sábado 19 de agosto del 2017
Filiberto Vargas

Filiberto Vargas


Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
¡Se la mató el Presidente! *** Con un cronograma bien calculado, cada determinado tiempo Miguel Ángel Yunes Linares lanza una nueva bomba mediática sobre su villano favorito, Javier Duarte. Desde que asumió la gubernatura ha administrado esos misiles con gran celo. Abrió con el anuncio de la recuperación de millones de pesos que habrían sido sustraídos de las arcas estatales, siguió con el señalamiento de que tanto Fidel Herrera como Javier Duarte habían autorizado, permitido o hasta ordenado, la aplicación de “quimioterapias falsas” a niños enfermos de cáncer; después fue la captura del titular de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez, gran parte del sexenio anterior. *** Con cada “bombazo”, Yunes Linares ganaba las portadas de los principales medios de circulación nacional y desviaba la atención de lo realmente importante, su inoperancia en los dos temas que más preocupan a los veracruzanos: finanzas y seguridad. *** Esta semana tocó el turno a una nueva “caja china”. El gobernador en persona anunció la confiscación de una bodega, en la ciudad de Córdoba, donde se reguardaban numerosos enseres personales de Duarte y su esposa. Entre los bienes de los que se apropió la Fiscalía, Yunes Linares presumió en especial una colección de diarios personales y libretas de anotaciones, al parecer propiedad de la señora Karime Macías, en las que –asegura el gobernador- se da cuenta de actos ilícitos y cómplices de la pareja. *** Para la mala fortuna de Yunes Linares, la tempranera difusión de su “noticia bomba” fue matada por el Presidente Enrique Peña Nieto, quien dedicó gran parte del lunes a dialogar con al menos 20 periodistas, sobre las medidas que está tomando su gobierno en el tema de la gasolina. *** Ni hablar. A’i pa’ la próxima.

* * *
En junio de 2014, en plena efervescencia mundialista, Iván Vicente Alarcón Cerda, un funcionario menor de la Comisión Municipal de Agua de Xalapa (CMAS), envió un oficio al área de Recursos Humanos, en el que argumentaba un “problema personal” que lo obligaba a ausentarse unos días de sus labores… y se fue a Brasil, para disfrutar la fiebre futbolera.
Nada habría pasado, nadie se habría enterado, porque el personaje de marras era de por sí un desconocido. Sin embargo, sus aficiones personales le jugaron una mala pasada: Al entrar a un estadio carioca fue descubierto metiendo de contrabando una botella de tequila, en el interior de un inofensivo oso de peluche. El periodista mexicano, Alejandro de la Rosa, de la cadena ESPN, consignó el hecho en un Twitter.
Cuestionado por las cámaras de televisión, Vicente Alarcón sonrió, explicó la gracejada con detalles y posó para los millones de televidentes. El comunicador escribió: @adelarosa_esp: “No, no crean que andan de cursis. Es el ‘oso’ que ‘mete’ el tequila a los estadios! #YaNiLa”…
Hubo reacciones en Xalapa, en todo Veracruz y el mundo entero, sobre todo cuando trascendió que el desconocido era coordinador de la Cultura del Agua de Xalapa.
- ¿Cómo es posible -se preguntaban- que quiera educar a niños en materia del cuidado hídrico, cuando él mismo anda permanentemente en el agua?
El alcalde Américo Zúñiga mostró su irritación por el hecho y a su regreso a Xalapa, fue despedido. ¿La razón? Por mentir al área de Recursos Humanos, con su “problema personal”.
Luego de su fugaz paso por CMAS, uno de sus amigos “íntimos”, poderoso funcionario de la Secretaría de Gobierno (área que en ese entonces encabezaba Gerardo Buganza) lo rescató y generoso lo metió a la nómina, por las habilidades que Iván Alarcón Cerda tenía para “meter” tequila de contrabando, a los recintos más vigilados del mundo.
El final de la historia de esa dependencia ya lo conocemos y por ende, el destino del “Osito tequilero”, de llegar a la calle. Sin embargo, su padrino y protector lo ha seguido cobijando con su manto y le ha seguido alimentando sus “problemas personales”, sus aficiones por el alcohol y otras sustancias.
Hoy, en un nuevo capítulo de esta novela de pasión, lo lanza al ruedo, para competir como precandidato del PRI a la presidencia municipal de Xalapa, donde habrá de enfrentarse con Alejandro Montano Guzmán.
¿Sabrá el padrino del riesgo que corre con un chivo en cristalería como lo es Iván Alarcón Cerda?
¿Qué pretende, hasta dónde quiere llegar?
Metido en las sombras, luego de la saga de corruptelas del duartismo, si de verdad lo está impulsando, lo único cierto es que está poniendo en riesgo su pellejo, con un personaje de poca monta, a quien nadie toma en serio, luego del ridículo que hizo con su osito tequilero.
Ahora, como precandidato del PRI, envía comunicados, lanza peroratas, argumenta que será candidato y alcalde de Xalapa.
¡Por favor! Hay que ser serios. El PRI municipal no debió permitir su registro o al menos debió hacerle un antidoping.
Iván Alarcón Cerda no tiene “un problema personal”. Como precandidato del PRI, ya tiene varios “problemas personales” y uno de ellos, del tamaño de un oso, lo persigue muy de cerca.

* * *
Epílogo.
El mensaje del coordinador del grupo parlamentario del PRI en la Cámara Baja, César Camacho, fue breve pero contundente: “Que cada gobierno haga lo que tenga que hacer para aplicar la ley, sin que esto sea una venganza pública, sin que se politice la justicia, pero sin que se den espacios para la impunidad”. El mensaje fue dirigido expresamente a Miguel Ángel Yunes Linares, como respuesta al show montado en Córdoba con el asalto a una bodega que contenía bienes de la familia Duarte-Macías. *** Américo Zúñiga se mostró prudente, pero firme. Aclaró que no se habrá de “subir al ring” con el Gobernador de Veracruz, pero insistió: Lo que los alcaldes piden está apegado a derecho, existe un adeudo por parte del gobierno del estado y él (Miguel Ángel Yunes) ha señalado públicamente que le va a hacer frente. ¿Para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo? *** Tres diputados locales presentaron su solicitud de licencia para ir en busca de las presidencias municipales. El tema ha sido muy criticado, pues a esos personajes se les suele tachar de “chapulines”, esto es, que saltan de cargo en cargo. Los diputados locales que se lanzan a una nueva aventura son Carlos Vasconcelos (PRI-Coatzacoalcos), Hipólito Deschamps (PAN-Medellín) y Felícitas Cadena (Morena-Las Choapas). La diputada panista Rosario Guzmán Avilés también pidió licencia, pero para ir a ocupar la curul que deja en el Senado Fernando Yunes Márquez, el hijo del gobernador, quien competirá por la alcaldía de Veracruz. A ver cuántos de ellos retornan con el rabo entre las piernas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Es inevitable hablar de las baratijas encontradas en una bodega de Córdoba y que, según el comunicado oficial, resguardaba “diversos bienes propiedad de Javier Duarte y su familia”. *** El mismo documento señala que en ese sitio fueron localizados documentos que “presumiblemente” vinculan a Karime Macías de Duarte en el desvío de recursos públicos “en beneficio personal y de algunos cómplices”. *** El comunicado informa que se obtuvo también “una relación extensa de familiares, funcionarios públicos, socios y diversas personas con quienes hacían negocios ilícitos al amparo del poder”. En estas afirmaciones ya no se utilizó el término “presumible” o “presunto”, sino que se dio como un hecho inatacable que tales datos, que en estos momentos se encuentran en proceso de dictaminación pericial, tienen una connotación ilícita. *** ¡Eso es lo que tanto anhelaba Yunes Linares! Vivir en “la plenitud del pinche poder” y convertirse en fiscal, juez y verdugo… y ¡ay de aquel que ose contrariarlo! *** ¡Qué feliz se ve el carnicero de hoy!

