viernes 20 de octubre del 2017
Filiberto Vargas

Filiberto Vargas

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Con seguridad muchos lo recuerdan. Fue el primero de julio de 2015. En un encuentro con medios de comunicación en Poza Rica, Javier Duarte, en ese entonces gobernador de Veracruz, advirtió: “Pórtense bien, todos sabemos quiénes andan en malos pasos, todos sabemos quiénes tienen vínculos y quienes están metidos con el hampa”. Fue duramente criticado y señalado por “amenazar” al gremio. *** Hoy es Miguel Ángel Yunes Linares el que señala: “Hay delincuentes que, escudándose en credenciales de periodistas colaboran con la delincuencia organizada. Estamos trabajando en la zona conurbada (Veracruz-Boca del Río, es de suponer) en relación con tres personas que, en su condición de periodistas, se dedican a dar información a la delincuencia organizada”. *** Quizá tenga razón, quizá también Javier Duarte estaba acertado, pero con insinuaciones, sin nombres ni denuncias específicas, todo suena a amenaza. *** No olvidemos que justo en la zona Veracruz-Boca del Río hay periodistas que han denunciado que son blanco de ataques y amenazas por parte del gobierno estatal. No vaya a ser que pretendan inventarles cargos para callarlos.

* * *

Luego de los contundentes golpes que diera en días recientes la policía federal a la delincuencia organizada que opera en Veracruz, queda la sensación de que nuestras autoridades, en los tres niveles de gobierno, no trabajan con la intensidad y el compromiso que debieran. Que basta con que asuman como “personal” un tema, para que demuestren de lo que son capaces en el combate al crimen.
La motivación en esta ocasión fue la ejecución de dos mandos de la policía federal en Cardel. Eso fue suficiente para que se pusiera a trabajar en serio la máquina de la justicia y en menos de una semana dieran con los responsables del crimen.
Pero en nada ayudaba que fueran tan eficientes para localizar a los homicidas de sus compañeros, si no conseguían resultados similares con el otro caso que sacudió a Veracruz y que, por coincidencia, se dio el mismo día del ataque a los jefes policiacos: La ejecución de una familia en Coatzacoalcos, entre ellos 4 niños de seis años o menos.
Ya el gobernador de Veracruz, en su persistente afán protagónico, había cometido la pifia de ofrecer recompensa por los asesinos de los policías federales y no hacer lo propio con quienes dieran informes sobre los criminales que en Coatzacoalcos masacraron a esa familia, error que tuvo que admitir y corregir.
Las fuerzas federales no podían cometer la misma pifia. Tenían que operar en ambos frentes y ofrecer resultados.
Finalmente, en una colonia de Puebla los policías federales dieron con una casa de seguridad en la que se refugiaban diez sujetos fuertemente armados. Todos fueron arrestados y entre ellos se identificó a los cuatro que ejecutaron a los elementos de la Policía Federal.
Horas más tardes trascendió que en Coatzacoalcos había sido capturado el “jefe de plaza” de un grupo criminal, identificado como Hernán Martínez Zavaleta, alias “Comandante H” y a quien se atribuye haber ordenado el ataque de la familia.
La reacción de las fuerzas federales fue de tal intensidad, que incluso dieron con uno de los objetivos más buscados en Veracruz, Ricardo Pacheco Tello, alias “El Quino”, presunto jefe de plaza del Cártel de Jalisco Nueva Generación en esta entidad.
Este delincuente fue abatido en la comunidad de Chipilo, del municipio de San Gregorio Atzompa, en Puebla, tras un operativo de las fuerzas federales.
Es de llamar la atención que en el caso del ataque a los jefes policiacos Camilo Castagné Velasco y José Rigoberto Peña Cárdenas, la responsabilidad se le atribuye al cártel Jalisco Nueva Generación, en tanto que en la masacre de Coatzacoalcos las autoridades le asignan la autoría a Los Zetas.
Al menos en la última década han sido estas dos organizaciones criminales las que se han disputado, palmo a palmo, el control de las principales plazas en Veracruz, lo que ha provocado que en los meses recientes se haya disparado el número de ejecuciones vinculadas a la guerra entre grupos delictivos.
Sin embargo, es absurdo pretender convencer a la población que es esa guerra entre bandas la única causante de la ola de violencia e inseguridad que vive Veracruz. La policía estatal ha demostrado su ineficiencia en el combate de los delitos del fuero común, que se han disparado ante la percepción –muy bien fundada- de que esta entidad es “tierra de nadie” y que aquí se puede delinquir sin que haya castigo.
La población en Veracruz esperaba que, una vez asumido el cargo, Miguel Ángel Yunes Linares habría de poner solución al tema de la inseguridad. Ya quedó claro que no sólo no pudo cumplir su compromiso de resolverlo en sus primeros seis meses de gestión, sino que tampoco le interesa hacerlo, pues hasta la fecha no ha hecho ningún ajuste en su equipo de trabajo, que ha demostrado con creces su ineficacia.
Yunes Linares está convencido de que teniendo en la mente de los veracruzanos la captura y el proceso en contra de Javier Duarte y sus colaboradores, todo lo demás (inseguridad y crisis financiera) pasará a segundo término. Le apuesta a que la sed de venganza de los habitantes de Veracruz sea más fuerte que su reclamo de seguridad y estabilidad económica.
Esta semana el gobernador de Veracruz tendrá el beneficio de un nuevo circo mediático, con la segunda audiencia de Javier Duarte ante las autoridades de Guatemala. Espera que el tema le dé para bajar la presión sobre su gobierno durante varios días.
Sin embargo, de ser necesario, tiene ya preparados varios expedientes de exfuncionarios del gobierno duartista, para que su subalterno, el Fiscal de Veracruz Jorge Winckler, los convierta en nuevas aprehensiones que tiendan nuevas cortinas de humo y así ocultar la ineficiencia de su gobierno.
Y mientras Yunes Linares arma su juego y construye las circunstancias que le permitan a su hijo Miguel Ángel llegar a la gubernatura el próximo año, los veracruzanos se ven en la necesidad de asumir sus propias medidas para protegerse de la delincuencia.
Las agrupaciones vecinales son la antesala de las autodefensas, una expresión social que surge como consecuencia de la ineficacia de los gobernantes.

* * *

Epilogo.
El senador José Yunes Zorrilla acudió este domingo a la Asamblea estatal del PRI. Ahí dijo que su partido tiene muy claro cuál es el papel que debe jugar, cuáles son los retos que está enfrentando, y bajo esas circunstancias, seguirán trabajando para que siga siendo una opción de gobierno competitiva, cuyo principal objetivo es estar cerca y trabajar para la gente. *** La Auditoría Superior de la Federación (ASF) entregó los primeros resultados de la revisión de las cuentas públicas del 2016. Una vez más destaca Veracruz, entre las entidades con los mayores montos en observación, con 3 mil 482 millones de pesos. *** Miguel Ángel Yunes Linares encabezó el mensaje que cada domingo emite el llamado Grupo de Coordinación Veracruz. Dio a conocer que hay un millón de pesos para quien dé información que ayude a localizar y detener a Alaín López Sánchez, alias “La Liebre”, presunto autor material del homicidio de cuatro niños y sus padres en Coatzacoalcos. *** Mientras tanto, el fin de semana se mantuvo la alta incidencia de ejecuciones en la entidad. Para muestra, bastan unos cuantos botones: En Cosoleacaque, el pasado sábado fue encontrado en el ejido Zacatal Victoria un automóvil Jetta, con los cuerpos de tres hombres, ejecutados con huellas de violencia, en su interior. La unidad, de color verde, portaba placas del Estado de Chiapas y fue abandonada a escasos metros de la carretera que conduce a Mapachapa. *** Ese mismo día, en Xalapa, en la calle Ignacio Zaragoza de la colonia 21 de Marzo, fueron encontradas varias bolsas negras que contenían restos humanos y sobre estas, una cartulina con un mensaje amenazante contra el hermano de la víctima. *** El domingo, en Tuxpan, cerca de la Central Termoeléctrica, fue encontrado el cuerpo sin vida de un joven estudiante del Conalep, quien había desaparecido desde el pasado viernes cuando salió de su domicilio hacia la escuela. La mañana del domingo el hallazgo de un cuerpo sin vida, con evidentes huellas de ejecución, que se encontraba envuelto en unas cobijas a un costado de la carretera que conduce a la Central Termoeléctrica, a la altura de Playa Azul. *** Lo preocupante de todo esto, es que nuestro gobernador se siente satisfecho con el desempeño de su equipo. Cualquier semejanza con Juan Carlos Osorio, director técnico de la Selección Mexicana, es mera coincidencia.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
No hay criterios definidos para establecer en qué casos o bajo qué circunstancias pueden ser utilizadas las naves aéreas del Gobierno del Estado. *** Para demostrar que el hecho de haber viajado en un helicóptero oficial de Xalapa a Coatzacoalcos, cuando ya era gobernador con licencia, no es un delito, Javier Duarte mencionó que también serían motivo de denuncia las ocasiones en que Miguel Ángel Yunes Linares y Miguel Ángel Yunes Márquez, utilizaron las aeronaves del Estado. *** La respuesta del actual gobernador de Veracruz no se hizo esperar y negó tajante que él haya abordado un helicóptero del gobierno estatal en los tiempos de Javier Duarte, a la vez que aseguraba que su hijo abordó una nave de la Secretaría de Marina cuando era funcionario federal y fue víctima de un intento de secuestro. *** Javier Duarte filtró una presunta bitácora en la que se informa del vuelo que habría hecho el actual gobernador de Boca del Río a Tantoyuca y de regreso en un helicóptero del gobierno. Yunes Linares respondió difundiendo la versión de quien firmaba dicha bitácora, quien aclara que “no recuerda” haber firmado tal documento. *** Hace tiempo era el pleito Fidel-Miguel Ángel, luego fue Javier-Miguel Ángel, hace poco, la confrontación fue Andrés Manuel-Miguel Ángel, y hoy vuelve a ser Javier-Miguel Ángel. ¿Cuál es el factor común de todas esas batallas? En todas interviene Miguel Ángel Yunes Linares. ¿Casualidad?

