.
Si la intención es enviarle un mensaje a los veracruzanos para que mantengan la calma, lo primero que debe hacer Miguel Ángel Yunes Linares es preparar su discurso. Aunque sus lacayos lo intenten convencer de lo contrario, lo cierto es que Yunes Linares no es bueno en la improvisación, mucho menos cuando –como se notó- seguía alterado por el dramatismo de los sucesos. Y se hizo evidente en el video transmitido la noche del sábado. Habló de que en Veracruz, para combatir a la delincuencia organizada hay “soldados estatales”. A menos que se refiera a los grupos de autodefensa que han surgido en diversos puntos de la entidad, no hay forma de que, institucionalmente, Veracruz tenga sus propios soldados. Esa pifia la pudo evitar si hubiera redactado y leído su mensaje.
El domingo repitió su discurso, aunque ahora, acompañado por los mandos de las corporaciones federales, le salió lo “valiente”.
No se debe confundir, nadie ha propuesto que negocie con los grupos criminales. No debe engañar a la sociedad, no puede presumir de su “valor” al dar la cara e insultar a los asesinos, cuando todos los veracruzanos saben que él y su familia son fuertemente custodiados, incluso cuando se toma un café en el centro de Xalapa o corre en la zona universitaria o en el bulevar de Boca del Río.
Miguel Ángel Yunes Linares ya demostró que no es capaz (pero tampoco le interesa) de cumplir con sus promesas de campaña. Pasaron los seis meses que él mismo se dio de gracia y Veracruz no sólo sigue sumido en la inseguridad y a merced de la delincuencia, sino que está aún peor que antes de que él llegara.
Criticó la calidad moral de los policías estatales, por el simple hecho de que fueron formados en el período del corrupto Javier Duarte, pero ya en los hechos, demostró que su solución fue peor que la enfermedad, pues la academia de policías se convirtió en una “jaula de las locas” y en un pozo sin fondo para la codicia de su director.
Yunes Linares hace hasta lo indecible por evadir su responsabilidad. Primero, que la violencia era culpa de Javier Duarte y sus secuaces, después que era provocada por la delincuencia organizada, responsabilidad del gobierno federal. En su mundo, Yuneslandia, los delincuentes apenas se roban una Coca Cola y 100 pesos.
En un principio el clamor fue que se hicieran ajustes en los mandos del área de seguridad. Hoy lo que los veracruzanos demandan es un cambio en el timón.
Fue el 21 de agosto del 2008, crispado por la impotencia, el empresario Alejandro Martí (propietario de una cadena de tiendas artículos deportivos y quien perdiera a su hijo luego de un secuestro) tomó la palabra en una sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, que era encabezada por el entonces Presidente Felipe Calderón, y les dijo:
“Señores, si piensan que la vara es muy alta e imposible hacerlo, si no pueden, renuncien, pero no sigan ocupando oficinas de gobierno y recibiendo un sueldo, porque no hacer nada también es corrupción”.
Señor gobernador, usted tiene la palabra.

* * *

Epílogo.
Y si el único problema fuera el de la seguridad, con “echarle montón” quizá pudiera resolverse. El problema es que no es el único hueco en el “gobierno del cambio”. Las finanzas siguen deterioradas. Yunes Linares dice que no ha pedido ningún otro crédito además del solicitado en diciembre para cumplir con las obligaciones salariales. Lo cierto es que la deuda sigue creciendo y no parece tener solución. ¿La renegociación? El gobernador sigue buscando un buen bróker que le ofrezca las mejores comisiones. De ahí saldrá para la campaña del cachorro. *** ¿Y las leyes en materia anticorrupción, para cuándo? El sentido común dictaría que los miembros del Congreso primero se limpien la boca antes de hablar de combate a la corrupción.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
El recuento de la semana para el alcalde Américo Zúñiga Martínez deja un saldo positivo en materia de obra pública y de resultados de su gestión. *** Tan sólo este jueves entregó drenajes –tanto pluvial como sanitario- en la colonia Valle del Sol, además de banquetas y guarniciones, obras que rondan los 6 millones de pesos. *** Ya en la semana había inaugurado también la primera etapa del colector pluvial Río Misantla con una inversión de 4.6 millones de pesos, y entregó también un techo para el Centro de Atención Múltiple 16, es decir, obras por más de 10 millones, que demuestran el volumen de inversión de alto impacto social. *** En tiempos en los que escasea el financiamiento para el desarrollo, en la capital del estado el gobierno de Américo Zúñiga deja constancia de que se pueden hacer obras sin recurrir al endeudamiento. *** Orden, transparencia y diálogo permanente con la sociedad, son fórmulas que garantizan una buena gestión municipal.

* * *

El pasado lunes, en Xalapa, la dirigente estatal de la CNOP, Érika Ayala, se reunió con un grupo de analistas políticos, con quienes charló sobre la situación actual de su partido, el PRI, y los temas que habrán de ser discutidos en la próxima Asamblea Nacional del tricolor.
El Sector Popular de Veracruz trabaja ya en la conformación de su lista de delegados a dicha asamblea, pero su dirigente no ha querido quedarse ahí. Está llevando el temario a cada militante de su sector y está abriendo la discusión. Su objetivo es llevar a la Asamblea Nacional propuestas concretas, constructivas, para definir con claridad del futuro del PRI.
La vigésima segunda Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional no será como las anteriores. Hay una convicción mayoritaria de que las formas deben cambiar y las reglas habrán de adaptarse a las nuevas circunstancias.
Visión de futuro, rendición de cuentas y ética, declaración de principios, programa de acción y estatutos, son los grandes temas que habrán de ser discutidos a nivel nacional en el seno del PRI.
Érika Ayala no se queda cruzada de brazos en espera de que le “tiren línea”. Ya entregó a la dirigencia nacional de la CNOP su renuncia, en la que señala que es el momento para que los sectores de su partido definan el rumbo y se renueven, con liderazgos frescos, surgidos de las bases y entregados de tiempo completo a consolidar un nuevo proyecto para el PRI.
Ella desde su trinchera seguirá –dijo- aportando todo lo que esté en sus posibilidades.
Pero mientras da un paso a un lado en la dirigencia de la CNOP, da otro al frente, para declarar abiertamente que, desde su óptica, la mejor opción del PRI para ir en busca de la gubernatura de Veracruz, es el senador José Yunes Zorrilla.
- Pero tú has trabajado muy cercana a Héctor Yunes, fuiste su suplente en el Senado, lo acompañaste en el PRI estatal.
- Héctor Yunes es mi amigo, le guardo gran admiración y respeto, pero hoy tenemos que dejar a un lado nuestras filias o fobias y debemos sumarnos al proyecto que consideremos más viable. Hoy estoy convencida de que es con Pepe Yunes con quien podremos recuperar Veracruz y aportar más votos a nuestro candidato a la Presidencia.
Cuestionada sobre si tiene interés de participar en algún proceso electoral el próximo año (se votará por Presidente, senadores, diputados federales, gobernador y diputados locales) aclaró que ella, por esta ocasión, no puede aspirar a un escaño en el Senado, pues es suplente de Héctor Yunes y en su momento rindió protesta en la Cámara Alta.
Le atrae la diputación federal, pero advierte que está más interesada en trabajar en el proyecto de Pepe Yunes, que en recorrer un solo distrito.
“Mi idea es recorrer todo el estado y sumar todos los votos posibles a su favor. Pero si él considera que le ayudo más recorriendo un solo distrito, lo acataré”, afirmó.
A diferencia de Héctor Yunes, quien relanzó su campaña en pos de la candidatura (por segunda vez) al gobierno del estado, Pepe Yunes ha decidido trabajar a nivel de tierra, poniendo énfasis en el apoyo a los sectores productivos de Veracruz y a los ayuntamientos, pues percibe claramente la severa crisis que padece la entidad.
“Los tiempos los marca el partido. Yo ya he dejado muy claro que buscaré la candidatura con mis mejores argumentos, que son el trabajo que he hecho por los ciudadanos, mi trayectoria y mi compromiso con Veracruz”, aclara.
La elección del 2018 en esta entidad será atípica. Nunca antes se han formado cinco urnas y dos tan importantes como la de Presidente y la de Gobernador. El escenario será muy distinto a cualquier otro. Ni siquiera la elección municipal dio pistas de lo que sucederá el próximo año y cuando se generan tantas dudas, lo mejor es apostar a los candidatos, sus propuestas y sus trayectorias.
En los próximos días (no debe pasar del mes de julio) saldrán definiciones claras desde el centro del país respecto a la sucesión en Veracruz. Mientras eso sucede, una buena postura es la que sugiere Érika Ayala: “No esperemos a que desde el centro nos digan cuál es la mejor opción, digámosle nosotros a ellos a quién queremos como candidato”.