* * *
Hoy me permito disentir de mi amigo, el periodista Arturo Reyes Isidoro, quien en su colaboración del pasado lunes 20 de febrero celebró que el nuevo gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares haya “respetado su ofrecimiento de campaña y como nueva autoridad de que sería respetuoso con la prensa y del ejercicio de la libertad de expresión”.
No sólo eso. Arturo Reyes asegura que Yunes Linares “viene teniendo un comportamiento ejemplar pues se muestra respetuoso con todos los periodistas, aunque cuando no está de acuerdo, lo dice abierta y públicamente”.
Reyes Isidoro es un periodista de larga trayectoria. Ha formado parte de importantes proyectos de comunicación en la entidad y también ha servido desde la administración pública. Cuando habla de libertad de expresión sabe de qué está hablando.
Quizá en esta ocasión debió explicar cómo es que un servidor público que trata de “ignorantes” a los periodistas que opinan diferente a él, puede ser calificado como alguien que “se muestra respetuoso con todos los periodistas”.
Los comunicadores tenemos, como todos, filias y fobias. Podemos coincidir o disentir en los temas que nos conciernen, pero por nuestra actividad profesional, estamos obligados a honrar la inteligencia de nuestros lectores.
Ni la empatía personal, ni la obtención de un cargo público, deben ser factores que alteren nuestra concepción de la labor periodística y la exigencia de un trato de respeto y profesional entre comunicadores y actores políticos.
Justo es señalar que la actitud de desprecio del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares no se limita a un sector del periodismo veracruzano.
El actual mandatario estatal pretende convencernos a todos los veracruzanos de que no somos capaces de discernir entre una renegociación de la deuda pública como la que él plantea, y propuestas similares que han presentado anteriores administraciones.
Nos conmina a reconocernos como neófitos en el tema y aceptar a ojos cerrados su propuesta, “porque es la mejor para Veracruz”.
Economistas, especialistas en temas financieros, operadores bancarios del más alto nivel, que se han expresado en contra de la propuesta enviada al Congreso local, son tachados de “ignorantes” y, por lo tanto, descalificados para opinar.
Con seguridad muchos de nosotros le daríamos a Yunes Linares el voto de confianza, si al escuchar las primeras objeciones, hubiera puesto especial énfasis en su interés de respetar todas las opiniones y su voluntad de incorporar a su propuesta todas aquellas ideas que ayuden a sacar lo más pronto posible a Veracruz de la crisis que enfrenta.
Está claro que ese no es su estilo.
Él es “El Bronco de Veracruz” y al que no le guste… ya sabe cómo la va.
¡Qué pena!

* * *
Epílogo.
Y si Veracruz se queda sin futbol de la Primera División, ni modo. El objetivo es exhibir a otro amigo de Javier Duarte quien, por tener esa categoría, debe ser tan corrupto como el exgobernador de Veracruz. El “cuatro” no pudo ser más obvio: Se le negó apoyo en materia de seguridad, en un partido en el que el estadio lucía repleto, pues el visitante era nada menos que el actual campeón; se provocó un pleito en las gradas y de inmediato se actuó en contra del dueño del club. Con mucho tino alguien reflexionó: Si la seguridad en las sucursales bancarias es responsabilidad de los propios bancos, si la seguridad en el estadio de futbol es tarea del dueño del equipo local, entonces… ¿de qué se hace responsable la Secretaría de Seguridad Pública? ¿De los robos de hasta 100 pesos y una Coca Cola? *** Quizá no entendemos bien lo que nuestro gobernador nos plantea. Ya nos dijo que pasamos por la peor crisis de nuestra historia y, por lo tanto, no deberíamos perder el tiempo en diversiones improductivas. Si busca sacar a los Tiburones Rojos del Estado, no es porque odie a Fidel Kury, es para que seamos más productivos. Si cancela los días de asueto con motivo del Carnaval de Veracruz, no es para cobrarle viejas afrentas al “Pollo” Pérez Fraga, organizador del evento, sino para salvarnos del vicio y la perdición. Al final tendremos que darle las gracias. *** Lo publicó Raymundo Rivapalacio el pasado viernes: “La ruta de la corrupción de Odebrecht en México iba a ser dibujada por sus ejecutivos cuando se acercaron a la PGR, en busca de una negociación fuera de tribunales. De acuerdo con personas que fueron informadas de lo que quería intercambiar la empresa brasileña para que le permitieran seguir trabajando en México, eran detalles de cuánto dinero invirtieron en campañas políticas en Veracruz y Tamaulipas, en qué años y a quiénes. La relación de la empresa con funcionarios veracruzanos en particular, es estrecha. La embajadora en Brasil, Beatriz Paredes, incluso le organizó una visita a Sao Paulo al exgobernador Javier Duarte, para hablar con los ejecutivos del emporio latinoamericano de la construcción”. Al respecto, el siempre combativo Miguel Ángel Yunes Linares se ha limitado a aclarar que ni Odebrecht, ni alguna de sus filiales, tienen inversiones en el sur del estado. ¿De cuándo a acá tan prudente? ***Por cierto, las ejecuciones no paran, las balaceras tampoco. Yunes Linares tiene razón cuando advierte que él nunca habló de que ese tema ya estuviera resuelto. Pidió seis meses para mostrar resultados. Tic, tac, tic, tac…

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Ya desde antes Alejandro Montano había analizado la posibilidad –o conveniencia- de competir por la alcaldía de Xalapa. Esperó el momento que consideró más adecuado y finalmente decidió registrarse este domingo. *** Llamó la atención que entre quienes acompañaron al “capitán Montano” estuvieran el senador –y candidato derrotado a la gubernatura- Héctor Yunes Landa y el empresario Carlos Abreu, ambos amigos –y hasta compadres- de otro aspirante a la candidatura del PRI por Xalapa, José Luis Santiago López. *** Dicen los que de esto saben que el evento tuvo todas las características de una “cargada”, práctica muy común en otros tiempos del priismo. Es una carta fuerte y si consigue la unidad de la militancia xalapeña, estará compitiendo con reales posibilidades de triunfo.