* * *

La tarde de este jueves, en la ciudad de Puebla, durante un operativo, elementos de la Policía Federal capturaron a 10 personas, entre las que se encontraban los cuatro sujetos que fueron señalados como los autores materiales del asesinato del comisionado de la PF en Veracruz, Camilo Castagné y de otro de sus compañeros, en Cardel, el pasado domingo.
El operativo tuvo lugar en una vivienda ubicada en la calle Hacienda de Corralejo 560, en la colonia Los Ángeles Mayorazgo, y los detenidos fueron trasladados a la delegación de la PGR en esa misma ciudad.
La captura y la identidad de los presuntos homicidas de los mandos federales fueron confirmadas por la Secretaría de Gobernación en un comunicado.
Al menos en las primeras horas, después de que fuera confirmada la captura, el gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares no había salido a atribuirse el mérito de tal operativo.
El pasado lunes, cuando Miguel Ángel Yunes Linares, en su calidad de “vocero” del Grupo Veracruz, presentó fragmentos de lo registrado por cámaras de video momentos antes del asesinato en el restaurante “La Bamba” de Cardel, todos los mandos se mantuvieron en silencio. El gobernador lo anunció así: “Quiero presentar a ustedes un documento que es responsabilidad del Gobierno del Estado de Veracruz”. El video inicia con una voz en off que advierte: “Estos son los asesinos del Comisionado de la Policía Federal en Veracruz, Camilo Castagné. El Gobierno del Estado de Veracruz ofrece un millón de pesos como recompensa a quien aporte datos para su detención”.
“Gracias a que yo tuve el valor de enfrentar a los criminales, de exhibir sus rostros y ofrecer una recompensa para quien informara de su paradero, es que este jueves pudieron ser capturados”, pudo haber sido el mensaje central de un comunicado del gobernador de Veracruz, quien se caracteriza por colgarse logros que no le corresponden.
En fecha reciente Yunes Linares aseguró que fue gracias a sus investigaciones y a sus denuncias, que Javier Duarte terminó en la cárcel, restándole todo mérito a la investigación de la PGR, que fue la que consiguió que un Juez de Distrito librara orden de aprehensión contra el exgobernador de Veracruz, hoy detenido en Guatemala y a punto de ser extraditado.
Una vez que se confirmó que el gobierno de México había iniciado los trámites para la extradición de Javier Duarte, el gobernador Yunes Linares instruyó al “fiscal autónomo” Jorge Winckler para que hiciera lo necesario a fin de incorporar a la solicitud formal de extradición, las causas penales que se le seguían a Duarte de Ochoa en el fuero común, en Veracruz.
Ahora se sabe que los expedientes presentados por Jorge Winckler se refieren a delitos menores y no dejan en claro la participación o responsabilidad de Javier Duarte en los hechos, por lo que con seguridad serán anulados cuando lleguen a instancias federales.
En el caso de la detención de los homicidas de los jefes policiacos federales, lo que se lamenta es que las autoridades (tanto estatales como federales) no hayan actuado con la misma prontitud y diligencia para dar con los homicidas de cuatro niños, de seis años o menos, ejecutados en Coatzacoalcos el mismo domingo en que fueron atacados los policías federales.
Ya en las redes sociales se criticó al gobernador Yunes Linares que hubiera ofrecido hasta un millón de pesos para quien diera informes sobre los asesinos de los agentes federales, pero que no hubiera hecho lo mismo en el caso de los menores. Ese “descuido” fue corregido de inmediato por el mandatario estatal, quien ofreció también recompensar a quien informara sobre la identidad y el paradero de los responsables del crimen en Coatzacoalcos.
Y mientras Yunes Linares invierte parte de su valioso tiempo en una guerra epistolar contra Javier Duarte, los dos grandes problemas de Veracruz (inseguridad y crisis financiera) siguen sin solución a la vista.
¿Hasta cuándo?

* * *

Epílogo.
La madrugada del jueves, en la zona industrial de Coatzacoalcos, un elemento de seguridad fue asesinado de un disparo en el pecho, cuando al menos 15 sujetos se introdujeron a las instalaciones del Complejo Petroquímica Mexicana de Vinilo. Un compañero identificó al fallecido como Ángel David Gálvez Zamudio, de 22 años de edad. *** El pasado miércoles, en Chinameca, fue asesinado un taxista identificado como Manuel Reyes Martínez de 37 años de edad. Su cadáver fue localizado entre unos matorrales a la altura de la carretera que va hacia Taller Viejo. El vehículo de alquiler, número económico 422, Tsuru 2017, no fue localizado. *** En Cosoleacaque fue encontrado el cuerpo sin vida de un sujeto que mostraba un disparo en la cabeza. El hallazgo tuvo lugar en un camino cercano a la empresa Tereftalatos. La víctima se encontraba entre los matorrales, vestía playera blanca y pantalón de mezclilla. Presentaba huellas de tortura. *** En Minatitlán fue asesinado otro taxista. El conductor de la unidad marcada con el número económico 2144 circulaba sobre la avenida Institutos Tecnológicos, frente al complejo Cosoleacaque y fue privado de la vida con arma blanca. *** En la localidad de Ixpuchapan, municipio de Jáltipan fue levantado un elemento de la Secretaría de Seguridad Publica de la Ciudad de México y horas más tarde su cuerpo fue encontrado sin vida. La familia de la víctima quemó una vivienda y dos vehículos, propiedad de quien se presume está involucrado en la muerte del elemento policiaco. *** En Cosamaloapan, la tarde de este jueves fue encontrado, semienterrado, el cuerpo de una persona, en los límites de las congregaciones de Paraíso Novillero y Nopaltepec. El hallazgo lo realizaron trabajadores del campo, en las inmediaciones del puente San Isidro, a unos metros de la carretera federal 145. *** En Lerdo de Tejada fue asesinado un empleado de la funeraria “Cabada”, ubicada en calle Juan Jacobo Torres, de la colonia Centro de la ciudad de Lerdo de Tejada, ubicada a unos metros de las oficinas de la Policía Ministerial. El ahora finado respondía al nombre de Zet Andrade Capdevila, de 31 años de edad. *** En Minatitlán, sujetos que viajaban a bordo de una motocicleta dispararon y dieron muerte al mecánico Víctor López Sandoval de unos 40 años de edad, quien se encontraba justo afuera de su casa, en la calle Francisco Zarco de la colonia Insurgentes Norte. El mecánico recibió al menos tres impactos de bala. *** Con la misma mecánica, en Acayucan, sujetos que viajaban en una motocicleta asesinaron de varios disparos al conductor del taxi 1300, Andrés González Gómez, alias “El Pantera” e hirieron a su esposa. Los hechos ocurrieron en la calle 5 de mayo entre Juan de la Luz Enríquez y Lerdo de Tejada de la colonia Villalta. *** Todo esto, en no más de 48 horas. ¿Cuándo llegará la paz para los veracruzanos? ¿En el sepulcro?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
No lo dicen las “plumas al servicio de Javier Duarte y su pandilla”, lo dice la empresa calificadora Fitch Ratings: “En el caso de Veracruz, Michoacán y Quintana Roo, para mejorar la sostenibilidad del SD (servicio de la deuda), no es suficiente el proceso de reestructura o refinanciamiento, sino que deben fortalecer sus finanzas públicas, es decir, robustecer la generación de AI (ahorro interno). *** La empresa calificadora emitió un reporte especial para analizar la “Sensibilidad en los Estados con Mayor Endeudamiento Relativo” y saber si las reestructuras mitigan el impacto de los incrementos en las tasas de interés. *** Fitch Ratings advierte que “un deterioro en la calidad crediticia de estos estados provocaría también incrementos en los costos financieros de su deuda, dado que las sobretasas establecidas en los contratos de crédito están generalmente en función de las calificaciones crediticias”. *** En especial sobre Veracruz apunta que el aumento en las tasas del Banco de México a lo largo de 2017 incrementaría el pago de intereses en por lo menos 32.9%. El impacto en el servicio de la deuda resultaría 5% superior al presupuestado para este año, debido a la contratación de coberturas de su deuda directa de largo plazo. El servicio de la deuda consumiría cerca del 11.2% de los ingresos disponibles, cantidad mayor que el 7% contemplado en el presupuesto. *** Aclara, sin embargo, que ese escenario no aplicaría “de concretarse de manera exitosa el proceso de reestructura de la deuda directa total de largo plazo, aprobado por el Congreso local el 17 de marzo 2017”. *** ¡Vaya panorama! Con la delincuencia sin control, sin dinero y con una deuda que crece más rápido de lo previsto, la calificación de “Estado fallido” parece quedar a la medida.