* * *

Epílogo.
Los mensajes se repiten. Ya no fue sólo el puerto de Veracruz; ahora en Poza Rica y Amatlán aparecieron cadáveres portando el mismo mensaje: Van por Jaime Téllez Marié, a quien acusan de ser un “pinche Z”. Miguel Ángel Yunes Linares asegura que sería “una ofensa” para su amigo, el titular de la SSP, que él tratara de convencer a los veracruzanos de que no está coludido con el crimen organizado. “Lo acusa un grupo criminal, quién le puede dar crédito a sus palabras”. Pues para ser un chisme se están tomando demasiadas molestias. *** Entre que son peras o manzanas, la inseguridad en territorio veracruzano sigue a la alza. No se resolvió en seis meses como lo había prometido, durante su campaña, Miguel Ángel Yunes Linares. (“Cuando estás en busca del voto dices lo que la gente quiere oir”, decía el amigo del actual gobernador veracruzano, Vicente Fox). *** La Secretaría de Gobernación, a través del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dio a conocer que en la medición de enero a mayo del presente año (responsabilidad absoluta del actual gobierno) Veracruz ocupa el segundo lugar nacional en casos de secuestro, y cuarto sitio en homicidios y extorsiones. *** ¿Será que es una mala “percepción” del gobierno federal?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Sí, es muy probable que se trate de un problema de “percepción”. Quizá el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tenga razón y el tema de la violencia no sea otra cosa que una “alucinación” de los veracruzanos. *** El problema es que esa “percepción” está empezando a permear. La plataforma estadística DataTur advierte que en los primeros cuatro meses del presente año, la afluencia turística en la zona Veracruz-Boca del Río se estancó en un 8 por ciento, en comparación con los últimos dos años. *** Esta visión contrasta con el discurso del propio gobernador, quien en el mes de abril hablaba de números excelentes en materia turística: “Hemos podido constatar que turistas de muchas partes del estado y del país se encuentran en nuestras playas, que los hoteles y restaurantes se encuentran totalmente llenos (…), puedo asegurarles que esta será la mejor temporada vacacional de Semana Santa de muchos años”, dijo Yunes Linares el 13 de abril. *** Hoy lo que se sabe es que el sistema del Gobierno Federal para medir la ocupación hotelera en los 70 principales centros turísticos del país reportó que en el caso de Veracruz-Boca del Río, clasificado en el rubro de destinos “tradicionales”, la cifra pasó del 48.2% de ocupación en 2015 al 40.8% en 2017. *** En la misma categoría que la zona conurbada se ubican ciudades como Acapulco, Puerto Vallarta, La Paz, Cozumel, Manzanillo y Mazatlán. De las 7 ciudades costeras, Veracruz-Boca del Río fue la única que no tuvo crecimiento. Los otros destinos de la categoría sumaron entre 4 y 8 puntos porcentuales más. *** Puede que Yunes Linares tenga razón: La “percepción” de que es peligroso viajar a Veracruz ya le está pegando a una de las industrias que mejor comportamiento habían tenido en la última década, el turismo. *** Algo tendría que hacer nuestro gobernador.


* * *

Imagine una charla como esta:
- ¡Ya Miguel, ya déjame ir! No sólo está en juego mi vida. ¡También la de mi familia!
- Estás mal, Jaime. Tu percepción no es la correcta. ¿No escuchaste lo que dije en el acto de la UV? Veracruz es un estado extraordinario que tiene capacidades, potencial, universidades y jóvenes limpios, Veracruz no es lo que se refleja hacia afuera y también hacia nuestra propia entidad, es mucho más que hechos de violencia, hechos de corrupción, es esperanza, ánimo, voluntad de salir adelante y de cambio.
- Pues sí, Miguel, pero ya viste el mensaje que me dejaron. Y aquellos no se andan con cuentos.
- Tú no te preocupes, te protege la fuerza del Estado. Ya salí a advertirles que no nos prestaremos a ningún pacto. Y les aclaré que tú no tienes nada qué ver con Los Zetas
Algo así deben haber charlado (¿discutido?) el secretario de Seguridad Pública Jaime Téllez Marié y el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.
La noche del miércoles, en la zona centro del puerto de Veracruz (Iturbide entre 20 de Noviembre y La Fragua) desde dos camionetas blancas arrojaron a la calle un par de bolsas con cuerpos mutilados.
Además de los cuerpos, en el sitio fueron halladas dos cartulinas con el mismo mensaje: “Deja de hacer pendejadas Téllez Marié o vas a acavar (sic) igual. No te dejaremos meter a tus amigos los Zetas como en Poza Rica. Sólo hacemos lo que tú no haces, corrupto ineficiente Z”.
No ha sido, de ninguna manera, una buena semana para el mandatario estatal. Justo cuando quería presumir de las bondades de esta entidad, las cosas se pusieron aún más violentas.
Sin embargo, la defensa de su colaborador no fue la más atinada. Aclara que Téllez Marié no tiene vínculos con Los Zetas y su principal argumento es que el señalamiento proviene de un grupo criminal:
“¿Alguien puede confiar en lo que dice una organización delictiva, que es capaz de disparar en contra de tres jóvenes modestos que estaban llevando a cabo su trabajo y de cortar la cabeza y destazar a dos personas e irlas a depositar en la calle?”, les cuestionó el gobernador a los periodistas.
Entonces, en esa línea de razonamiento: ¿Por qué creerle a Arturo Bermúdez Zurita cuando habla de que Javier Duarte aportó mil 300 millones de pesos a la campaña de Héctor Yunes?
Es la versión de un sujeto a quien, lo menos que le achacan, es que se hizo millonario gracias a los malos manejos que hizo de los fondos para seguridad. Pero también lo hacen responsable de muchas de las desapariciones registradas durante su gestión, e incluso sugieren que habría sido el autor intelectual de la muerte de aquel joven cantante llamado Gibrán Mártiz.
¿Habrá que darle crédito a lo que venga a declarar Javier Duarte –una vez que haya sido extraditado- a pesar de que para los ojos del actual gobernador de Veracruz es un delincuente”.
¿Cuándo sí hay que creerles a sujetos procesados? ¿Cuando sus declaraciones coincidan con nuestros argumentos?
Si, como asegura Miguel Ángel Yunes Linares, Jaime Téllez Marié no tiene vínculo ni relación alguna con el grupo criminal conocido como “Los Zetas”, ¿cuál sería la motivación de este otro grupo criminal para “levantar”, ejecutar y cercenar los cuerpos de “tres jóvenes modestos”?
Debe suponer el gobernador que lo que pretenden esos asesinos es que quite a Jaime Téllez Marié de la Secretaría de Seguridad Pública.
¿Para qué, si con él al frente de la policía preventiva ellos hacen lo que quieren en Veracruz?
¿Para qué, si tienen claro de que en caso de salir Téllez Marié lo más probable es que pongan al frente de Seguridad Pública a un militar?
El plan original del gobernador (y el compromiso que hizo con Jaime Téllez) fue relevarlo del cargo una vez pasadas las elecciones. Ya en este mismo espacio se explicó que en la estrategia electoral de Yunes Linares es fundamental el papel que juega el jefe de la policía, en las tareas de contención de los grupos opositores.
Sin embargo, todo parece indicar que hizo tan bien su trabajo el secretario de Seguridad Pública durante las elecciones, que su jefe ya reconsideró su estrategia y ha decidido mantenerlo ahí para que le opere al hijo en el 2018.
Eso, por supuesto, no le gustó nada a Jaime Téllez, quien ya perdió un hermano y no está dispuesto a poner en riesgo al resto de su familia.
Hoy el argumento para no cambiarlo es que “se vería mal” hacerlo cuando un grupo delictivo lo está señalando de estar involucrado con otro grupo.
“Les estaríamos dando la razón”, le habrían explicado.