* * *
No tuvo que pasar mucho tiempo para que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares mostrara su verdadero rostro, ese carácter que le ha caracterizado toda la vida: Intolerante, prepotente, irrespetuoso y autoritario.
Tachar a los alcaldes priistas de “ignorantes y desvergonzados” por el hecho de exigir lo que por ley les corresponde a sus administraciones, es una clara muestra de que Yunes Linares no está dispuesto a soportar cuestionamiento alguno a su gestión. No se puede pasar por alto que también calificó de “ignorantes” a los periodistas que lo cuestionaron por el evidente repunte de hechos de violencia en la entidad y su insistencia en atribuirlo a “temas de percepción”.
A los alcaldes les recrimina que no le hayan cobrado esos pasivos, en su momento, a Javier Duarte, pero es lo mismo que hoy hacen los alcaldes panistas y perredistas, quienes el año pasado llegaron al extremo de tomar Palacio de Gobierno y Casa Veracruz, exigiendo la liquidación de los adeudos, y que ahora no tienen permitido abrir la boca.
Justifica el gobernador, además, la grosería de su subalterna, Clementina Guerrero, quien dejó plantados a los alcaldes priistas.
En el diccionario de Yunes Linares no existe el vocablo “cortesía”. La titular de Sefiplan tenía cosas que hacer en la ciudad de México y eso era razón suficiente para incumplir con el compromiso que había hecho con las autoridades municipales. Dio a entender que los alcaldes estaban siendo “imprudentes” al reclamarle una explicación a la funcionaria.
Por fin, el nuevo dirigente del PRI en Veracruz, Renato Alarcón, salió a dar la cara por sus compañeros de partido y le demandó respeto al mandatario estatal, y que se privilegien la política, el diálogo y los acuerdos, lo que no se ha hecho hasta el momento.
“No se trata sólo de los municipios emanados de nuestras filas, sino de un equilibrio que debe existir entre los tres órdenes de gobierno”, le aclaró el dirigente estatal del PRI.
De forma tardía, y en evidente afán de captar algo de protagonismo, el senador y candidato derrotado a la gubernatura, Héctor Yunes Landa salió un día después de la afrenta a reclamarle a su primo hermano por el trato a los alcaldes priistas.
Nadie desconoce las complicaciones financiera que vive Miguel Ángel Yunes Linares, pero él debe entender que la expresión ciudadana en las urnas no significa un cheque en blanco para su gestión. Hubo, sí, poco más de un millón de veracruzanos que lo respaldaron y le concedieron el beneficio de la duda, pero más de dos millones de votos hablan de que muchos no creen en su oferta de venganza, ni en su política de garrote.
Se le festejó en su momento que utilizara a la fuerza pública para desalojar a manifestantes que ahorcaban la circulación en la capital del estado y en algunas carreteras. Hoy preocupa que haya lanzado a los uniformados para reprimir a manifestantes que se ubicaron en la plaza Lerdo de Xalapa, sin violentar ningún derecho de terceros.
Lo que los veracruzanos piden es que haya firmeza en la exigencia del respeto a las leyes, pero no hasta llegar al extremo de la represión.
Al final, lo que la gente quiere es que los policías sean utilizados para la prevención del delito. Ya no quieren más noticias de cuerpos “embolsados”, aunque el gobernador se empeñe en criminalizar a las víctimas.
En el ciudadano común, en el que esperaba que las cosas mejoraran con Yunes Linares, persiste la idea de que hubiera sido más útil la presencia de la policía resguardando la seguridad en el estadio Luis Pirata Fuente de Boca del Río, que persiguiendo a burócratas que protestan por haber sido despedidos injustamente por el gobierno estatal.
En los hechos de violencia suscitados el pasado fin de semana durante el encuentro entre los Tiburones Rojos y los Tigres, hay evidencia de que padre e hijo (gobernador y alcalde) le montaron el numerito a Fidel Kuri, por cierto, diputado federal priista.
“Yo soy el gobernador y en Veracruz se hace sólo lo que yo digo, quien se oponga será tachado de ignorante, pero si persiste, conocerá cómo se aplica la ley en mis dominios”.
Ese es el mensaje que nos envía nuestro legítimo gobernador.

* * *
Epílogo.
Cinco cuerpos sin vida, maniatados, fueron arrojados a la orilla de la carretera Isla-Cosamaloapan. Fueron identificados como Nicolás Díaz González (originario de José Azueta), Francisco Adolfo Muñoz Barrán (hermano de Sara Isabel Muñoz Barrán, Presidenta de la Asociación Ganadera, de Isla), Edel Montalvo Palacio, Edgar Montalvo Palacios (menor de edad) y Alfredo Cook Durán. Además, en José Azueta, dos mujeres que trabajaban en distintos fueron asesinadas y sus cuerpos arrojados en un camino vecinal. Las dos habían sido “levantadas” la noche del viernes 17 de febrero por sujetos fuertemente armados. Ambos cuerpos presentaban señales de violencia y heridas de bala. Fueron identificadas como María del Carmen Quezada Figueroa, de 37 años de edad, y Eyda Verja Garrido, de 24 años. Y en Xalapa, en la colonia Portón Colorado, fue hallado el cuerpo sin vida de una mujer joven, de estatura baja, tez morena, complexión delgada, en avanzado estado de descomposición. El cuerpo estaba cubierto por sábanas y bolsas negras. Hoy el gobernador argumenta que nunca se ha dicho que el problema de seguridad en Veracruz está resuelto. Mal haría, pues las evidencias demuestran lo contrario. *** El fiscal Jorge Winkler tuvo que admitir que no hay orden de aprehensión en contra de Fidel Herrera, aunque también reveló que están buscando con mucho esmero para someterlo a la justicia. Ya la Secretaría de Salud a nivel federal admitió que la Cofepris no encontró evidencia alguna de que en Veracruz se haya aplicado agua destilada a niños con cáncer, como denunció, en formas por demás irresponsable, Miguel Ángel Yunes Linares. ¿Habrá sanción para él?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Viernes, 17 Febrero 2017 19:04