* * *

La referencia fue reiterada en los más diversos foros. Incluso una analista de las dimensiones de Ana María Salazar (quien ha desempeñado altísimos cargos públicos en El Pentágono y la Casa Blanca, en Estados Unidos) centró su más reciente comentario en ese detalle: La sonrisa de Javier Duarte:
“Duarte lanzó una sonrisa completamente fuera de lugar, considerando la gravedad de su situación y las acusaciones que enfrentará en México. Una sonrisa que algunos interpretaron como la de un cínico, otros la de un loco, y algunos comentaron que estaba drogado”, narró la analista del periódico El Financiero.
Al propio Miguel Ángel Yunes Linares no le pasó desapercibido ese reiterado gesto del exgobernador de Veracruz: “A Duarte se le va a borrar la sonrisa”, prometió en entrevista radiofónica.
Y es que, en opinión de muchos, la risa burlona de Javier Duarte les significó cinismo. Para un importante sector de la sociedad en México, para todos aquellos que ya lo juzgaron y condenaron, esa sonrisa les provocó indignación.
Ellos esperaban verlo destrozado, demacrado, con huellas evidentes de sufrimiento, al borde de la histeria. Por el contrario, se encontraron con un sujeto que ha subido de peso desde que fue capturado; descuidado en su apariencia, sí, pero que no paraba de sonreír y se daba tiempo para bromear: “Ya llegó mi Uber”, dijo cuando se acercó la unidad en la que sería trasladado de regreso a la cárcel guatemalteca.
- ¿Afecta eso, de alguna forma, su proceso?, le cuestioné a un abogado.
- Le afecta en la percepción social. Desde el punto de vista del ciudadano común, Javier Duarte es un delincuente y para ellos esa actitud burlona, retadora, bravucona, es inadecuada.
- Pero, ¿tiene algún efecto en el proceso jurídico?
- Pareciera que no, pero a final de cuentas los jueces que vean su caso tomarán en cuenta, aunque lo nieguen, la opinión pública. No correrán el riesgo de un linchamiento social.
Como bien apunta Ana María Salazar, “más que tratar de entender los detalles jurídicos de la audiencia, la mayoría observaron con morbo la caída de un hombre tan poderoso como lo fue el gobernador Javier Duarte, volverse un perseguido, esposado y ahora enfrentando años de cárcel, en lugar de disfrutar de su fortuna. Parecía un ser un reality show”.
En esta nueva faceta de la confrontación entre Miguel Ángel Yunes Linares y Javier Duarte, ha sido este último el que ha aportado los argumentos jurídicos. Yunes Linares, mientras tanto, se limita a repetir su discurso: “Las acusaciones están bien sustentadas (…) El daño que le causó Duarte a Veracruz es incalculable”.
En un juicio, las partes conocen de tiempos y de plazos. Ya tendrá oportunidad Miguel Ángel Yunes Linares de sustentar, a través de su empleado, el Fiscal Jorge Winckler, los señalamientos contra el “aberrante gobierno” de Javier Duarte.
Mientras se cumple ese plazo, podría ocupar su tiempo en gobernar Veracruz. Claro, si no está muy agotado.

* * *

Epílogo.
En Coahuila, con 16 votos a favor y seis en contra, el Congreso local aprobó su Sistema Estatal Anticorrupción, cuya adecuación armoniza con la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción. Contempla la eliminación del fuero a servidores públicos, además de que crea la Fiscalía General del Estado que contará con una Fiscalía Especializada en Delitos por Hechos de Corrupción. También habrá un Tribunal de Justicia Administrativa el cual tendrá doble jurisdicción: por un lado, conocer de asuntos en materia contenciosa administrativa; y por el otro, de asuntos relacionados con responsabilidad grave de servidores públicos y los particulares que participen en actos vinculados con dichas responsabilidades. Dicho tribunal se integrará por al menos por 5 magistrados, de los cuales uno será presidente. Serán designados por el Ejecutivo del Estado y aprobados por el Congreso del Estado. ¿Y en Veracruz? Nada aún. Nuestros diputados están muy ocupados. *** Y mientras tanto, este miércoles en el municipio de Cuitláhuac fue asesinado el profesor José Daniel Luna Alvarado, quien daba clases en la Universidad Tecnológica del Centro de Veracruz. La víctima, quien además era entrenador de equipos de béisbol, recibió varios disparos cuando estaba a bordo de su vehículo en la carretera estatal, a la altura de la comunidad San José de Enmedio. *** Pero no debemos de preocuparnos, ya nuestro gobernador dijo que “Veracruz no es corrupción y violencia”. ¡Ufff. Qué alivio!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Miércoles, 28 Junio 2017 17:47

Punto de Vista * El retorno de Javier Duarte

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
En el tema de la violencia e inseguridad que aquejan a Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares insiste en transitar en el peligroso juego del doble discurso. Por una parte “reconoce, agradece y rinde homenaje” a los miembros del Ejército, la Marina y la Policía Federal, que apoyan a su gobierno en la lucha contra la delincuencia organizada, y por otro, no deja de mencionar que se trata de delitos “del orden federal” que están fuera de su responsabilidad. *** Para eso ya tiene una respuesta el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong: “Estamos enfrentando un fenómeno de violencia, sí, con un componente federal, sí, con el crimen organizado, pero agudizado en gran proporción en los delitos del fuero común que se suceden en el orden local. Según datos de quien genera estas cifras, quien las clasifica, del total de homicidios, aquellos que están relacionados con delitos del fuero común, pasaron de 3 de cada 10, en 2011, a 5 de cada 10, en 2016”. *** Cuentan quienes de esto saben que la luna de miel que vivieron Osorio Chong y Yunes Linares ya se acabó, que la cercanía y los acuerdos políticos se han ido diluyendo a la misma velocidad con que desaparecen los acuerdos entre Enrique Peña Nieto y el PAN. *** “¿Quieren ir en un frente amplio opositor? Muy bien, adelante, pero con nosotros ya no cuenten”, parece ser la postura del gobierno priista de México. *** Acá, en tierras jarochas, en pleno verano, Yunes Linares está empezando a sentir frío.

* * *

Y de pronto los agentes federales asesinados en Cardel, lo mismo que los cuatro niños, de seis años de edad o menos, ejecutados en Coatzacoalcos, pasaron al olvido. El tema de hoy para Miguel Ángel Yunes Linares se llama Javier Duarte, a quien –según el gobernador de Veracruz- detuvieron gracias a “sus investigaciones” y a “sus denuncias”.
Esta “caja china”, hay que admitirlo, no la creó Yunes Linares. Esta le cayó del cielo.
La primera audiencia en tribunales guatemaltecos para definir la situación jurídica de Javier Duarte tuvo que ver con un par de órdenes de aprehensión que fueron emitidas por un juzgado de control en Veracruz, a partir de denuncias presentadas por la Fiscalía General del Estado. El próximo 4 de julio se celebrará una nueva audiencia en el mismo tribunal de Guatemala, para presentarle al detenido las denuncias que en su contra tiene la PGR.
En esta primera audiencia Javier Duarte aceptó ser extraditado para responder ante las autoridades de Veracruz por las dos causas penales en el fuero común. Es de esperarse que también se allane a la extradición por cuanto hace a las denuncias por presuntos delitos del orden federal.
¿Cuál es la jugada?
Una vez que Javier Duarte sea extraditado, será remitido a un penal federal, desde donde combatirá los procesos que se siguen en su contra. Serán los únicos por los que podrá ser juzgado. Así lo establece el tratado de extradición que tienen México y Guatemala.
Así pues, una vez que Javier Duarte toque suelo mexicano, tendrán que ser enviadas al archivo las consignaciones que pudieran haber surgido de las denuncias de hechos que presentó la Auditoría Superior de la Federación por el desvío de recursos del Gobierno de Veracruz y que hasta la cuenta pública del 2014 sumaban 45 mil millones de pesos. A ellas se habrían de sumar denuncias por inconsistencias similares encontradas en las cuentas de 2015 y 2016.
En ninguno de esos casos podrá ser imputado el exgobernador de Veracruz.
Respecto a los procesos en el fuero común, los dos presentados por la Fiscalía que encabeza Jorge Winckler tienen que ver con el presunto desvío de 220 millones de pesos de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), y con el uso de un helicóptero del gobierno de Veracruz para viajar de Xalapa a Coatzacoalcos.
Ambas denuncias bastante endebles, pues en la primera no podrán acreditar que Javier Duarte ordenó o al menos estuvo enterado un presunto desvío, además de que dichos fondos fueron transferidos de una cuenta del gobierno estatal a otra cuenta, también del Estado, de manera que tendrán problemas para acreditar que el exgobernador se benefició de esa transacción. De la segunda, el mismo Javier Duarte se burla del fiscal veracruzano, pues señala que le atribuye delitos propios de un servidor público “cometidos en fechas en las que yo ya no ejercía cargo alguno”.
La PGR, por su parte, señala a Javier Duarte de haber cometido los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada. Estos señalamientos fueron los que dieron pie a la primera orden de aprehensión girada en contra del exgobernador de Veracruz, con la que se sustentó el pedido al gobierno de Guatemala de detención provisional con fines de extradición.
Javier Duarte regresa a México para acogerse a la justicia federal y para exhibir, desde su reclusión las falacias en las que habría incurrido la Fiscalía de Veracruz.
Ya el propio exgobernador, a través de sus abogados, lanzó el segundo dardo en contra de Yunes Linares (el primero fue al momento de tomar la palabra ante el juzgador guatemalteco, cuando calificó de “irrisorias” las causas abiertas en su contra).
En un comunicado los abogados le recordaron a Miguel Ángel Yunes que señaló públicamente a Javier Duarte de haberles privado de medicamentos a niños enfermos de cáncer, quienes debido a ello habrían fallecido.
“Es fácil hablar y pretender influir en la opinión pública con atrocidades como esa. Si se hubiera incurrido en ello, como despepitó, claro que sería parte de la solicitud de extradición”, señala el documento firmado y hecho circular por los abogados de Javier Duarte.
Por cierto: ¿Sabe alguien si hubo algún avance en la investigación de los asesinatos de Cardel y Coatzacoalcos?
Bueno, una vez que se disipe la neblina provocada por la audiencia en Guatemala, quizá nuestro nuevo gobernador, tan valiente como es, nos sorprenda con otro oscuro video mensaje.