* * *

Epílogo.
Este jueves un grupo de mujeres empresarias formalizó la conformación de una Asociación Civil denominada “Mujeres Líderes de Veracruz”. Cada una de ellas, por su cuenta, ha sabido salir adelante en momentos tan complicados de la economía estatal. Ahora unen esfuerzos y experiencias para mejorar su entorno. Admiten que el mayor problema al que se enfrentan es la falta de circulante y la ausencia de apoyos institucionales. La Sedecop, dicen, es pura burocracia. *** Para colmo, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares prepara un nuevo golpe a la economía de las familias xalapeñas. Orgulloso presume que ya no habrá más despidos, pero anuncia un nuevo programa de “retiro voluntario” que, según los cálculos hechos por legisladores locales, podría dejar sin empleo a más de 30 mil burócratas. Dijo “retiro voluntario”, pero los empleados de gobierno ya se la saben: Les quitan la compensación, los hacen trabajar más horas o los cambian de adscripción, hasta orillarlos a renunciar. *** Y pensar que fueron los burócratas los que lo hicieron ganar en Xalapa.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Miércoles, 21 Junio 2017 08:38

Punto de Vista * El Fiscal ilegal

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Bien dicen que “la mula no era arisca, la hicieron los palos”. *** ¿Quién nos garantiza que este nuevo mecanismo para la compra y distribución de medicamentos a todos los centros de salud de la entidad será más efectivo que el anterior? ¿Cuánto medicamento con fecha de caducidad vencida fue encontrado en bodegas del gobierno estatal? ¿Se hicieron las denuncias correspondientes? ¿Cuál es el avance en esas investigaciones? *** No es sencillo “comprarle” al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares las “bondades” de lo que llama “Servicio Integral de Suministro, Distribución y Dispensación de Medicamentos y Dispositivos Médicos”. *** Asegura que con ese programa, adjudicado a la empresa “Exfarma”, se garantiza transparencia, ahorro y evitar que los medicamentos caduquen en bodegas. *** Ya en este mismo espacio se había advertido del especial y extraño interés que Yunes Linares estaba poniendo a la dotación de medicamento y equipos en los hospitales de la entidad, lo mismo que la inversión en el mejoramiento de las instalaciones de prevención y reinserción social. Llegó a asegurar que los recursos que recuperara de lo mal habido por parte de la pasada administración estatal, serían aplicados en esos rubros. *** La explicación es sencilla: A su paso por instituciones federales de gran calado como la Subsecretaría de Prevención y Readaptación Social (cuando existía la Secretaría de Seguridad Pública) y el ISSSTE, Miguel Ángel Yunes Linares habría concretado “amarres” con proveedores y contratistas de esas áreas, quienes patrocinaron sus dos incursiones en busca de la gubernatura de Veracruz. *** Una vez conseguido el objetivo, todavía logró que le subsidiaran su exhaustivo trabajo de investigación para dar con la compleja red de lavado de dinero diseñada por Javier Duarte y sus secuaces. *** Todos esos gastos, a cargo de sus amigos proveedores y contratistas deben ser resarcidos y para eso, seguros, seguros, sólo hay dos años, por lo que le urgía al gobernador cumplir con la parte que le corresponde. *** Ya en su momento el secretario de Salud, Irán Suárez Villa, fue exhibido por haber sustituido empresas contratistas de forma directa, sin licitación alguna, con el evidente afán de favorecer a proveedores del estado de Puebla, donde el servidor público estuvo laborando los años recientes. *** ¿Transparencia? ¿Cómbate a la corrupción? ¡A otro perro con ese hueso!


* * *

La diputada local de Morena, Tanya Carola Viveros Cházaro, fue la encargada de mantener en la memoria de los presentes las incontables irregularidades en las que ha incurrido el fiscal Jorge Winckler Ortiz. Recordó desde la tribuna que este servidor público mantiene su vínculo como “defensor voluntario” de Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador y alcalde de Boca del Río, quien está sujeto a una investigación federal (en la que está incluido su padre) por presunto enriquecimiento ilícito.
La legisladora se remitió a lo publicado en estrados por el Consejo de la Judicatura Federal, en el que quedó claro que desde su nombramiento como fiscal hasta el 8 de junio, fecha en la que la Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación, el mismo defensor de los inculpados era a su vez el representante del gobierno estatal.
El conflicto de intereses es irrefutable.
La Constitución de Veracruz establece en el tercer párrafo, fracción primera del Artículo 67, que “la función de procurar justicia encomendada a la Fiscalía General, se regirá por los principios de autonomía, eficiencia, imparcialidad, legalidad, objetividad, profesionalismo, responsabilidad y respeto a los derechos humanos”.
¿Autonomía?
Para nadie es un secreto que Jorge Winckler trabaja de forma prioritaria para Miguel Ángel Yunes Linares; que así lo ha hecho desde antes de que éste fuera gobernador y que lo sigue haciendo incluso después de que ambos asumieron sus cargos públicos. La principal obligación de Jorge Winckler hoy es fungir como el instrumento de la venganza de su jefe.
¿Eficiencia?
Les pueden preguntar a las desoladas madres y esposas de desaparecidos. Su peregrinar se ve frenado por la prepotencia, pero también por la ineficacia de los servidores públicos de la Fiscalía General del Estado.
¿Imparcialidad?
Más temprano que tarde la instancia federal de la justicia exhibirá el abuso en el que han incurrido las autoridades estatales contra todos aquellos que manejaron recursos durante la administración de Javier Duarte. La consigna del Fiscal es una: Mantenerlos en la cárcel mientras Miguel Ángel Yunes siga siendo gobernador. No importa a qué precio.
¿Legalidad?
Ahí están los casos en los que ha incurrido en conflicto de intereses, o las ocasiones en las que ha “filtrado” información reservada por formar parte de investigaciones ministeriales. O las amenazas a ciudadanos veracruzanos para despojarlos de sus bienes, como el caso de la “residencia de Javier Duarte en Tlactalpan”.
¿Objetividad?
No puede presumir de “objetivo” quien tiene como única y prioritaria función atender las órdenes de su jefe político, el gobernador de Veracruz.
¿Profesionalismo?
Un verdadero profesional del derecho no descalifica a los legisladores por el hecho de que no se hayan rendido a sus demandas. A Jorge Winckler le ganan las vísceras y eso le impide comportarse como el buen abogado que –dicen- llegó a ser.
¿Responsabilidad?
Con toda seguridad habrán de encontrarlo responsable de un buen número de violaciones a las leyes del estado. Hoy lo ven, lo escuchan y callan. En cuanto deje el cargo ya será otra cosa.
¿Respeto a los derechos humanos?
El maltrato a las víctimas de desapariciones, la negligencia con la que se ha comportado frente sucesos dolorosos para la sociedad, habla de un servidor público que guarda muy poco apego a los principios de respeto a los derechos humanos.
Esa es nuestra Fiscalía hoy. Quienes esperen justicia, que busquen por otro lado.