Punto de Vista * Las descortesías

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Para quienes lo conocemos fue una gran sorpresa. El registro de Javier Escalera como aspirante a la candidatura a la presidencia municipal de Xalapa por Morena era algo que pocos imaginábamos. *** No es que no tenga la capacidad o los méritos. Con seguridad será un serio contendiente en el proceso interno. Tiene amplia experiencia en el servicio público y domina como pocos los temas de la administración municipal. *** Sorprende en gran medida porque el diputado federal y excandidato a la gubernatura por Morena, Cuitláhuac García, ya había “tirado línea” para favorecer al docente de la UV Hipólito Rodríguez Herrero. *** De qué tamaño será la “cargada” a favor del académico, que el propio dirigente estatal de ese partido, Manuel Huerta, lo acompañó a su registro. *** Javier Escalera no debe amilanarse. Él tiene lo necesario para competir y si la decisión es democrática, tendrá muy fuertes posibilidades de salir adelante.

* * *
Imagine que, agobiado por las presiones de sus acreedores, usted resuelve reunirse con algunos de ellos y hablarles claramente sobre sus posibilidades de pago, de manera que en conjunto puedan encontrar los mejores mecanismos para cumplir con sus compromisos.
Acuerdan fecha, hora y un salón como sede para dicho encuentro. Sin embargo, horas antes de la cita, usted recibe una llamada en la que se le conmina a que acuda -en calidad de “urgente”- a una oficina en la que está gestionando un crédito para pagarles a dichos acreedores.
Por supuesto, acude a la cita urgente. A final de cuentas de reuniones como esa saldrán los recursos para cumplirles a quienes lo esperan.
No pretende ser grosero y resuelve avisar de dicho imponderable. Es lo correcto.
Lo lógico sería buscar vía telefónica a las personas citadas para posponer el encuentro. Nadie con un miligramo de sentido común pensaría que cumpliría con la cortesía tan sólo avisándole al propietario del salón.
Algo así sucedió con la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación de Veracruz (Sefiplan) Clementina Guerrero, quien dejó plantados, el pasado miércoles, a cerca de medio centenar de alcaldes que reclaman el cumplimiento de pasivos por parte de la administración estatal.
Alega que fue citada “de urgencia” en la capital del país para una reunión en la Secretaría de Hacienda, pero argumenta que le avisó -¡y por escrito!- a la Mesa Directiva de la Legislatura local, pues el encuentro con los alcaldes estaba programado para celebrarse en uno de los salones del Congreso.
La cita no era con los diputados, el compromiso era con presidentes municipales que viajaron de distintos puntos de la entidad para estar presentes en el lugar, en la fecha y en la hora convenida. Nadie les avisó del “imponderable” que impidió a la funcionaria estatal estar presente.
Eso de la impuntualidad y la falta de respeto parece ser una constante entre los colaboradores del nuevo gobernador. Ahí está el caso del “autónomo” fiscal de Veracruz, Jorge Winkler, quien dejó esperando casi dos horas a las representantes de los grupos de madres que luchan por la localización de sus hijos, desaparecidos como producto de la violencia que priva en Veracruz y que Yunes Linares asegura que sólo es producto de nuestra mala “percepción”.
El argumento de Wiknler y el subsecretario federal de Derechos Humanos, Roberto Campa para llegar tarde al encuentro, es tan válido como el de la titular de Sefiplan. Ellos alegan que el mal tiempo obligó al funcionario federal a aterrizar en Veracruz y viajar por tierra a Xalapa. A nadie se le ocurrió, sin embargo, que habría que avisarles a las madres sobre dicho imprevisto, a nadie se le ocurrió que alguien pudiera atenderlas mientras llegaban los titulares. Cuestión de mera cortesía, de educación.
Lo cierto es que Clementina Guerrero regresó de la ciudad de México y todavía no tiene respuestas concretas para los alcaldes, que no sean las de siempre: “Es una deuda de Javier Duarte, no nuestra”, como si el pasivo no fuera de la institución.
Y para empeorar aún más el ya de por sí pesado ambiente que se palpa entre los alcaldes y la secretaria de Finanzas, al anfitrión, al convidado de piedra, al Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, Sergio Hernández, se le ocurre la “genial” idea de responderle al senador José Yunes Zorrilla, quien criticó la falta de respeto del gobierno estatal con los alcaldes plantados.
Sergio Hernández está sometido a una fuerte presión. Su jefe político, el gobernador de Veracruz, le ha encargado que “opere” con los diversos grupos de la Legislatura de manera que avance su trámite para renegociar la deuda, y no lo ha logrado. Le falta oficio, experiencia, capacidad.
El coordinador de los diputados panistas tiene el fundado temor de que, en un arranque de esos que le suelen dar al gobernador, ordene que le retiren de tan relevante cargo. No ha encontrado mejor manera de justificar su nombramiento, que lanzarse a una guerra ficticia, cual Quijote contra los molinos de viento.
Alguien tendría que avisarle que en este debate él no ha sido invitado, pues no compite en esa categoría.

* * *

Epílogo.
Un personaje que está levantando la mano para ser considerado en la carrera por la alcaldía de Xalapa es José Luis Santiago, reconocido personaje de la política estatal, con una trayectoria incuestionable. Pretende ser el candidato del PRI, su partido, cuando otros actores políticos de la capital han preferido esconderse y esperar “tiempos mejores”. No hay que desdeñarlo. *** Y al grito de: “El Rey ha muerto, ¡viva el Rey!”, el titular del Orfis, Lorenzo Antonio Portillo Bonilla, lanza en ristre, acomete contra Javier Duarte y todos sus colaboradores. Pretende justificar su permanencia en el cargo y le ofrece al nuevo gobernador los expedientes que sean necesarios para meter a la cárcel a todos los que él quiera. Asegura que tiene documentado el desvío de 55 mil millones de pesos, del 2011 al 2015. ¡Cuánta eficiencia!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Miércoles, 15 Febrero 2017 20:33

Punto de Vista * El retorno del PRI

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Es como cuando la señora se asoma por un resquicio que deja la cortina, en espera de que se vaya el abonero. No tiene dinero para pagar la letra y ya se le acabaron los pretextos. “Venga mañana, que mi marido salió de viaje y no me dejó el dinero”. “Fíjese que no encuentro mi cartera y ahí traigo lo del abono, regrese más tarde por favor”. *** Clementina Guerrero pasó de cobradora a deudora en menos de lo que canta un gallo. Hace muy poco tiempo acompañaba a la rectora de la UV para reclamarle al Gobierno de Veracruz que cubriera los pasivos con la casa de estudios. Después se le ocurrió aceptar la invitación de Miguel Ángel Yunes para encabezar la Secretaría de Finanzas del Estado. *** Este miércoles dejó plantados a los alcaldes a los que se comprometió a recibir, no dio explicación alguna, sólo se escondió atrás de la cortina en espera de que los aboneros se aburrieran y terminaran por irse. *** Algo así le habrán hecho en aquellos tiempos en los que representaba a la UV, de algo así se habrá quejado. ¡Las vueltas que da la vida!