* * *

Epílogo.
Digno de un análisis profundo, el diagnóstico plasmado este martes por el analista en temas de seguridad Jorge Fernández Menéndez, en el periódico Excélsior. Aquí un fragmento: “Los estados no están interesados en desarrollar fuerzas de seguridad propias que tengan capacidad de contener el crimen en cada una de las entidades: han recibido con ese objetivo en lo que va del sexenio más de nueve mil millones de pesos y prácticamente no hemos visto avances en ninguna entidad (…) La enorme mayoría de los gobernadores reconoce el problema, acepta que se requieren reformas legales para avanzar en los sistemas de seguridad, pero no presionan a sus legisladores para que los aprueben: la ley de seguridad interior lleva tres sexenios de rezago, la del mando policial se arrastra del sexenio anterior. En el camino se debaten o se proponen Frankenstein legislativos que van a complicar más el problema que resolverlo”. Ese es el caso en Veracruz.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
El desafuero de Eva Cadena era inevitable. Más que un acto de justicia, fue un acuerdo político, vaya, un intercambio de favores. Pronto se verá lo que habrá de pagar Morena por ese “favorcito”. *** Pero una cosa es el acuerdo político en el Congreso, y otra muy distinta el juicio penal. Con buenos abogados, Eva Cadena podrá tirar los señalamientos en su contra, pues los videos en los que está basado el caso son ilegales, anónimos y con evidentes señales de edición. *** A pesar de que se había concretado el “acuerdo” para aprobar el desafuero, cinco diputados se negaron a participar de este linchamiento. La priista Regina Vázquez votó en contra, mientras que los panistas Rodrigo García, Cinthya Lobato y Marco Antonio Núñez, así como Vicente Benítez, del Panal, se abstuvieron. *** Mientras Eva Cadena sigue su caso en los tribunales, ya podrían los coordinadores de cada bancada transparentar el destino de los recursos que reciben. ¿Quieren acabar con la opacidad? Empiecen por el Congreso.

* * *

Para ser justos, debemos reconocer que la policía estatal no ha dejado de trabajar. Sus responsabilidades son muy delicadas y aportan de forma significativa a la tranquilidad de los veracruzanos.
Este lunes, por ejemplo, cuando apenas amanecía, se encargaron de desalojar a peligrosísimos vendedores ambulantes –muchos de ellos indígenas- que se instalaban cotidianamente en el centro histórico de Coatepec. (“No fueran a alzarse en armas como los zapatistas en Chiapas”).
Más tarde, en la caseta de peaje de Fortín de las Flores, reprimieron una manifestación de maestros, integrantes del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano y se llevaron preso a Jesús Brito Santa de 29 años de edad, hijo del dirigente del Frente de Acción Revolucionaria (FAR), Gaudencio Brito Flores. (“Con seguridad tenían información de que se trataba de grupos confabulados con el crimen organizado”).
Todos los reprimidos, tanto en Coatepec como en Fortín iban armados hasta los dientes, con una buena cantidad de consignas contra los tres niveles de gobierno.
¿Y los asesinos, los secuestradores, los torturadores… y los infanticidas?
¡Ah!
¡Esos!
Esos le tocan al gobierno federal. Son delincuencia organizada.
A los policías de Jaime Téllez Marié le toca perseguir a delincuentes que se dedican a robar calzones a plena luz del día, como sucedió este lunes en Xalapa, a unos metros de Palacio de Gobierno. (“A menos, claro está, que se detecte que pertenecen a un cártel dedicado al tráfico de lencería”).
Ya, fuera de ironías absurdas, es momento de que Miguel Ángel Yunes Linares responda a la sociedad, que –como él mismo presume- le dé la cara a la delincuencia y no se guarde nada.
Este domingo insistió en un tema que no ha quedado claro:
“Quienes plantean como solución —si se le pudiera llamar así— que hagamos un pacto con la delincuencia, lo que en el fondo proponen es que dejemos la vida y los bienes de más de ocho millones de personas, de más de ocho millones de veracruzanos en manos de delincuentes”.
Yunes Linares ya les puso rostro a los autores de la ejecución de policías federales. Va siendo hora de que dé nombres de aquellos que le han propuesto que pacte con las bandas delictivas. Nadie, desde ninguna tribuna, ha sugerido tal pacto. Si el gobernador de Veracruz ha recibido ese mensaje, es momento de que diga de parte de quién.
Era el mes de agosto del 2011. Javier Duarte llevaba nueve meses al frente del Gobierno de Veracruz. Acudió al cuartel San José, en Xalapa, a tomarles protesta a los nuevos mandos de la policía estatal. Al dialogar con la prensa, destacó la “gran coordinación” con la que trabajaban las corporaciones estatales con las fuerzas federales.
“Este no es un fenómeno exclusivo de Veracruz, sino nacional, y Veracruz está haciendo lo que le corresponde para impedir que los criminales se asienten y se queden en el estado. Tenemos que sacarlos de Veracruz y lo estamos haciendo”, dijo en aquella ocasión Javier Duarte.
El pasado domingo, acompañado de los jefes de las corporaciones federales, ese mismo discurso fue pronunciado por Miguel Ángel Yunes Linares:
“Me comprometí, y es cierto, a que en seis meses tendríamos mejores resultados. Hay elementos de carácter nacional que han afectado a nuestro país, que afectaron también a Veracruz y han llevado a que las últimas semanas, como lo hemos reconocido frente a todos ustedes, la situación se haya complicado”.
Si Miguel Ángel Yunes Linares no habla, si no dice todo lo que sabe de estas organizaciones criminales, estará siendo cómplice de crímenes tan bestiales como los del pasado fin de semana.
¿Está realmente indignado?
¡Reaccione, pues!
¡No se calle nada!
¿A quién protege?

* * *

Epílogo.
Este lunes el alcalde Américo Zúñiga Martínez inició la reconstrucción con pavimento hidráulico de las calles Juan de la Luz Enríquez, callejón de Rojas, Rafael Lucio y Leandro Valle, obra en la que se invertirán casi 19 millones de pesos. Más tarde entregó un domo y apoyos en la escuela Secundaria General N° 1, dentro del programa “Alcalde en tu escuela”. Posteriormente, Zúñiga Martínez hizo entrega de vehículos para la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa (CMAS) que representa una inversión de más de 6 millones de pesos, en los que se incluye la compra de un moderno equipo de desazolve. Tuvo, además, una agenda de lunes cargada de audiencias y reuniones con grupos sociales. No está mal para iniciar la semana. *** La masacre no concluyó el fin de semana. La mañana de este lunes, vecinos del ejido Francisco I. Madero, en los límites de Minatitlán con Las Choapas, reportaron el hallazgo de dos cuerpos sin vida, con signos evidentes de haber sido ejecutados. Los cuerpos no han sido identificados. *** Por cierto, ya hubo protestas en Coatzacoalcos porque a nuestro gobernador se le ocurrió “revelar” que el probable móvil de la ejecución de una familia en aquella ciudad (dos adultos y cuatro niños) habría sido la participación del padre en el crimen de un alto mando de la delincuencia organizada un día antes. Eso se llama “criminalizar a las víctimas”, algo que en su momento el propio Miguel Ángel Yunes Linares criticó del gobierno de Javier Duarte. *** Esto es lo mismo, pero en lugar de tonos rojos y verdes, ahora son azules y amarillos.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Domingo, 25 Junio 2017 21:55

Punto de Vista * ¿Y si renuncian?