* * *

Epílogo.
Vicente Benítez lo dejó bien claro: Emulando al excanciller Jorge Castañeda, a quien, por “fresa” le endilgaron aquel slogan de una tienda departamental (“Soy totalmente Palacio”) el diputado local por Los Tuxtlas atajó los cuestionamientos de la prensa: “Yo soy cien por ciento turquesa”, les dijo y fue más allá: Nunca ha considerado sumarse al PAN, pero mucho menos ahora, que el partido al que representa en el Congreso local tuvo una votación histórica en Veracruz, al conseguir el triunfo en 18 municipios y sumar más de 200 mil sufragios. ¿Y sobre la foto? Nada. Un momento incidental en el marco de una reunión de trabajo. Hasta ahí. *** El desafuero de Eva Cadena va. Ya lo confirmó el Presidente de la Comisión Instructora, Fernando Kuri. La diputada, ahora independiente, insiste en su inocencia. Ya tendrá oportunidad de demostrarlo ante las instancias judiciales.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
El affaire de los cadetes de la Academia de Policía de Veracruz da para mucho más. Ya en la anterior colaboración di cuenta de los burdos negocios en los que incurrió el director de esa institución, el doctor en finanzas públicas Julio César Sosa Mirós. *** Hay versiones, sin embargo, que sugieren que el ahora exdirector de dicha academia cayó en “un cuatro”. Sus propios colaboradores lo grabaron cuando reclamaba pagos ilegales al personal y los justificaba asegurando que se trataba de “una orden” de Jaime Téllez Marié. *** Pasearon frente a sus ojos la charola con los suculentos beneficios que podría obtener y se fue de bruces. *** Mencionan que atrás de esta estrategia estarían involucrados personajes que tuvieron un peso muy importante en esa misma institución durante los tiempos en los que el titular de Seguridad Pública era Arturo Bermúdez. *** Un exdirector de esa academia de policía estaría trabajando ya en la creación de una institución similar, sólo que ésta de carácter privado, e incluso sus instalaciones se ubicarían en la misma zona de El Lencero. *** Quienes dan cuenta de esta nueva inversión para el estado de Veracruz sugieren que uno de los socios en ese proyecto sería el propio Bermúdez Zurita que, por lo que se ve, no se está quieto ni en la cárcel. *** En Xalapa de todos es sabido que el exsecretario de Seguridad Pública creó una empresa privada de seguridad, que le brindaba servicios al propio gobierno estatal y que hasta hace poco se llamaba “GPA”. Hoy lo que se sabe es que esa misma empresa está por renacer, pero ahora su apelativo será “Delta”. *** ¿Y Téllez Marié? Bien, gracias. En espera de que su amigo el gobernador le cumpla y lo saque de esa trampa.

* * *

En la batalla contra Andrés Manuel López Obrador, cuya primera etapa habría concluido con las elecciones municipales del 4 de junio, el gobernador de Veracruz percibe que no se ha cerrado totalmente el círculo.
Y los que conocen a Miguel Ángel Yunes Linares aseguran que a éste no le gusta dejar cabos sueltos.
El tema que considera Yunes Linares que no se concluyó es el proceso penal en contra de quien operó para que Morena se convirtiera, en Veracruz, en el poderoso rival electoral que es ahora. El gobernador de Veracruz, el líder de la guerra contra la corrupción en el estado, no admite que Gabriel Deantes siga en libertad. Se la tiene jurada y sigue trabajando para cumplírsela.
A finales de la administración duartista, tanto Gabriel Deantes como Arturo Bermúdez llegaron a un acuerdo con el entonces Fiscal General del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras. Le pidieron que los procesara, que le diera celeridad a las carpetas de investigación en su contra, pero que los tratara con benevolencia. El objetivo era que para cuando asumiera el cargo Miguel Ángel Yunes Linares, ellos ya estuvieran enfrentando su proceso, en las mejores condiciones posibles.
Y el Fiscal se los concedió. Ambos tuvieron que responder ante las autoridades, a partir de consignaciones presentadas por la Fiscalía del Estado. Y ambos recibieron el beneficio de seguir sus procesos en libertad
A su llegada a la gubernatura, Yunes Linares ya estaba enterado de esta jugada por parte de dos de los colaboradores más cercanos de Javier Duarte y le ordenó al nuevo fiscal, Jorge Winckler, que buscara nuevos elementos, nuevos cargos en su contra, de manera que no pudieran librar la cárcel.
En el caso de Arturo Bermúdez fue más sencillo. Su arrogancia le impidió comprender que los negocios que realizaba a través de sus familiares se encuadraban en delitos como el de abuso de autoridad y tráfico de influencias. Para la nueva Fiscalía fue sencillo abrirle una nueva carpeta de investigación y proceder en su contra, hasta meterlo a la cárcel.
Con Gabriel Deantes fue distinto. En realidad no hay autoridad que haya encontrado un solo centavo que haya sido desviado de alguna oficina de gobierno en los lapsos en los que él estuvo al frente. Sus cuentas públicas lucen impecables. Ni la Auditoría Superior de la Federación encontró elementos para actuar en su contra.
¿Cuál fue, entonces su delito?
Se trata de enriquecimiento ilícito. Y es que las posesiones de Gabriel Deantes no corresponden con los ingresos (salarios) que habría acumulado en los últimos dos sexenios.
¿Cómo es que Deantes se hizo de esa fortuna?
Sencillo: A él le tocaba operar los temas electorales. A él llegaron cientos (quizá miles) de millones de pesos en efectivo, de los que no estaba obligado a comprobar su destino. Quienes lo conocieron en los momentos de auge de su operación política, narran que en su oficina acumulaba montañas de billetes a su alrededor. De ahí salían los fondos para comprar voluntades, candidatos, funcionarios electorales y todo lo que fuera necesario.
Ante tal discrecionalidad de recursos, lo más lógico es que “algo” se le quedara. Hoy no tiene cómo comprobar una vía legítima para su notoria bonanza económica.
Gabriel Deantes sabe que están tras él. Procura pasar desapercibido, pero cada intento de sus abogados por conseguirle un amparo de la justicia federal lo deja en evidencia.
En su más reciente trámite, Deantes pidió en el Primer Tribunal Colegiado de Circuito con sede en Boca del Río, la revisión de la resolución a un amparo que tramitó y le fue negado, ante una posible captura de la Fiscalía General del Estado.
Se trata de un recurso promovido a través del expediente 247/2017 para la revisión del recurso en contra de la sentencia de 10 de mayo de 2017, dictada en el juicio de amparo 1352/2016 por el titular del Juzgado Primero de Distrito del Centro Auxiliar de la Segunda Región, con sede en San Andrés Cholula, Puebla.
Entre las cómodas medidas cautelares que en su momento le aplicó el Poder Judicial del Estado, está que se presente a Pacho Viejo cada dos semanas a firmar el libro de registros. El resto del tiempo lo pasa en la capital del país.
La próxima vez que tenga que hacer acto de presencia, podría ser la última.