* * *
Algo fundamental para lograr el rescate del priismo en Veracruz, en opinión de la actual delegada nacional Lorena Martínez, es que acá no ha habido desbandada, que ha sido tan poco el tiempo entre una elección y la siguiente, que los grupos políticos que integran el partido tricolor no se han desintegrado. Han encontrado en la elección municipal de este año la posibilidad de revancha.
Y para hablar de derrotas dolorosas en el PRI, Lorena Martínez es la indicada. Fue candidata a la gubernatura por su natal Aguascalientes y perdió. Apenas 9 mil votos macaron la diferencia, y no está llorando por su tropiezo. Se dice convencida de que llegará a gobernar su estado y ya prepara su retorno el próximo año, en busca de un escaño en el Senado de la República.
La delegada destaca que, aunque el PRI veracruzano fue derrotado en la elección para gobernador, cayó en una contienda muy cerrada. Hay cerca de un millón de votos que representan a un importante sector de los ciudadanos que le apostaron a la propuesta tricolor. La tarea hoy es por lo menos sostener esa cifra, o acrecentarla, y eso se logra con la presentación de buenas propuestas para las 212 alcaldías y con la construcción de acuerdos entre los grupos que integran al partido, para que todos caminen en el mismo sentido.
Suena fácil, hasta reiterativo, pero Lorena Martínez asegura que ha encontrado muy buena disposición.
Llama la atención sobre los avances logrados desde su llegada a Veracruz: “Ya tenemos una dirigencia estatal, pues cuando yo llegué Amadeo Flores ya había presentado su renuncia y estaba en espera de que se la aceptaran; de hecho ya ni se presentaba al Partido. Ya resolvimos el acuerdo de la alianza con el Partido Verde y coincidimos en que no era el mejor momento para que nos sumáramos con Nueva Alianza. En el momento en que se registren nuestras fórmulas a las alcaldías, mi labor en Veracruz habrá concluido”.
Destaca las ventajas de conformar las planillas municipales sin la injerencia de una voluntad poderosa como la de un gobernador del mismo partido: “Ahora nos sentamos con los aspirantes de cada municipio y los invitamos a buscar acuerdos entre ellos, les pasamos la pelota a su cancha. Si quieren que el PRI logre la victoria, el primer paso es que busquen consensos. Al principio se muestran sorprendidos, hasta recelosos, pero una vez que entienden que está en ellos la decisión, muy pronto empiezan a dialogar y la labor se facilita”.
Un elemento fundamental en esta tarea es, además, que ningún grupo político se sienta relegado.
“En nuestras reuniones de análisis y toma de decisiones, lo mismo participan representantes de los senadores (Pepe Yunes y Héctor Yunes) que del propio Fidel Herrera, y de los sectores y organizaciones del partido. Todas las voces son escuchadas, todos son tomados en cuenta”.
A pesar del buen ánimo que ha encontrado, tampoco se pone metas alejadas de la realidad. Entiende que lo sucedido después del 5 de junio (un gobernador emanado del PRI con orden de aprehensión y que se dio a la fuga, además de múltiples denuncias contra priistas que fueron servidores públicos) tendrá un impacto negativo, más aún después del “gasolinazo” que a nivel nacional le ha pegado a los priistas. Calcula que alcanzar poco más de 70 alcaldías será positivo, pero advierte que lo más importante es mantener una base sólida de votos que le permitan al PRI de Veracruz competir en el 2018.
Lorena Martínez fue presidenta municipal de Aguascalientes, presidenta del PRI en ese estado, candidata a gobernadora, dirigente nacional del Onmpri, diputada federal en dos ocasiones y Procuradora Federal del Consumidor.
El dirigente nacional del PRI le había ofrecido que se hiciera cargo del partido en la Ciudad de México “pero allá no hay nada, no hay elecciones, todo está muerto. Yo fui quien le pidió a Enrique Ochoa que me enviara a Veracruz”.
La reconstrucción del priismo veracruzano está en proceso, con la ventaja –en opinión de Lorena Martínez- de que no quedó tan derruido el partido después de la derrota del 2016.
Muy pronto sabremos si sus cálculos eran los correctos.

* * *
Epílogo.
¡Cuidado! La grosería que Clementina Guerrero les hizo a los alcaldes podría tener consecuencias. Por lo pronto diputados de oposición coinciden en que la postura de la funcionaria estatal entorpecerá las pláticas sobre la aprobación de la propuesta de Yunes Linares para renegociar la deuda. ¿No habría sido más sencillo presentarse, darles la cara a los alcaldes y explicarles que las fechas de pago dependían de los términos de la renegociación de los pasivos estatales? *** El Gobernador Miguel Ángel Yunes se siente algo así como una fusión de Santa Claus y los Reyes Magos. Con los bienes que presume haber recuperado de los socios y amigos de Javier Duarte hace lo que a él se le ocurra. Ya prometió utilizarlos para mejorar la infraestructura hospitalaria de la entidad, ya ofreció mejorar escuelas y ahora le prometió a la Cruz Roja que una parte de lo “recuperado” será para esa institución. Una rápida revisión a la Constitución local permite advertir que el Artículo 33, el que establece las atribuciones del Congreso local, menciona en su apartado XXXII la de “autorizar al Ejecutivo del Estado a enajenar, a título oneroso o gratuito, o a conceder el uso y disfrute de bienes de propiedad estatal, en los términos que fije la ley”. No, aunque él lo quiera así, Yunes Linares debe entender que el Gobernador no se manda solo. *** Por cierto: Este miércoles estuvo en Xalapa la dirigente nacional de la CNOP, Cristina Díaz Salazar, acompañando a su representante en la entidad Érika Ayala Ríos, en una reunión con delegados distritales de ese sector. En el evento, el dirigente estatal del tricolor, Renato Alarcón Guevara, dijo que los priistas de Veracruz tienen hoy la responsabilidad de construir la unidad que necesitan para tomar un nuevo rumbo que les permita volver a representar las mejores causas de la sociedad, “porque los ciudadanos nos lo exigen”.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Martes, 14 Febrero 2017 20:56

Punto de Vista * Orden en el transporte

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
No será tarea sencilla la aprobación de la solicitud enviada por el gobernador de Veracruz para renegociar la deuda pública. Muchos legisladores consideran que en el documento no se detallan factores importantes que deben ser considerados, y con el afán de ayudar a resolver ese delicado tema, se aprestan a presentar su propia propuesta de reestructuración. *** Eso no tiene, para nada, contento a Miguel Ángel Yunes Linares. Ya tachó a los diputados de “irresponsables y torpes”, con lo que ha complicado aún más la negociación que lleva el coordinador de los panistas, Sergio Hernández. *** Nadie que se respete le daría entrada a una propuesta que fue acompañada por improperios. ¿Habrá olvidado el gobernador las lecciones del tuxpeño Jesús Reyes Heroles? Aquí le recordamos una: En política, la forma es fondo.