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Rumbo a la sucesión presidencial del 2018, el PRD está re-etiquetando sus alianzas. Los dirigentes del sol Azteca sienten que hicieron un buen papel en el Estado de México (tercer lugar, por encima del PAN) y están en la sintonía de que quien quiera sus votos deberá reconocer, con posiciones y en efectivo, su valía. *** Este convulso fin de semana estuvo en Xalapa el dirigente de esa tribu del PRD llamada Nueva Izquierda, Jesús Ortega. Luego de entrevistarse con “su” gobernador (no debemos olvidar que Miguel Ángel Yunes Linares llegó al poder respaldado por la alianza PAN-PRD) el dirigente perredista ofreció conferencia de prensa y advirtió que para el proyecto de su partido, una alianza “sólo con el PAN” no tendría utilidad. El domingo, el PRD ratificó dicha postura, al pronunciarse por un “frente amplio”. *** En las elecciones municipales de este año en Veracruz, el PRD elevó la votación conseguida en el 2016, pero con ello apenas pudo reponer los votos que perdió el PAN, producto del desgaste del gobernador. *** Ortega Martínez tiene claro que esas dos fuerzas unidas no serán suficientes, por lo que están buscando nuevos socios. *** En Veracruz, al menos, la única organización política que muestra afinidad con Yunes Linares es el Partido Encuentro Social, de Gonzalo Guízar, que sumó cerca de 90 mil sufragios en la contienda municipal, insuficientes para conservar su registro local. *** Y mientras PAN y PRD salen a la cosecha de partiditos, Andrés Manuel López Obrador advierte que la suma de siglas no siempre significa suma de votos. Él no quiere la adhesión del PRD, quiere el voto de los perredistas, esos que lo apoyaron en sus dos anteriores campañas por la Presidencia. *** Las cartas están abiertas. Cada partido deberá jugarlas como mejor le convenga.

* * *

“Les garantizo que en seis meses Veracruz vivirá seguro, la gente vivirá tranquila, y lo garantizo porque sé cómo hacerlo”.
Esa fue su promesa de campaña. El mismo que ofrecía que metería a la cárcel a Javier Duarte, también nos “garantizaba” la seguridad en seis meses.
Javier Duarte está en la cárcel, en Guatemala… nosotros amanecimos en Guate-peor.
El suceso que encendió los focos rojos fue el asesinato del Comisario de la Policía Federal, Camilo Castagné y de otro mando de esa misma corporación, mientras que un tercer agente era llevado de urgencia a un hospital, la tarde del sábado, en un céntrico restaurante de Cardel.
Pero no fue sólo eso. En Coatzacoalcos, seis miembros de una familia (cuatro de ellos, niños) fueron ejecutados y recibieron el tiro de gracia; En Minatitlán mataron a tres personas, una de ellas un joven de 16 años; en Orizaba, una jovencita y su madre fueron asesinadas en su hogar; hubo un homicidio en Pánuco, otro en Las Choapas, dos más en Cosoleacaque, uno en Moloacán, otro en Coatzacoalcos y una persona más en Oluta.
Fue un fin de semana atípico, hay que reconocerlo, y nadie se prepara para enfrentar situaciones como las que se vivieron el sábado. Todo queda en la capacidad de reacción, la fuerza de ánimo, el temple y la eficacia del equipo de trabajo.
Nada de eso funcionó en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares. A sus más cercanos colaboradores, los que ven todo lo relativo a la seguridad, les temblaron las piernas, se “apanicaron”, tardaron en reaccionar y no sabían si su trabajo era mantener informado al gobernador o encabezar los operativos de reacción inmediata. No hicieron ni lo uno, ni lo otro.
La lluvia de datos, la avalancha de información, cada una más grave que la anterior, provocaron que el propio Yunes Linares entrara en shock y terminara fallando en lo que a él le correspondía, que era dialogar con los veracruzanos y transmitirles confianza, seguridad de que las autoridades estaban haciendo su trabajo.
Me resisto a pensar que fue una sugerencia de su coordinador de Comunicación Social. Más bien supongo que salió de él mismo, lo asumió como parte de un montaje. La idea sería sugerir que la “emergencia” lo había obligado a salir a hablarles a los veracruzanos sin preparación alguna.
Por eso la toma oscura, a través de un teléfono celular, con la deficiente calidad de video que ello implica.
Su vocero, Elías Assad Danini, debió informarle que tanto en el puerto de Veracruz como en Xalapa, las oficinas de Comunicación Social –lo mismo que la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General del Estado- cuentan con equipo de iluminación y de grabación de alta calidad, y que esa disposición de “mantener informados a los veracruzanos” (será a los que tengan internet, pues sólo por esa vía se transmitió) debe estar sustentada en un trabajo serio, profesional, que refleje el respeto que le tiene a su auditorio.
Si la intención es enviarle un mensaje a los veracruzanos para que mantengan la calma, lo primero que debe hacer Miguel Ángel Yunes Linares es preparar su discurso. Aunque sus lacayos lo intenten convencer de lo contrario, lo cierto es que Yunes Linares no es bueno en la improvisación, mucho menos cuando –como se notó- seguía alterado por el dramatismo de los sucesos. Y se hizo evidente en el video transmitido la noche del sábado. Habló de que en Veracruz, para combatir a la delincuencia organizada hay “soldados estatales”. A menos que se refiera a los grupos de autodefensa que han surgido en diversos puntos de la entidad, no hay forma de que, institucionalmente, Veracruz tenga sus propios soldados. Esa pifia la pudo evitar si hubiera redactado y leído su mensaje.
El domingo repitió su discurso, aunque ahora, acompañado por los mandos de las corporaciones federales, le salió lo “valiente”.
No se debe confundir, nadie ha propuesto que negocie con los grupos criminales. No debe engañar a la sociedad, no puede presumir de su “valor” al dar la cara e insultar a los asesinos, cuando todos los veracruzanos saben que él y su familia son fuertemente custodiados, incluso cuando se toma un café en el centro de Xalapa o corre en la zona universitaria o en el bulevar de Boca del Río.
Miguel Ángel Yunes Linares ya demostró que no es capaz (pero tampoco le interesa) de cumplir con sus promesas de campaña. Pasaron los seis meses que él mismo se dio de gracia y Veracruz no sólo sigue sumido en la inseguridad y a merced de la delincuencia, sino que está aún peor que antes de que él llegara.
Criticó la calidad moral de los policías estatales, por el simple hecho de que fueron formados en el período del corrupto Javier Duarte, pero ya en los hechos, demostró que su solución fue peor que la enfermedad, pues la academia de policías se convirtió en una “jaula de las locas” y en un pozo sin fondo para la codicia de su director.
Yunes Linares hace hasta lo indecible por evadir su responsabilidad. Primero, que la violencia era culpa de Javier Duarte y sus secuaces, después que era provocada por la delincuencia organizada, responsabilidad del gobierno federal. En su mundo, Yuneslandia, los delincuentes apenas se roban una Coca Cola y 100 pesos.
En un principio el clamor fue que se hicieran ajustes en los mandos del área de seguridad. Hoy lo que los veracruzanos demandan es un cambio en el timón.
Fue el 21 de agosto del 2008, crispado por la impotencia, el empresario Alejandro Martí (propietario de una cadena de tiendas artículos deportivos y quien perdiera a su hijo luego de un secuestro) tomó la palabra en una sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, que era encabezada por el entonces Presidente Felipe Calderón, y les dijo:
“Señores, si piensan que la vara es muy alta e imposible hacerlo, si no pueden, renuncien, pero no sigan ocupando oficinas de gobierno y recibiendo un sueldo, porque no hacer nada también es corrupción”.
Señor gobernador, usted tiene la palabra.

* * *

Epílogo.
Y si el único problema fuera el de la seguridad, con “echarle montón” quizá pudiera resolverse. El problema es que no es el único hueco en el “gobierno del cambio”. Las finanzas siguen deterioradas. Yunes Linares dice que no ha pedido ningún otro crédito además del solicitado en diciembre para cumplir con las obligaciones salariales. Lo cierto es que la deuda sigue creciendo y no parece tener solución. ¿La renegociación? El gobernador sigue buscando un buen bróker que le ofrezca las mejores comisiones. De ahí saldrá para la campaña del cachorro. *** ¿Y las leyes en materia anticorrupción, para cuándo? El sentido común dictaría que los miembros del Congreso primero se limpien la boca antes de hablar de combate a la corrupción.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
El recuento de la semana para el alcalde Américo Zúñiga Martínez deja un saldo positivo en materia de obra pública y de resultados de su gestión. *** Tan sólo este jueves entregó drenajes –tanto pluvial como sanitario- en la colonia Valle del Sol, además de banquetas y guarniciones, obras que rondan los 6 millones de pesos. *** Ya en la semana había inaugurado también la primera etapa del colector pluvial Río Misantla con una inversión de 4.6 millones de pesos, y entregó también un techo para el Centro de Atención Múltiple 16, es decir, obras por más de 10 millones, que demuestran el volumen de inversión de alto impacto social. *** En tiempos en los que escasea el financiamiento para el desarrollo, en la capital del estado el gobierno de Américo Zúñiga deja constancia de que se pueden hacer obras sin recurrir al endeudamiento. *** Orden, transparencia y diálogo permanente con la sociedad, son fórmulas que garantizan una buena gestión municipal.