* * *

Epílogo.
Por si quería saber dónde andan nuestras gloriosas fuerzas del orden, es oportuno aclararle que no andan en malos pasos. Sólo fueron a cumplir con una instrucción de su jefe, el gobernador de Veracruz, quien prometió desde que asumió el cargo que no permitiría movilizaciones que violentaran el derecho de terceros al libre tránsito. Los policías con escudo y macana viajaron a Zongolica, para desalojar a quienes mantenían bloqueada la carretera. Se trata de miembros de la Coordinadora de la Defensa Campesina Indígena Náhuatl, que salieron a protestar porque uno de sus compañeros, Germán Otehua Vázquez, fue agredido con una motosierra por tres personas y se encuentra grave en el Hospital Regional de Río Blanco. El operativo de desalojo de los indígenas dejó como saldo al menos diez manifestantes lesionados. *** Pero no se preocupe. Ya el gobernador anunció un nuevo operativo de las fuerzas federales por territorio estatal. En una de esas le atinan y abaten los índices de inseguridad que padece Veracruz. Ojalá.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
En la protesta de cadetes de la academia de policía de El Lencero, estamos ante un caso más de corrupción atribuible a la actual administración estatal, ésta que se arrogó la facultad de discernir entre las almas puras del yunismo y “los otros”. *** El pasado viernes, personal de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública fue en busca del director de Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (Ceis), el Doctor en Finanzas Públicas, por la Sorbona de Paris, Julio César Sosa Mirós, quien además es investigador de la UV y presidió la organización “Parlamento Ciudadano” en Xalapa. *** Los emisarios tenían la orden de aprehenderlo, pues hasta ellos llegó una videograbación en la que dicho servidor público exigía a sus colaboradores la mitad de su sueldo. Les argumentaba que lo hacía “por instrucciones” del titular de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, pues se requerían dichos fondos para “enfrentar los gastos de gobierno”. *** Pero resulta que la “rasurada” de los sueldos del personal que él mismo contrató no fue el único negocio que inició Sosa Mirós en la academia de policía. Además, dio de alta una empresa comercializadora (al estilo de las empresas “fantasma” del duartismo) y a través de ella le vendía todos los insumos a la institución que él mismo dirigía. *** Ese mismo viernes su secretario particular, Marco Antonio Ortiz Jiménez fue presentado ante la Fiscalía, mientras que Sosa Mirós fue trasladado a un hospital en calidad de detenido, toda vez que presentó un severo cuadro de alta presión arterial. *** A Julio César Sosa Mirós se le abrieron tres investigaciones: Por la retención de salarios al personal a su cargo, por auto comprarse los suministros de la escuela, y por el abuso con el que trataba a los cadetes. *** En este asunto Téllez Marié no puede recurrir a su salida más socorrida, la de echarles la culpa a “los de antes”. Este cochinero lo salpica incluso a él y tendrá que responder. A menos que, como se han venido dando las cosas en este gobierno, su abogado defensor sea el brillante jurista Jorge Winckler.

* * *

La revista Expansión publicó en abril del presente año un “decálogo” de lo que deben tomar en cuenta los seguidores de noticias en Facebook, para corroborar si lo que están leyendo puede ser tomado en serio.
La regla número 5 sugiere: “Presta atención a las fotos: Las noticias falsas suelen contener imágenes o videos manipulados. En ocasiones, es posible que la foto sea auténtica, pero que la hayan sacado de contexto”.
La recomendación número 6 plantea: “Comprueba las fechas: El orden cronológico de las noticias falsas puede resultar ilógico, o incluso pueden estar alteradas las fechas de los eventos”.
Las sugerencias suenan a obviedades, pero basta con leer las reacciones que provocan comentarios o noticias notoriamente falsos, para confirmar que los usuarios de redes sociales no suelen cuestionar lo que en ellas se escribe.
Los que nos dedicamos a buscar información para hacer análisis, estamos obligados a verificar cada dato, buscar las más diversas fuentes que ratifiquen o desmientan cada información que llame nuestra atención.
La mañana del sábado en Veracruz nos encontramos con un par de fotografías publicadas en Facebook, en el alojamiento de Guille Alvarado González, identificada como la esposa del secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán. En las fotografías la titular de ese sitio aparece con un moretón que le oscurece el contorno de uno de sus ojos y un fuerte derrame en el mismo globo ocular.
La fotografía no va acompañada de explicaciones. Sólo tiene un título: “Golpes y maltratos”.
Eso fue suficiente para que se lanzara una fuerte ofensiva en contra del marido, funcionario estatal quien -supuso la gente- habría sido el autor de esa agresión.
Pasó gran parte del sábado y nadie salía a dar una versión oficial de los hechos. Ya entrada la noche, mediante una grabación “en vivo”, la propia esposa de Franco Castán salió a aclarar que su cuenta de Facebook había sido hackeada. En el video del desmentido no se percibe huella de alguna lesión como la que se mostraba en las fotografías.
Varios son los aspectos que quedaron en claro al final:
1.- La que aparece en las fotografías con el golpe en el ojo sí es la esposa de Rogelio Franco.
2.- Asumiendo que el mensaje fue transmitido en vivo, es evidente que las lesiones no fueron infringidas en fecha reciente.
3.- Nunca, nadie, ha dicho que las lesiones fueron producto de un ataque, aunque también hay que señalar que las marcas son muy parecidas a las que surgen cuando alguien recibe un puñetazo.
4.- La propietaria de esa cuenta afirma que ésta fue hackeada, historia que ya había utilizado el año pasado. La única forma de confirmar ese dato es a través de Facebook, pero sus administradores sólo entregarían esa información a una autoridad judicial.
Así pues, el servidor público deberá salir y destapar parte de su vida privada. Difícilmente admitirá que ha sido partícipe de violencia intrafamiliar. Sabe que le costaría el cargo.
También puede optar por mantener la boca cerrada, atribuir todo al golpeteo mediático que debe soportar en virtud de su encargo… y esperar que la desmemoria haga el resto.