* * *
En diciembre del 2010 y los primeros meses del 2011, ya en funciones de gobernador Javier Duarte de Ochoa, lo que se comentaba en los pasillos de las oficinas públicas es que Fidel Herrera había arrasado con todo aquello que le significara negocio.
¿Venta de plazas de maestros? Saturadas.
¿Concesiones de taxis? Rebasada su viabilidad.
¿Notarías? Más de las que se necesitaban.
Todo, todo lo que fuera negocio, Fidel Herrera lo explotó hasta el extremo. Eso quizá explique la torpeza y voracidad de sus sucesores, quienes no encontraron otra vía para enriquecerse, que llevando a la quiebra al Estado.
Similar situación es la que se ha encontrado Miguel Ángel Yunes. Por eso las medidas más urgentes de su gestión buscan deshacer muchos de los acuerdos tomados por Javier Duarte, de manera que “le quede algo” por vender.
Es el caso del transporte público. Es cierto, la voracidad de los que ya partieron fue tal, que jugaron con el sostén familiar de transportistas serios, legítimos.
Es también cierto que, como sucede en muchos otros puntos del país, y como sucedió en su momento en países como Colombia, el crimen organizado ha dispuesto de una actividad tan saturada como el transporte, para emplearla como disfraz para cometer sus fechorías.
Eso en Veracruz no es nuevo. Desde hace mucho tiempo los taxistas han servido de “halcones”, de vendedores de droga al menudeo, o de “espías” para el atraco de residencias, o se surten de combustible robado. También es cierto que las autoridades en muy pocas ocasiones han procedido contra los propietarios de las concesiones que son utilizadas para cometer actos ilícitos.
Ha sido en esos detalles en los que ha centrado Miguel Ángel Yunes su propuesta de “regularización y reordenamiento del transporte público”, la que presentó este martes en el patio central de Palacio de Gobierno.
El tema le ha servido al actual gobernador para insistir en los altos niveles de corrupción que se vivieron en las administraciones de Fidel Herrera y Javier Duarte.
Hizo especial énfasis en el desordenado crecimiento en el número de concesiones de transporte público, y anunció que habrá de revisar la viabilidad de 100 mil concesiones de transporte en el estado, pues explicó que en los últimos dos décadas los taxis y los autobuses urbanos de pasajeros aumentaron de 26 mil a más de 113 mil, lo que generó un grave desorden en el sector.
Todo eso es cierto. Los propios transportistas lo saben y se ve con optimismo el anuncio hecho por el actual gobernador de Veracruz.
Sólo hay que puntualizar algunas cosas:
Que no vayan a pagar justos por pecadores. Esto es, que no se vaya a ir contra los indefensos propietarios de taxis, aquellos que hicieron gigantescos esfuerzos para hacerse de su patrimonio, los que hipotecaron su vida para disponer de una fuente de ingresos, mientras que los poderosos pulpos del transporte siguen gozando de protección e impunidad.
Lo único que tiene que hacer Yunes Linares es lo que con cierta regularidad hacía su par, Fidel Herrera. Abordar un automóvil de alquiler y charlar con el conductor. Casi todos conocen a los que acaparan decenas de concesiones. Muchos de ellos son dirigentes de sindicatos de transportistas, o ex servidores públicos. Contra ellos hay que proceder.
La otra: Para hacer caldo de gallina, lo primero que se requiere es… la gallina. Muchas de las medidas anunciadas en este programa para reordenar el transporte público requieren de reformas a las leyes. El gobernador ya anunció que habrá de enviar las iniciativas al Congreso. Lo prudente es esperar a que dichas propuestas sean analizadas por los legisladores y, en su caso, aprobadas, antes de darlas como un hecho. Por aquello del mentado respeto entre poderes.
Por otra parte, si usted le habla a un transportista sobre “refrendos”, en lo primero que piensa es: “¿cuánto me habrá de costar?”. En la historia del servicio público, los refrendos no han sido otra cosa que pretextos para imponer cargos extraordinarios a diversos sectores productivos.
Los ayuntamientos, por ejemplo, les cobran a bares y establecimientos con venta de bebidas alcohólicas “refrendos” de sus permisos municipales. Durante muchos años a los automovilistas les prometían que no habría cambios de placas, pero se les obligaba a pagar su respectivo “refrendo”.
En la actual administración, se anuncia el subsidio al impuesto de la tenencia vehicular, pero ahora se impone un “refrendo” a las unidades que se dedican al transporte público.
Lo dicho: De algún lado buscan sacar recursos.