* * *

El pasado lunes, en Xalapa, la dirigente estatal de la CNOP, Érika Ayala, se reunió con un grupo de analistas políticos, con quienes charló sobre la situación actual de su partido, el PRI, y los temas que habrán de ser discutidos en la próxima Asamblea Nacional del tricolor.
El Sector Popular de Veracruz trabaja ya en la conformación de su lista de delegados a dicha asamblea, pero su dirigente no ha querido quedarse ahí. Está llevando el temario a cada militante de su sector y está abriendo la discusión. Su objetivo es llevar a la Asamblea Nacional propuestas concretas, constructivas, para definir con claridad del futuro del PRI.
La vigésima segunda Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional no será como las anteriores. Hay una convicción mayoritaria de que las formas deben cambiar y las reglas habrán de adaptarse a las nuevas circunstancias.
Visión de futuro, rendición de cuentas y ética, declaración de principios, programa de acción y estatutos, son los grandes temas que habrán de ser discutidos a nivel nacional en el seno del PRI.
Érika Ayala no se queda cruzada de brazos en espera de que le “tiren línea”. Ya entregó a la dirigencia nacional de la CNOP su renuncia, en la que señala que es el momento para que los sectores de su partido definan el rumbo y se renueven, con liderazgos frescos, surgidos de las bases y entregados de tiempo completo a consolidar un nuevo proyecto para el PRI.
Ella desde su trinchera seguirá –dijo- aportando todo lo que esté en sus posibilidades.
Pero mientras da un paso a un lado en la dirigencia de la CNOP, da otro al frente, para declarar abiertamente que, desde su óptica, la mejor opción del PRI para ir en busca de la gubernatura de Veracruz, es el senador José Yunes Zorrilla.
- Pero tú has trabajado muy cercana a Héctor Yunes, fuiste su suplente en el Senado, lo acompañaste en el PRI estatal.
- Héctor Yunes es mi amigo, le guardo gran admiración y respeto, pero hoy tenemos que dejar a un lado nuestras filias o fobias y debemos sumarnos al proyecto que consideremos más viable. Hoy estoy convencida de que es con Pepe Yunes con quien podremos recuperar Veracruz y aportar más votos a nuestro candidato a la Presidencia.
Cuestionada sobre si tiene interés de participar en algún proceso electoral el próximo año (se votará por Presidente, senadores, diputados federales, gobernador y diputados locales) aclaró que ella, por esta ocasión, no puede aspirar a un escaño en el Senado, pues es suplente de Héctor Yunes y en su momento rindió protesta en la Cámara Alta.
Le atrae la diputación federal, pero advierte que está más interesada en trabajar en el proyecto de Pepe Yunes, que en recorrer un solo distrito.
“Mi idea es recorrer todo el estado y sumar todos los votos posibles a su favor. Pero si él considera que le ayudo más recorriendo un solo distrito, lo acataré”, afirmó.
A diferencia de Héctor Yunes, quien relanzó su campaña en pos de la candidatura (por segunda vez) al gobierno del estado, Pepe Yunes ha decidido trabajar a nivel de tierra, poniendo énfasis en el apoyo a los sectores productivos de Veracruz y a los ayuntamientos, pues percibe claramente la severa crisis que padece la entidad.
“Los tiempos los marca el partido. Yo ya he dejado muy claro que buscaré la candidatura con mis mejores argumentos, que son el trabajo que he hecho por los ciudadanos, mi trayectoria y mi compromiso con Veracruz”, aclara.
La elección del 2018 en esta entidad será atípica. Nunca antes se han formado cinco urnas y dos tan importantes como la de Presidente y la de Gobernador. El escenario será muy distinto a cualquier otro. Ni siquiera la elección municipal dio pistas de lo que sucederá el próximo año y cuando se generan tantas dudas, lo mejor es apostar a los candidatos, sus propuestas y sus trayectorias.
En los próximos días (no debe pasar del mes de julio) saldrán definiciones claras desde el centro del país respecto a la sucesión en Veracruz. Mientras eso sucede, una buena postura es la que sugiere Érika Ayala: “No esperemos a que desde el centro nos digan cuál es la mejor opción, digámosle nosotros a ellos a quién queremos como candidato”.

* * *

Epílogo.
Los mensajes se repiten. Ya no fue sólo el puerto de Veracruz; ahora en Poza Rica y Amatlán aparecieron cadáveres portando el mismo mensaje: Van por Jaime Téllez Marié, a quien acusan de ser un “pinche Z”. Miguel Ángel Yunes Linares asegura que sería “una ofensa” para su amigo, el titular de la SSP, que él tratara de convencer a los veracruzanos de que no está coludido con el crimen organizado. “Lo acusa un grupo criminal, quién le puede dar crédito a sus palabras”. Pues para ser un chisme se están tomando demasiadas molestias. *** Entre que son peras o manzanas, la inseguridad en territorio veracruzano sigue a la alza. No se resolvió en seis meses como lo había prometido, durante su campaña, Miguel Ángel Yunes Linares. (“Cuando estás en busca del voto dices lo que la gente quiere oir”, decía el amigo del actual gobernador veracruzano, Vicente Fox). *** La Secretaría de Gobernación, a través del Sistema Nacional de Seguridad Pública, dio a conocer que en la medición de enero a mayo del presente año (responsabilidad absoluta del actual gobierno) Veracruz ocupa el segundo lugar nacional en casos de secuestro, y cuarto sitio en homicidios y extorsiones. *** ¿Será que es una mala “percepción” del gobierno federal?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Sí, es muy probable que se trate de un problema de “percepción”. Quizá el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tenga razón y el tema de la violencia no sea otra cosa que una “alucinación” de los veracruzanos. *** El problema es que esa “percepción” está empezando a permear. La plataforma estadística DataTur advierte que en los primeros cuatro meses del presente año, la afluencia turística en la zona Veracruz-Boca del Río se estancó en un 8 por ciento, en comparación con los últimos dos años. *** Esta visión contrasta con el discurso del propio gobernador, quien en el mes de abril hablaba de números excelentes en materia turística: “Hemos podido constatar que turistas de muchas partes del estado y del país se encuentran en nuestras playas, que los hoteles y restaurantes se encuentran totalmente llenos (…), puedo asegurarles que esta será la mejor temporada vacacional de Semana Santa de muchos años”, dijo Yunes Linares el 13 de abril. *** Hoy lo que se sabe es que el sistema del Gobierno Federal para medir la ocupación hotelera en los 70 principales centros turísticos del país reportó que en el caso de Veracruz-Boca del Río, clasificado en el rubro de destinos “tradicionales”, la cifra pasó del 48.2% de ocupación en 2015 al 40.8% en 2017. *** En la misma categoría que la zona conurbada se ubican ciudades como Acapulco, Puerto Vallarta, La Paz, Cozumel, Manzanillo y Mazatlán. De las 7 ciudades costeras, Veracruz-Boca del Río fue la única que no tuvo crecimiento. Los otros destinos de la categoría sumaron entre 4 y 8 puntos porcentuales más. *** Puede que Yunes Linares tenga razón: La “percepción” de que es peligroso viajar a Veracruz ya le está pegando a una de las industrias que mejor comportamiento habían tenido en la última década, el turismo. *** Algo tendría que hacer nuestro gobernador.