* * *

Epílogo.
Para el Tribunal Electoral de Veracruz ya inició la parte más fuerte de su trabajo. Deberá resolver 176 recursos de inconformidad por irregularidades detectadas durante el reciente proceso electoral en 96 municipios. A decir verdad, los magistrados esperaban un mayor número de impugnaciones, lo cual no quiere decir que la atención de todos estos casos no les vayan a generar prolongadas jornadas de análisis. Destacan, por su complejidad y por lo cerrado de la contienda, los casos de Chacaltianguis (ganó la alianza PAN-PRD con 2 mil 937 votos, pero la alianza PRI-Verde consiguió 2 mil 935 sufragios, apenas dos menos); San Andrés Tenejapan (ganado por Encuentro Social con 369 votos, mientras que Morena tiene 7 menos, 362 sufragios), y Sayula de Alemán (ganado por la alianza PAN-PRD con 6 mil 32 votos, pero en segundo lugar la alianza PRI-Verde, con 6 mil 24). Hay otros casos, como Uxpanapa, Papantla, Coxquihui y Zaragoza, donde se dieron violaciones graves y que podrían terminar en fuertes sanciones. El Tribunal Electoral ha tenido un desempeño de alta calidad y se espera que mantenga ese estándar en estos nuevos casos. *** Inoportuna y desafortunada, es lo menos que se puede decir de la fotografía difundida por el grupo legislativo del PAN en Veracruz, en compañía del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares… pero también del diputado local de Nueva Alianza, Vicente Benítez González. Como en el caso del ojo morado de la esposa de Rogelio Franco, en esta ocasión la sola fotografía fue suficiente para que en redes sociales se diera como hecho la incorporación del diputado por Los Tuxtlas a la bancada albiazul. Nada de eso: Vicente Benítez acudió a una reunión con el gobernador, que dialogó con diputados de todas las fuerzas políticas representadas en el Poder Legislativo. Su error fue aceptar tomarse una fotografía con el mandatario estatal, en la que, aparte de él, todos los demás diputados eran del PAN. Lo que le faltó fue “cuidar las formas”. *** Las consecuencias de tener cuerpos policiacos mal preparados y mal pagados están a la vista. Este domingo los cuerpos sin vida de una pareja fueron encontrados en un camino de terracería que comunica al ingenio Central Progreso con las congregaciones El Acacio, Pocitos y Mata del Gallo, en Paso del Macho. Los dos cuerpos estaban desnudos, el de la mujer presentaba un impacto de bala en el pecho. *** Mientras tanto, en Fortín de las Flores, un hombre fue ejecutado a tiros cuando caminaba por calles de El Pueblito. Dos sujetos a bordo de una motocicleta le dieron alcance y le dispararon a quemarropa. *** Si Téllez Marié piensa que con despedir el director de la academia se habrán de resolver los problemas de seguridad, anda muy perdido.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
“Todo es transparente, todo lo que quieran saber sobre los manejos administrativos está en nuestro portal”, repiten hasta la saciedad los diputados panistas (salvo Cinthya Lobato) y los funcionarios del Poder Legislativo. *** No es así. El Congreso, como todo el aparato de gobierno en el estado de Veracruz, sigue en pañales en materia de transparencia. *** Es evidente que los coordinadores de cada grupo parlamentario tienen manga ancha para manejar a su arbitrio los recursos adicionales que se les asigna para “tareas legislativas” y cuentan con el aval del titular del parea administrativa, el panista Carlos Fuentes Urrutia. *** En el oficio firmado por “Chico” Fuentes el 29 de mayo del presente año y dirigido a todos los diputados, se les notifica que “a partir de esa fecha” (o sea el 29 de mayo) “no serán autorizados pagos de viáticos y reposición de gastos por comisión al personal que labore directamente con los diputados”. El documento explica que “ya no se pagarán” esos gastos, porque “cada legislador recibe un apoyo mensual para la gestoría y desarrollo de sus actividades legislativas”. *** Aunque más adelante el propio titular de Administración salió a argumentar que el oficio estaba mal redactado, lo cierto es que está firmado por él y queda implícito que al menos desde que inició la actual Legislatura y hasta el mes de mayo (siete meses) el Congreso estuvo haciendo esos pagos de viáticos y de gastos por comisión, y al mismo tiempo les estuvieron entregando a los legisladores el apoyo que el mismo oficio menciona. *** ¿De quién fue el error?

* * *

Tienen razón el fiscal Jorge Winckler y el vocero del gobernador, su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez: La denuncia en contra de su padre por enriquecimiento ilícito es, digamos, “vieja”.
Lo curioso del tema, en estos momentos, es que la PGR haya decidido atraerla por considerar que se incurría en un conflicto de intereses, al tener que pasar dicho asunto por el escritorio del fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, quien en dicho proceso se ostentaba como abogado de la familia Yunes.
Es cierto: No puede ser “fiscal y parte”.
Pero… ¿Cómo puede seguir siendo fiscal si, como lo demuestra la actuación de la PGR, Jorge Winckler fue, es, ha sido y seguirá siendo “el abogado de la familia Yunes”?
¿Dónde está la autonomía que, se supone, debe tener ese organismo?
¿Qué diferencia hay entre la cercanía de Luis Ángel Bravo con Javier Duarte, a la que hay entre Jorge Winckler y Miguel Ángel Yunes?
¿Alguien en su sano juicio cree que si presenta una denuncia en la “autónoma” Fiscalía General del estado, contra el gobernador de Veracruz, ésta habrá de seguir los cauces correctos?
¿Dónde dejó el Presidente de la Junta de Coordinación Política Sergio Hernández -sí, ese que se gasta el dinero del Congreso en “mujeres, borracheras y drogas” (dixit Cinthya Lobato)- la petición hecha en tribuna para iniciar Juicio Político contra el fiscal, quien trató a los legisladores como "una bola de corruptos”?
¿Qué validez tienen los procesos abiertos por el actual fiscal en contra de los exfuncionarios de Javier Duarte, si se demuestra que en la actuación de Jorge Winckler existe un “conflicto de intereses”?
Al referirse a este tema, el alcalde de Boca del Río le restó importancia y dijo que se trata de un caso añejo (producto de “la ocurrencia de un idiota”, dijo, refiriéndose al expanista José Ramón Gutiérrez de Velasco), que apenas sale a la luz pues la PGR es “muy lenta” en sus actuaciones.
No era esa, sin embargo, la impresión que tenía la familia Yunes-Márquez respecto a la instancia federal encargada de procurar justicia, pues antes de que el jefe del clan asumiera la gubernatura, todos los asuntos en contra de Fidel Herrera o Javier Duarte los litigaban en la PGR.
Hoy, con el control absoluto que ejercen sobre la Fiscalía General del Estado, ya la Procuraduría General de la República les parece ineficiente.
Está claro que las actuaciones judiciales obedecen a tiempos y plazos ajenos a la política, pero la coincidencia de la notificación de esta actuación de la PGR en contra de Yunes Linares, con le ofensiva jurídica que inició el gobernador de Veracruz en contra de su primo hermano Héctor Yunes Landa, resulta por lo menos sospechosa.
Oxígeno puro debe haber sentido el senador priista, titular de la Comisión Anticorrupción en la Cámara Alta, al enterarse del tema que involucra a su primo, el gobernador de Veracruz. Con eso no evade el tema del financiamiento de Duarte a su campaña, pero al menos “empata” los términos de la confrontación.
La impresión que se está dejando con todo este circo es que los Yunes (al menos los de origen sirio, los de Soledad de Doblado) no le hacen ascos al dinero fácil, al recurso de origen incierto.
En tiempos en los que el combate a la corrupción es la bandera de los políticos con ese apellido, suena mal que se genere la percepción de que existe un vínculo indivisible entre ese apelativo y el dinero mal habido.