* * *
Epílogo.
A propósito de ese encomiable interés del gobierno estatal por poner orden en el transporte público, un buen punto de partida sería acabar con el añejo pleito entre los taxistas “acreditados” en la Central Camionera de Xalapa y los que esperan al pasaje sobre la avenida 20 de Noviembre. Lo del pasado martes fue un bloqueo, pero cualquier otro día podría ser un problema mucho más grave. *** El alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga ha sido muy cuidadoso en su trato con el gobierno estatal. Ha tratado con respeto a Miguel Ángel Yunes Linares, pero también ha sido firme al momento de reclamar lo que le toca a los municipios. Cuando el mandatario estatal tachaba de “mentirosos” a los alcaldes que le reclamaban pagos pendientes, el presidente municipal de Xalapa salió a confirmar que faltaban algunos pagos, pero también a sugerir que todos esos trámites se hicieran de forma transparente, para que todos supieran a quién se la paga, cuánto y cuándo se les paga. Transparencia fue una de las banderas del nuevo gobierno y hoy parecen haberlo olvidado. *** Llama la atención el pleito mediático que mantienen el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes, y el propietario de los Tiburones Rojos de Veracruz, Fidel Kuri. Por más que lo quieran negar, está muy claro que atrás de este conflicto están los intereses políticos. Ojalá no lleven su necedad al extremo de dejar sin equipo de futbol a los jarochos.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Miguel Ángel Yunes Linares dice que los alcaldes mienten, que él no les debe nada. Se queja de que el delegado de Gobernación, Ángel Isaac Ochoa, se haya reunido en Coscomatepec con 47 alcaldes del PRI, quienes denuncian la falta de pago por parte de la administración estatal. *** Ya en este mismo espacio se explicó que la deuda del gobierno de Veracruz incluye los pasivos heredados por la administración de Javier Duarte y que por cada día que pospone su liquidación Yunes Linares, tendrá un reclamo, justo, por parte de los alcaldes. *** Hoy Américo Zúñiga se suma a los presidentes municipales que le pasan factura al gobernador. El alcalde de Xalapa calcula que tan sólo a su Tesorería le deben cerca de 260 millones de pesos. *** Lo que hoy se sabe es que hay un rezago desde agosto del año pasado en el tema de FISM (el Fondo para la Infraestructura Social Municipal) pero también se deben recursos de la bursatilización, que debieron haber ingresado a las arcas municipales entre diciembre y enero. *** Sí les debe el gobierno de Veracruz a los municipios, quien diga lo contrario, miente.

* * *

Viene del latín Perceptio. Se identifica como la “acción y efecto de percibir”. También como la “sensación interior que resulta de una impresión material hecha en nuestros sentidos”. Finalmente, también se relaciona con conceptos como “conocimiento” o “idea”.
Así plasma el diccionario de la Real Academia Española la definición de “Percepción”.
No, señor gobernador, no somos tan ignorantes como usted supone.
Conocemos los estudios que se realizan a nivel nacional en materia de seguridad. Tenemos claro que la ENVIPE es la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (no la “encuesta nacional en vivienda sobre percepción en materia de seguridad” como algún ignorante le informó a usted).
Sabemos, por ejemplo, que en el 2015, en Veracruz la percepción de seguridad de la ciudadanía disminuyó respecto a lo observado en 2011. Hace menos de dos años apenas el 17.6% de los entrevistados dijeron sentirse seguros, cuando cuatro años antes sumaban el 31%.
Sin embargo, esta misma entidad mostró un repunte entre los ciudadanos que dijeron sentir “mucha confianza” en la policía estatal. En 2011 fue el 9.6%, mientras que en 2015 la cifra subió al 14.5%.
Sabemos distinguir, además, los llamados “datos duros”, las cifras que posee el Consejo Nacional de Seguridad Pública.
Esos estudios nos muestran que en 2013 el número de fallecimientos como producto de actividades delictivas en Veracruz fue de 20 mil 246, cifra que disminuyó un año después, en 2014, cuando registraron 17 mil 208 decesos.
La tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes en Veracruz, en el año 2015 disminuyó con respecto a lo observado en 2011, pues pasó de 11.42 a 7.02.
Ahí están las dos mediciones a las que usted hace alusión.
Cuando usted pretende minimizar la gravedad de los hechos de violencia que se registran en estos momentos en Veracruz, aduciendo que obedecen a una “percepción” de la ciudadanía, nos remite al discurso de su antecesor, Javier Duarte de Ochoa, quien en octubre de 2015, durante la celebración del “Día Internacional de la Mujer Rural”, aseguró que no era cierto que hubiera mayor inseguridad en la entidad, sino que había “mayor información de lo que ocurre en los rincones del territorio estatal, gracias a las redes sociales”.
¿Quiere usted saber más sobre percepción, señor Gobernador?
Bien. Déjeme decirle que un alto porcentaje de los veracruzanos, principalmente los que votaron por usted el año pasado, perciben que los agarró de tontos (lo dicen de otra forma, algo más cruda, son jarochos). Que les prometió abatir la inseguridad y no sólo no lo ha hecho, sino que incluso ésta ha aumentado.
Usted dirá que eso no es cierto, que las cifras que usted tiene dicen lo contrario.
Tal vez, lo que yo le digo es lo que perciben los veracruzanos.
Y lo que percibimos muchos periodistas es que usted sigue siendo el mismo político intolerante que ocupó la Secretaría de Gobierno allá en la primera mitad de la década de los 90.
Que desde su arrogancia, desde su estulticia, descalifica a todo aquel que opine de forma diferente a usted. Observándolo a distancia, con seguridad usted opina lo mismo que el hoy Presidente de Estados Unidos, Donald Trump: “La prensa es increíblemente deshonesta. La prensa es un problema real en este país”.
Y eso, señor Gobernador, es altamente peligroso. Nos puede llevar a escenarios que se dieron en la administración anterior a la suya, en la que fallecieron muchos comunicadores. Algunos de ellos tenían posturas contrarias al gobernante en turno.
Ojalá esto sólo sea un problema de percepciones.

* * *

Lo dice un especialista en la materia, aunque la verdad no era necesario llegar a esas alturas para entenderlo. Rafael Arias Hernández, Investigador del IIESES y maestro de la Facultad de Economía de la UV, asegura que la reestructuración de la deuda pública de Veracruz aumentaría en forma considerable su costo, pues la tendencia de las tasas de interés interbancarias va en ascenso. “El Banco de México está incrementando las tasas de interés, por lo tanto la expectativa es que la deuda se encarezca. Si se reestructura se haría a un costo mayor”, dijo. Pero en el gobierno dicen que no. Vaya usted a creer. *** Sigue sin aparecer el responsable de la filtración de la fotografía de Arturo Bermúdez Zurita al momento de ser fichado. El gobernador Miguel Ángel Yunes dijo haber dado órdenes al titular de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, para que investigara y sancionara al autor. Este funcionario ya prometió que “de esta semana no pasa”, aunque hace algunos días anticipó que al responsable sólo le toca una sanción administrativa. O sea, que le va a salir barato. Luego porqué sospecha la gente que dicha filtración pudo ser ordenada desde los más altos niveles del gobierno estatal. *** Son tres elementos de la Secretaría de Marina y el delegado de la Comisión Nacional Forestal, desaparecidos en los días recientes. En la capital del país no confían mucho en la destreza de las autoridades estatales y han decidido buscarlos por su cuenta. Seguramente es producto de la mala policía heredada por la administración anterior. ¡Benditos pretextos!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Domingo, 12 Febrero 2017 20:57

Punto de Vista * ¿Respeto entre Poderes?