* * *

Imagine una charla como esta:
- ¡Ya Miguel, ya déjame ir! No sólo está en juego mi vida. ¡También la de mi familia!
- Estás mal, Jaime. Tu percepción no es la correcta. ¿No escuchaste lo que dije en el acto de la UV? Veracruz es un estado extraordinario que tiene capacidades, potencial, universidades y jóvenes limpios, Veracruz no es lo que se refleja hacia afuera y también hacia nuestra propia entidad, es mucho más que hechos de violencia, hechos de corrupción, es esperanza, ánimo, voluntad de salir adelante y de cambio.
- Pues sí, Miguel, pero ya viste el mensaje que me dejaron. Y aquellos no se andan con cuentos.
- Tú no te preocupes, te protege la fuerza del Estado. Ya salí a advertirles que no nos prestaremos a ningún pacto. Y les aclaré que tú no tienes nada qué ver con Los Zetas
Algo así deben haber charlado (¿discutido?) el secretario de Seguridad Pública Jaime Téllez Marié y el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.
La noche del miércoles, en la zona centro del puerto de Veracruz (Iturbide entre 20 de Noviembre y La Fragua) desde dos camionetas blancas arrojaron a la calle un par de bolsas con cuerpos mutilados.
Además de los cuerpos, en el sitio fueron halladas dos cartulinas con el mismo mensaje: “Deja de hacer pendejadas Téllez Marié o vas a acavar (sic) igual. No te dejaremos meter a tus amigos los Zetas como en Poza Rica. Sólo hacemos lo que tú no haces, corrupto ineficiente Z”.
No ha sido, de ninguna manera, una buena semana para el mandatario estatal. Justo cuando quería presumir de las bondades de esta entidad, las cosas se pusieron aún más violentas.
Sin embargo, la defensa de su colaborador no fue la más atinada. Aclara que Téllez Marié no tiene vínculos con Los Zetas y su principal argumento es que el señalamiento proviene de un grupo criminal:
“¿Alguien puede confiar en lo que dice una organización delictiva, que es capaz de disparar en contra de tres jóvenes modestos que estaban llevando a cabo su trabajo y de cortar la cabeza y destazar a dos personas e irlas a depositar en la calle?”, les cuestionó el gobernador a los periodistas.
Entonces, en esa línea de razonamiento: ¿Por qué creerle a Arturo Bermúdez Zurita cuando habla de que Javier Duarte aportó mil 300 millones de pesos a la campaña de Héctor Yunes?
Es la versión de un sujeto a quien, lo menos que le achacan, es que se hizo millonario gracias a los malos manejos que hizo de los fondos para seguridad. Pero también lo hacen responsable de muchas de las desapariciones registradas durante su gestión, e incluso sugieren que habría sido el autor intelectual de la muerte de aquel joven cantante llamado Gibrán Mártiz.
¿Habrá que darle crédito a lo que venga a declarar Javier Duarte –una vez que haya sido extraditado- a pesar de que para los ojos del actual gobernador de Veracruz es un delincuente”.
¿Cuándo sí hay que creerles a sujetos procesados? ¿Cuando sus declaraciones coincidan con nuestros argumentos?
Si, como asegura Miguel Ángel Yunes Linares, Jaime Téllez Marié no tiene vínculo ni relación alguna con el grupo criminal conocido como “Los Zetas”, ¿cuál sería la motivación de este otro grupo criminal para “levantar”, ejecutar y cercenar los cuerpos de “tres jóvenes modestos”?
Debe suponer el gobernador que lo que pretenden esos asesinos es que quite a Jaime Téllez Marié de la Secretaría de Seguridad Pública.
¿Para qué, si con él al frente de la policía preventiva ellos hacen lo que quieren en Veracruz?
¿Para qué, si tienen claro de que en caso de salir Téllez Marié lo más probable es que pongan al frente de Seguridad Pública a un militar?
El plan original del gobernador (y el compromiso que hizo con Jaime Téllez) fue relevarlo del cargo una vez pasadas las elecciones. Ya en este mismo espacio se explicó que en la estrategia electoral de Yunes Linares es fundamental el papel que juega el jefe de la policía, en las tareas de contención de los grupos opositores.
Sin embargo, todo parece indicar que hizo tan bien su trabajo el secretario de Seguridad Pública durante las elecciones, que su jefe ya reconsideró su estrategia y ha decidido mantenerlo ahí para que le opere al hijo en el 2018.
Eso, por supuesto, no le gustó nada a Jaime Téllez, quien ya perdió un hermano y no está dispuesto a poner en riesgo al resto de su familia.
Hoy el argumento para no cambiarlo es que “se vería mal” hacerlo cuando un grupo delictivo lo está señalando de estar involucrado con otro grupo.
“Les estaríamos dando la razón”, le habrían explicado.

* * *

Epílogo.
Este jueves un grupo de mujeres empresarias formalizó la conformación de una Asociación Civil denominada “Mujeres Líderes de Veracruz”. Cada una de ellas, por su cuenta, ha sabido salir adelante en momentos tan complicados de la economía estatal. Ahora unen esfuerzos y experiencias para mejorar su entorno. Admiten que el mayor problema al que se enfrentan es la falta de circulante y la ausencia de apoyos institucionales. La Sedecop, dicen, es pura burocracia. *** Para colmo, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares prepara un nuevo golpe a la economía de las familias xalapeñas. Orgulloso presume que ya no habrá más despidos, pero anuncia un nuevo programa de “retiro voluntario” que, según los cálculos hechos por legisladores locales, podría dejar sin empleo a más de 30 mil burócratas. Dijo “retiro voluntario”, pero los empleados de gobierno ya se la saben: Les quitan la compensación, los hacen trabajar más horas o los cambian de adscripción, hasta orillarlos a renunciar. *** Y pensar que fueron los burócratas los que lo hicieron ganar en Xalapa.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Miércoles, 21 Junio 2017 08:38

Punto de Vista * El Fiscal ilegal

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Bien dicen que “la mula no era arisca, la hicieron los palos”. *** ¿Quién nos garantiza que este nuevo mecanismo para la compra y distribución de medicamentos a todos los centros de salud de la entidad será más efectivo que el anterior? ¿Cuánto medicamento con fecha de caducidad vencida fue encontrado en bodegas del gobierno estatal? ¿Se hicieron las denuncias correspondientes? ¿Cuál es el avance en esas investigaciones? *** No es sencillo “comprarle” al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares las “bondades” de lo que llama “Servicio Integral de Suministro, Distribución y Dispensación de Medicamentos y Dispositivos Médicos”. *** Asegura que con ese programa, adjudicado a la empresa “Exfarma”, se garantiza transparencia, ahorro y evitar que los medicamentos caduquen en bodegas. *** Ya en este mismo espacio se había advertido del especial y extraño interés que Yunes Linares estaba poniendo a la dotación de medicamento y equipos en los hospitales de la entidad, lo mismo que la inversión en el mejoramiento de las instalaciones de prevención y reinserción social. Llegó a asegurar que los recursos que recuperara de lo mal habido por parte de la pasada administración estatal, serían aplicados en esos rubros. *** La explicación es sencilla: A su paso por instituciones federales de gran calado como la Subsecretaría de Prevención y Readaptación Social (cuando existía la Secretaría de Seguridad Pública) y el ISSSTE, Miguel Ángel Yunes Linares habría concretado “amarres” con proveedores y contratistas de esas áreas, quienes patrocinaron sus dos incursiones en busca de la gubernatura de Veracruz. *** Una vez conseguido el objetivo, todavía logró que le subsidiaran su exhaustivo trabajo de investigación para dar con la compleja red de lavado de dinero diseñada por Javier Duarte y sus secuaces. *** Todos esos gastos, a cargo de sus amigos proveedores y contratistas deben ser resarcidos y para eso, seguros, seguros, sólo hay dos años, por lo que le urgía al gobernador cumplir con la parte que le corresponde. *** Ya en su momento el secretario de Salud, Irán Suárez Villa, fue exhibido por haber sustituido empresas contratistas de forma directa, sin licitación alguna, con el evidente afán de favorecer a proveedores del estado de Puebla, donde el servidor público estuvo laborando los años recientes. *** ¿Transparencia? ¿Cómbate a la corrupción? ¡A otro perro con ese hueso!


* * *

La diputada local de Morena, Tanya Carola Viveros Cházaro, fue la encargada de mantener en la memoria de los presentes las incontables irregularidades en las que ha incurrido el fiscal Jorge Winckler Ortiz. Recordó desde la tribuna que este servidor público mantiene su vínculo como “defensor voluntario” de Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador y alcalde de Boca del Río, quien está sujeto a una investigación federal (en la que está incluido su padre) por presunto enriquecimiento ilícito.
La legisladora se remitió a lo publicado en estrados por el Consejo de la Judicatura Federal, en el que quedó claro que desde su nombramiento como fiscal hasta el 8 de junio, fecha en la que la Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación, el mismo defensor de los inculpados era a su vez el representante del gobierno estatal.
El conflicto de intereses es irrefutable.
La Constitución de Veracruz establece en el tercer párrafo, fracción primera del Artículo 67, que “la función de procurar justicia encomendada a la Fiscalía General, se regirá por los principios de autonomía, eficiencia, imparcialidad, legalidad, objetividad, profesionalismo, responsabilidad y respeto a los derechos humanos”.
¿Autonomía?
Para nadie es un secreto que Jorge Winckler trabaja de forma prioritaria para Miguel Ángel Yunes Linares; que así lo ha hecho desde antes de que éste fuera gobernador y que lo sigue haciendo incluso después de que ambos asumieron sus cargos públicos. La principal obligación de Jorge Winckler hoy es fungir como el instrumento de la venganza de su jefe.
¿Eficiencia?
Les pueden preguntar a las desoladas madres y esposas de desaparecidos. Su peregrinar se ve frenado por la prepotencia, pero también por la ineficacia de los servidores públicos de la Fiscalía General del Estado.
¿Imparcialidad?
Más temprano que tarde la instancia federal de la justicia exhibirá el abuso en el que han incurrido las autoridades estatales contra todos aquellos que manejaron recursos durante la administración de Javier Duarte. La consigna del Fiscal es una: Mantenerlos en la cárcel mientras Miguel Ángel Yunes siga siendo gobernador. No importa a qué precio.
¿Legalidad?
Ahí están los casos en los que ha incurrido en conflicto de intereses, o las ocasiones en las que ha “filtrado” información reservada por formar parte de investigaciones ministeriales. O las amenazas a ciudadanos veracruzanos para despojarlos de sus bienes, como el caso de la “residencia de Javier Duarte en Tlactalpan”.
¿Objetividad?
No puede presumir de “objetivo” quien tiene como única y prioritaria función atender las órdenes de su jefe político, el gobernador de Veracruz.
¿Profesionalismo?
Un verdadero profesional del derecho no descalifica a los legisladores por el hecho de que no se hayan rendido a sus demandas. A Jorge Winckler le ganan las vísceras y eso le impide comportarse como el buen abogado que –dicen- llegó a ser.
¿Responsabilidad?
Con toda seguridad habrán de encontrarlo responsable de un buen número de violaciones a las leyes del estado. Hoy lo ven, lo escuchan y callan. En cuanto deje el cargo ya será otra cosa.
¿Respeto a los derechos humanos?
El maltrato a las víctimas de desapariciones, la negligencia con la que se ha comportado frente sucesos dolorosos para la sociedad, habla de un servidor público que guarda muy poco apego a los principios de respeto a los derechos humanos.
Esa es nuestra Fiscalía hoy. Quienes esperen justicia, que busquen por otro lado.