* * *

Epílogo.
Es imposible que Miguel Ángel Yunes Linares le siga atribuyendo a la “percepción” de los veracruzanos el problema de la inseguridad. No lo puede decir cuando la Dirección de Servicios Periciales admite que el Servicio Médico Forense, en toda la entidad, se encuentra saturado, ante la imparable aparición de cadáveres. Los cuerpos no caben ya en las cámaras de refrigeración y deben ser amontonados en algún rincón mientras los médicos legistas se multiplican, trabajan a destajo para responder a la sobrecarga. *** En Cosoleacaque, el comerciante José Luis Gregorio Amaya, de 57 años de edad, fue asesinado a balazos la madrugada del jueves. Los sicarios llegaron a su negocio y sin cruzar palabra alguna le dispararon. Una vez caído le colocaron un mensaje en el pecho y se dieron a la fuga. *** Este mismo jueves, los habitantes de Córdoba, esa próspera ciudad, vivieron momentos de angustia luego de que gran parte del centro fuera cerrado por las autoridades policiacas, que realizaron un operativo para capturar a una banda de asaltantes. Cerca de las 5 de la tarde tres sujetos armados asaltaron a una tienda dedicada a la venta de telas, y de ahí se pasaron a una casa de empeños para despojar a los empleados de dinero en efectivo, para después huir en una camioneta Ford Expedition color blanco. Sin embargo, al llegar a la avenida 2 esquina con calle 5, los asaltantes chocaron contra un automóvil particular. Abandonaron su vehículo y siguieron a pie. Policías estatales y militares lograron capturas minutos más tarde a un sujeto al que le aseguraron una pistola. *** Cuando la policía se muestra ineficaz, la delincuencia se comporta con mayor osadía.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jueves, 15 Junio 2017 14:07

Punto de Vista * El misil contra Héctor

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Que vaya Sergio Hernández, el joven y –evidentemente- inexperto coordinador de los diputados panistas, a decirle a su jefe político, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, que los señalamientos de corrupción “no abonan en nada” y verá lo que le responden: “¡Gracias a esos señalamientos soy gobernador!”. *** Acallado por la estridencia de lo anecdótico (el reclamo a gritos entre legisladores emanados del mismo partido) nadie se ha detenido a analizar lo que, en el fondo, la diputada Cinthya Lobato reclama: Que el ejercicio financiero del Congreso local se transparente. Eso hasta hoy no sucede. *** Si no hubiera sido por la filtración de los videos en los que se observa a una diputada surgida de Morena recibiendo dinero, ésta no habría que tenido que salir a dar la cara a los medios de comunicación, y tampoco hubiéramos sabido que la bancada de Morena en el Congreso local recibe más de 1.2 millones de pesos mensuales para “tareas legislativas”. *** Si la diputada Lobato no es grabada cuando le reclama al coordinador de los diputados panista, Sergio Hernández, por el manejo de los recursos para esa fracción, no nos hubiéramos enterado que el grupo panista recibe más de 1.6 millones de pesos cada mes. *** Falta por confirmar si, en verdad, como lo dijo Cinthya Lobato, parte de ese recurso de los panistas termina en los bolsillos del dirigente nacional del PAN (y quien fuera jefe de Sergio Hernández) José de Jesús Mancha. *** Falta que se aclare si alguna parte de esos recursos se utiliza para “mujeres, borracheras y drogas”. *** El promedio nacional del Índice de Trasparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de las entidades federativas, elaborado por la consultora “ARegional”, menciona que en 2017, por segundo año consecutivo, la transparencia en la información fiscal de los estados del país presentó un deterioro. Según este documento, las entidades que mostraron las calificaciones más bajas en materia de transparencia fueron Veracruz, Zacatecas y Guerrero. *** Falta, pues, transparencia. ¿Cómo exigirla a los ayuntamientos, a los “entes fiscalizables”, si no se practica con el ejemplo?

* * *

Este miércoles se dio a conocer que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y la Fiscalía General de Quintana Roo indagan a Mauricio Góngora, quien fuera candidato del PRI al Gobierno de Quintana Roo, pues presuntamente habría recibido 200 millones de pesos, del gobierno estatal, que encabezó Roberto Borge, para su campaña electoral.
Mientras eso sucede en el sureste mexicano, acá, en Veracruz, un audio “ilustrado” circuló en días recientes. En él se escucha una voz que –se asegura en el mismo archivo- corresponde al exsecretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita y que asegura que Javier Duarte aportó a la campaña de Héctor Yunes Landa mil 300 millones de pesos. Que al menos 500 millones de pesos fueron para Manlio Fabio Beltrones y que fue el propio gobernador el que se encargó de operar la movilización.
En el audio esa misma voz menciona a dos supuestos “operadores” del candidato priista: a alguien a quien sólo menciona como “Fernando” y a otro del que se refiere como “Mora Domínguez”. El video que ilustra el audio muestra el rostro de Juan Manuel Velázquez Yunes, exdiputado local priista, al momento de señalar a “Fernando”, pero se le ubica con el nombre de Fernando Vázquez Rigada, un asesor en materia de estrategia electoral que trabajó en la campaña de Héctor Yunes.
Las reacciones no se hicieron esperar. En principio los priistas cuestionaron la autenticidad del audio, dudaron de que en realidad se tratara de la voz de Bermúdez Zurita, pero además, concediendo que así fuera, lo descalificaron por ser “una persona que se encuentra en la cárcel, por lo que carece de calidad moral”.
No sólo eso. Fernando Vázquez Rigada envió a cada medio de comunicación que reprodujo dicho video, una carta aclaratoria, para cuestionar la calidad ética del medio y rechazar tajante que haya tenido algo que ver en el manejo de dinero público para la campaña de Héctor Yunes.
Este miércoles el periódico Notiver publicó una carta escrita a mano, y supuestamente firmada por el propio Arturo Bermúdez, en la que confirmaría que la voz que se escucha en ese audio es la suya, y que el “Fernando” al que se refiere es, efectivamente, Vázquez Rigada.
A partir de ahí lo que se puso en duda es si dicha carta en realidad la escribió y firmó Bermúdez, pues cotejada la caligrafía con otros documentos firmados por el extitular de la SSP, se perciben marcadas diferencias.
Todo esto, a final de cuentas, es lo anecdótico. Lo de fondo es la motivación de dicho video.
El propio Héctor Yunes asegura que es la respuesta de su primo hermano, Miguel Ángel Yunes, a los señalamientos que le ha hecho por la ineficacia de su gobierno. Otros Advierten que son “viejos agravios”.
Hay, sin embargo, quienes sugieren una estrategia de mayor envergadura. No pasan por alto que en el video fue involucrado también Manlio Fabio Beltrones, exdirigente nacional del PRI y aspirante a la Presidencia, quien encabeza un movimiento que plantea reformas a las leyes electorales del país para abrir la posibilidad de crear gobiernos de coalición.
“El video es la carnada –explicaba un agudo analista- y Héctor Yunes el pez chico que va tras ella. Poco a poco irán atrayéndolo hasta que caiga el pez gordo tras el que en realidad van”.
Ya la Fiscalía General de Veracruz, esa que tan eficiente ha sido en el combate a la impunidad en la entidad, salió a informar que se abrió una carpeta de investigación sobre el caso.
A diferencia de lo que sucede en Quintana Roo, donde el candidato priista llegó a firmar recibos por el recurso que le entregaron, en Veracruz hay poco material para proceder jurídicamente. Acaso señalamientos verbales de supuestos testigos que ya están siendo procesados por otros delitos y que culparían a cualquiera si con eso consiguieran una rebaja en sus condenas.
Una consecuencia adicional de este misil sería, como es obvio, que alguien pida en el Senado que mientras se aclara este lío, Héctor Yunes renuncie a la Comisión Anticorrupción y, en consecuencia, quede descartado para contender una vez más por la gubernatura de Veracruz.
Por lo que se ve, no fue una caja china más, no fue una bomba de humo.

* * *

Epílogo.
Estuvo en Veracruz, una vez más, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio. Cada vez resulta más evidente que este personaje de la política nacional funge como enlace entre el Presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares. No hay que perder de vista que ambos (Osorio y Yunes) trabajaron codo a codo al servicio de Elba Esther Gordillo, a la que ambos traicionaron. *** Bien lo dijo el periodista Carlos Loret: “Por el puesto que tiene y por encargo del presidente Peña Nieto, Osorio Chong es el encargado de que marche bien la seguridad en el país. En lo que va de su gestión, ha tenido buenas rachas. Pero han sido más las malas. La peor es la que atraviesa ahorita (…) Pero el secretario Osorio Chong está entregando inmejorables cuentas. No es que manipule la estadística, no es que juegue con los números, no es que maquille las cifras. Es que las prioridades son otras: Miguel Osorio fue encargado —también personalmente por el primer mandatario— de la operación política a favor del PRI en las elecciones de este año. En contra de todos los pronósticos —y echando mano de todos los recursos a su alcance, que no son pocos y no son sólo económicos—, Osorio Chong anotó para el PRI dos gubernaturas (...) En eso ha estado concentrado. Quizá por eso la inseguridad está más descompuesta que nunca”. Veracruz es un buen ejemplo de ello.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Martes, 13 Junio 2017 22:41

Punto de Vista * Yunes versus Yunes



Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Pocas veces, como este martes, el salón de Plenos del Congreso local lució lleno, no de grupos acarreados (aunque sí hicieron acto de presencia algunos ambientalistas) sino de ciudadanos y de periodistas que quisieron ver de cerca el circo en el que se ha convertido el Poder Legislativo. *** Desde los videos de la diputada Eva Cadena, hasta el audio que exhibió el conflicto interno en la bancada del PAN, cada semana, cada sesión, hay algún suceso que rompe el tedio, acaba con la rutina y causa conmoción entre los presentes. *** Mientras todo eso sucede, muchos se preguntan: ¿Qué hace la Fiscalía General del estado actuando “de oficio” en los chismes de lavadero que se generan en el Congreso local? *** Es de suponer que los fiscales tienen claro que todos los diputados cuentan con fuero y no pueden ser obligados a comparecer. Las “invitaciones” que les han enviado tienen el mismo peso que las llamadas a misa. *** Podrían ocupar mejor su tiempo si les prestan la atención debida a los grupos de familiares que siguen solos, sin apoyo oficial, la búsqueda de desaparecidos. *** Ya sabemos que le provocan alergia al Fiscal General Jorge Winckler. No es necesario que los reciba, sólo debe girar instrucciones para que el personal a su cargo haga el trabajo que corresponde.

* * *

Son los papeles que siempre han jugado. Son los que mejor les acomodan: Pepe, el político bueno, y Héctor, el político malo. Este último levanta la voz y señala sin el menor rubor a su pariente, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, de ser el autor intelectual de los ataques anónimos en su contra. Pepe no grita, pero no por eso su reclamo es más suave. Llama a parar las descalificaciones y a competir trabajando por Veracruz.
Así como en su tiempo Fidel Herrera encabezó la guerra contra quienes pudieran obstaculizar el camino de su delfín (Javier Duarte) a la gubernatura, así hoy Yunes Linares hace lo necesario para debilitar a los potenciales rivales de su cachorro el próximo año.
A Pepe Yunes buscó hacerle un hoyo en la línea de flotación. Compró (a un precio mucho más alto de lo que en realidad valían) a políticos cercanos al senador y apoyó las campañas en contra del candidato priista a la alcaldía de Perote. La lógica era muy parecida a la del puerto de Veracruz. Si Pepe Yunes (o “su candidato”) perdía su municipio, su posición en la carrera por la candidatura se habría de debilitar.
En los tiempos de Fidel Herrera se decía que la mejor forma de derrotar al enemigo, era impedir que compitiera. Así, en su momento, desde las arcas estatales se patrocinó la precampaña de Gerardo Buganza, quien pretendía competir por segunda vez por la gubernatura, desde el PAN.
“Si no le quita la candidatura, al menos lo debilita. La estrategia es que Buganza lleve hasta las últimas instancias su lucha por la candidatura y, en caso de fracasar, que renuncie al PAN y se lleve un buen número de liderazgos”, me confesó en aquellos tiempos un personaje muy cercano al nativo de Nopaltepec.
Buganza, hoy diputado independiente con licencia, hizo su trabajo como se lo ordenaron y obtuvo su recompensa: Secretario de gobierno y mucho más rico, gracias a pingües negocios amparado en la protección de su cargo.
La estrategia de Miguel Ángel Yunes, ahora, es muy parecida (lo dicho: cada vez se hace más evidente la similitud entre Fidel y Miguel Ángel). El golpeteo es parejo para los dos senadores priistas, hoy por hoy los únicos con posibilidades de competir por la candidatura.
En la lógica del gobernador de Veracruz, alguno de ellos habrá de llegar, pero él se encargará de que lo hagan muy debilitados. Partido desmembrado y candidato débil, serán fácil presa de su cachorro.
Contra lo que no podrán pelear ni Miguel Ángel Yunes padre, ni Miguel Ángel Yunes hijo, es contra Pepe y Héctor unidos, lanzados al frente para evidenciar, desde la ventajosa postura de la oposición, la ineficacia del actual gobierno y la novatez e impericia de su vástago.
No podrán pelear contra la difusión seria, documentada, de los actos de corrupción en los que han incurrido los miembros del clan Yunes-Márquez. No podrán hacer frente a la ofensiva jurídica y mediática que tiene preparado el gobierno federal, para frenar al panismo en Veracruz, en la carrera por la sucesión presidencial.
En un encuentro con militantes del PRI en Xalapa, el senador José Yunes Zorrilla dijo lo que muchos de los que viven en esta entidad quisieran expresar: “Ya estamos cansados de las descalificaciones. Queremos trabajo, queremos resultados, queremos un ambiente de concordia, y lamentablemente no se nota que haya interés por parte de todos los actores políticos para lograrlo. Eso lo que pretende generar es estridencia mediática y lastimar. Y eso no se vale”.
Difícilmente cambiará Miguel Ángel Yunes Linares de estrategia: El golpeteo, la estridencia, han sido sus herramientas más útiles. Pierde de vista que cada minuto que pasa Javier Duarte pesa menos en el ánimo de los veracruzanos. Tiene que buscar nuevos argumentos, nuevas historias. Es eso, o ponerse a trabajar en serio por Veracruz, algo que nunca estuvo entre sus planes.

* * *

Epílogo.
Hay quienes justifican la ineficacia de la Fiscalía General del Estado en la búsqueda de desaparecidos. Explican que Jorge Winckler y su gente están tan ocupados con los cuerpos “aparecidos” en todo el territorio estatal, que les queda poco tiempo y les faltan energías para ponerse a escarbar. *** Este martes se dio uno de esos días en los que los agentes ministeriales hubieran querido no haber salido del hogar. En Cosamaloapan fueron encontrados los restos mutilados de tres personas; en Coatzacoalcos, por la zona industrial, apareció otro cuerpo sin vida, y tres más fueron encontrados en una parcela de Álamo, en la zona norte. Debe ser un problema de “percepción”, como sugiere nuestro gobernador. *** Pero hoy nadie le quita a Jorge Wincler la sonrisa del rostro. Corriendo le llevó a su jefe la sentencia dictada por el Juzgado 18 de Distrito, en el que se le niega a Gina Domínguez la suspensión definitiva, por lo que tendrá que enfrentar el proceso que le fue abierto, desde su celda en Pacho Viejo. *** Mientras tanto, la Secretaría de Gobernación voltea hacia Veracruz y llama la atención por el grado de riesgo que corren los comunicadores en esta entidad. El subsecretario de Derechos Humanos, Roberto Campa (el mismo que atiende a los grupos que buscan a familiares desaparecidos) dio a conocer que han sido emitidas alertas para la actividad periodística en Veracruz y Chihuahua. Un tema que no parece interesarle al gobernador, tendrá que ser absorbido por el gobierno federal.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Página 1 de 36