* * *

Epílogo.
Vicente Benítez lo dejó bien claro: Emulando al excanciller Jorge Castañeda, a quien, por “fresa” le endilgaron aquel slogan de una tienda departamental (“Soy totalmente Palacio”) el diputado local por Los Tuxtlas atajó los cuestionamientos de la prensa: “Yo soy cien por ciento turquesa”, les dijo y fue más allá: Nunca ha considerado sumarse al PAN, pero mucho menos ahora, que el partido al que representa en el Congreso local tuvo una votación histórica en Veracruz, al conseguir el triunfo en 18 municipios y sumar más de 200 mil sufragios. ¿Y sobre la foto? Nada. Un momento incidental en el marco de una reunión de trabajo. Hasta ahí. *** El desafuero de Eva Cadena va. Ya lo confirmó el Presidente de la Comisión Instructora, Fernando Kuri. La diputada, ahora independiente, insiste en su inocencia. Ya tendrá oportunidad de demostrarlo ante las instancias judiciales.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
El affaire de los cadetes de la Academia de Policía de Veracruz da para mucho más. Ya en la anterior colaboración di cuenta de los burdos negocios en los que incurrió el director de esa institución, el doctor en finanzas públicas Julio César Sosa Mirós. *** Hay versiones, sin embargo, que sugieren que el ahora exdirector de dicha academia cayó en “un cuatro”. Sus propios colaboradores lo grabaron cuando reclamaba pagos ilegales al personal y los justificaba asegurando que se trataba de “una orden” de Jaime Téllez Marié. *** Pasearon frente a sus ojos la charola con los suculentos beneficios que podría obtener y se fue de bruces. *** Mencionan que atrás de esta estrategia estarían involucrados personajes que tuvieron un peso muy importante en esa misma institución durante los tiempos en los que el titular de Seguridad Pública era Arturo Bermúdez. *** Un exdirector de esa academia de policía estaría trabajando ya en la creación de una institución similar, sólo que ésta de carácter privado, e incluso sus instalaciones se ubicarían en la misma zona de El Lencero. *** Quienes dan cuenta de esta nueva inversión para el estado de Veracruz sugieren que uno de los socios en ese proyecto sería el propio Bermúdez Zurita que, por lo que se ve, no se está quieto ni en la cárcel. *** En Xalapa de todos es sabido que el exsecretario de Seguridad Pública creó una empresa privada de seguridad, que le brindaba servicios al propio gobierno estatal y que hasta hace poco se llamaba “GPA”. Hoy lo que se sabe es que esa misma empresa está por renacer, pero ahora su apelativo será “Delta”. *** ¿Y Téllez Marié? Bien, gracias. En espera de que su amigo el gobernador le cumpla y lo saque de esa trampa.

* * *

En la batalla contra Andrés Manuel López Obrador, cuya primera etapa habría concluido con las elecciones municipales del 4 de junio, el gobernador de Veracruz percibe que no se ha cerrado totalmente el círculo.
Y los que conocen a Miguel Ángel Yunes Linares aseguran que a éste no le gusta dejar cabos sueltos.
El tema que considera Yunes Linares que no se concluyó es el proceso penal en contra de quien operó para que Morena se convirtiera, en Veracruz, en el poderoso rival electoral que es ahora. El gobernador de Veracruz, el líder de la guerra contra la corrupción en el estado, no admite que Gabriel Deantes siga en libertad. Se la tiene jurada y sigue trabajando para cumplírsela.
A finales de la administración duartista, tanto Gabriel Deantes como Arturo Bermúdez llegaron a un acuerdo con el entonces Fiscal General del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras. Le pidieron que los procesara, que le diera celeridad a las carpetas de investigación en su contra, pero que los tratara con benevolencia. El objetivo era que para cuando asumiera el cargo Miguel Ángel Yunes Linares, ellos ya estuvieran enfrentando su proceso, en las mejores condiciones posibles.
Y el Fiscal se los concedió. Ambos tuvieron que responder ante las autoridades, a partir de consignaciones presentadas por la Fiscalía del Estado. Y ambos recibieron el beneficio de seguir sus procesos en libertad
A su llegada a la gubernatura, Yunes Linares ya estaba enterado de esta jugada por parte de dos de los colaboradores más cercanos de Javier Duarte y le ordenó al nuevo fiscal, Jorge Winckler, que buscara nuevos elementos, nuevos cargos en su contra, de manera que no pudieran librar la cárcel.
En el caso de Arturo Bermúdez fue más sencillo. Su arrogancia le impidió comprender que los negocios que realizaba a través de sus familiares se encuadraban en delitos como el de abuso de autoridad y tráfico de influencias. Para la nueva Fiscalía fue sencillo abrirle una nueva carpeta de investigación y proceder en su contra, hasta meterlo a la cárcel.
Con Gabriel Deantes fue distinto. En realidad no hay autoridad que haya encontrado un solo centavo que haya sido desviado de alguna oficina de gobierno en los lapsos en los que él estuvo al frente. Sus cuentas públicas lucen impecables. Ni la Auditoría Superior de la Federación encontró elementos para actuar en su contra.
¿Cuál fue, entonces su delito?
Se trata de enriquecimiento ilícito. Y es que las posesiones de Gabriel Deantes no corresponden con los ingresos (salarios) que habría acumulado en los últimos dos sexenios.
¿Cómo es que Deantes se hizo de esa fortuna?
Sencillo: A él le tocaba operar los temas electorales. A él llegaron cientos (quizá miles) de millones de pesos en efectivo, de los que no estaba obligado a comprobar su destino. Quienes lo conocieron en los momentos de auge de su operación política, narran que en su oficina acumulaba montañas de billetes a su alrededor. De ahí salían los fondos para comprar voluntades, candidatos, funcionarios electorales y todo lo que fuera necesario.
Ante tal discrecionalidad de recursos, lo más lógico es que “algo” se le quedara. Hoy no tiene cómo comprobar una vía legítima para su notoria bonanza económica.
Gabriel Deantes sabe que están tras él. Procura pasar desapercibido, pero cada intento de sus abogados por conseguirle un amparo de la justicia federal lo deja en evidencia.
En su más reciente trámite, Deantes pidió en el Primer Tribunal Colegiado de Circuito con sede en Boca del Río, la revisión de la resolución a un amparo que tramitó y le fue negado, ante una posible captura de la Fiscalía General del Estado.
Se trata de un recurso promovido a través del expediente 247/2017 para la revisión del recurso en contra de la sentencia de 10 de mayo de 2017, dictada en el juicio de amparo 1352/2016 por el titular del Juzgado Primero de Distrito del Centro Auxiliar de la Segunda Región, con sede en San Andrés Cholula, Puebla.
Entre las cómodas medidas cautelares que en su momento le aplicó el Poder Judicial del Estado, está que se presente a Pacho Viejo cada dos semanas a firmar el libro de registros. El resto del tiempo lo pasa en la capital del país.
La próxima vez que tenga que hacer acto de presencia, podría ser la última.

* * *

Epílogo.
Por si quería saber dónde andan nuestras gloriosas fuerzas del orden, es oportuno aclararle que no andan en malos pasos. Sólo fueron a cumplir con una instrucción de su jefe, el gobernador de Veracruz, quien prometió desde que asumió el cargo que no permitiría movilizaciones que violentaran el derecho de terceros al libre tránsito. Los policías con escudo y macana viajaron a Zongolica, para desalojar a quienes mantenían bloqueada la carretera. Se trata de miembros de la Coordinadora de la Defensa Campesina Indígena Náhuatl, que salieron a protestar porque uno de sus compañeros, Germán Otehua Vázquez, fue agredido con una motosierra por tres personas y se encuentra grave en el Hospital Regional de Río Blanco. El operativo de desalojo de los indígenas dejó como saldo al menos diez manifestantes lesionados. *** Pero no se preocupe. Ya el gobernador anunció un nuevo operativo de las fuerzas federales por territorio estatal. En una de esas le atinan y abaten los índices de inseguridad que padece Veracruz. Ojalá.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.