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
El senador José Yunes dijo lo que muchos piensan pero no se atreven a expresar: La gestión de Miguel Ángel Yunes Linares ha decepcionado (o “no ha cumplido con las expectativas”, como lo expresó, siempre tan sobrio, el político de Perote). *** En opinión de Yunes Zorrilla, las principales fallas de la actual administración se ubican en temas tan sensibles como la económica y la seguridad. Advierte que el gobierno estatal ha caído en recurrentes contradicciones y sus integrantes han cambiado posturas sobre temas financieros o de estrategias para enfrentar a la crisis, con meros fines políticos. *** El Presidente de la Comisión de Hacienda en la Cámara Alta se dijo preocupado porque hasta el momento no han tomado medidas para superar el déficit de gasto que se tiene. Recordó que Yunes Linares criticó la restructuración de la deuda, pero una vez que tomó posesión pidió apoyo a todas las fuerzas políticas para adquirir créditos. *** Sobre la inseguridad, Pepe Yunes confirmó lo que todos sabemos: La percepción negativa no ha cambiado y la población vive con temor.

* * *

“¿O alguien ignora que aquí, en este mismo Congreso, se negociaban los votos como un mercado para aprobar cualquiera iniciativa que presentaba el Ejecutivo? Sí, aquí donde nacen las leyes, corría el dinero de la corrupción, que llenó las bolsas de quienes vendieron su conciencia y se hicieron cómplices del prófugo”.
Así se expresaba el hoy gobernador de Veracruz luego de rendir protesta, el primero de diciembre del 2016.
¡Cuánta envidia debe sentir hoy Miguel Ángel Yunes!
¡Cómo quisiera tener el poder –político y económico- para obtener hoy los votos que necesita y renegociar sin freno alguno la gigantesca deuda que heredó!
Pronto, muy pronto se olvidó Yunes Linares de una de las promesas emitidas durante su discurso de toma de posesión.
Ahí, en la tribuna del Congreso local, habló de mantener una postura de respeto, de diálogo permanente con los otros dos poderes (legislativo y judicial). Hoy tacha a los diputados de “irresponsables” por dilatar la votación de la solicitud para renegociar la deuda, y califica de “torpes” sus argumentos.
Tropieza al señalar que los mismos que hoy le regatean su apoyo, antes se lo entregaron a Javier Duarte para que endeudara con otros 10 mil 500 millones de pesos al Estado. Olvida que Duarte no gobernó con este Congreso. Estos diputados asumieron su cargo cuando ya el hoy prófugo exgobernador había solicitado licencia.
Quizá no se refería a los diputados, sino a la bancada priista, hoy coordinada por el hijo de quien coordinó la anterior bancada del PRI.
Es extraño. En los pasillos del Congreso local circula una versión que nadie ha desmentido. Que justo ese primero de diciembre, momentos antes de que llegara Yunes Linares para rendir protesta como gobernador de Veracruz, y luego de la abrupta salida del senador Héctor Yunes porque no le habían reservado lugar, el diputado federal priista Érick Lagos, con el celular en la mano, caminó hasta la curul del maestro Juan Nicolás Callejas Roldán y lo puso en comunicación con “alguien”.
Al concluir la charla telefónica, Callejas Roldán envió un mensaje a todos los legisladores del PRI: “Nadie se mueva, nos quedaremos durante toda la sesión”.
Lo que había hecho Érick Lagos era poner en contacto al legislador priista con el propio Yunes Linares, quien le pidió que no se retiraran del recinto.
¿Qué ofreció o con qué amenazó Miguel Ángel Yunes al coordinador de los priistas? Sólo ellos lo saben.
Acaso podemos encontrar algunas pistas, con el anuncio de la Sección 32 del SNTE de que no habrá de ratificar la denuncia penal en contra del hoy gobernador por ejercicio abusivo de funciones y operaciones con recursos de procedencia ilícita.
¿Será que agotó su crédito, o acaso piensa que ya en funciones de gobernador, los diputados de cualquier partido deben doblar la cerviz ante sus órdenes?
La renegociación de la deuda no es un tema sencillo. El propio gobernador se ha tomado más de dos meses para diseñar la ruta que él considera más conveniente para Veracruz. Ahora toca a los legisladores revisar esa fórmula y no lo van a hacer de la noche a la mañana, menos si la información que les llega es incompleta, sesgada.
Yunes Linares pidió un cheque en blanco de los diputados para imponer a un Fiscal General a modo y se lo concedieron; pidió que le obsequiaran tres meses para hacer los ajustes que él considerara pertinentes en el presupuesto de este año, y lo apoyaron; propuso a un grupo de comunicadores afines a él para integrar la Comisión para la Protección de los Periodistas, y se lo permitieron. ¿Para esos temas los diputados no fueron “irresponsables”? ¿En esos casos sus argumentos no fueron “torpes”?
Los diputados le pidieron al gobernador que les informara sobre el número de empleados despedidos, sus nombres, cargos y salarios, además de la cifra que se ha contemplado para cumplir con las liquidaciones que marca la ley y el impacto que tendrán estos despidos en el gasto. No ha respondido.
Le pidieron también la relación de los nuevos servidores públicos contratados desde su llegada, con perfiles y salarios. Tampoco ha cumplido.
¿Dónde está el respeto?

* * *

Epílogo.
Vaya debate tan absurdo se está dando entre el gobernador de Veracruz y algunos alcaldes, la mayoría de extracción priista. Los ediles están pidiendo que la administración estatal cubra los pagos que siguen pendientes. Yunes Linares asegura que “él no debe nada”. Olvida que los pasivos heredados por la anterior administración, todos, son ahora pasivos suyos. El que adeuda es el Estado, no la persona. El problema es que tacha a los alcaldes de mentirosos, y ellos tienen los papeles en la mano. ¿Quién miente? *** Debe ser agobiante eso de deber tanto y a tantos. Un hombre de bien, de esos que no gustan de los compromisos incumplidos, seguramente no dormiría si fuera gobernador de Veracruz. No son sólo los alcaldes, es una larga lista de acreedores, todos con argumentos sólidos para reclamarle al gobernador. Ahí está el caso del OPLE, que fue respaldado una vez más por la Sala Superior del Tribunal del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al emplazar a la Secretaría de Finanzas del Estado (Sefiplan) a que pague el presupuesto que está pendiente de transferir del ejercicio fiscal 2016. El nuevo plazo es de cinco días para que liquide los 160 millones de pesos que están pendientes. No hay que perder de vista que la inejecución de estas sentencias tiene consecuencias de carácter penal. Aquí no se vale eso de “debo, no niego, pago, no tengo”. *** Nicanor Moreira es ya, formalmente, aspirante a la candidatura de la alianza PAN-PRD a la alcaldía de Xalapa. Será, sin duda, un fuerte competidor. Ha recorrido muchas veces el municipio y tiene un amplio diagnóstico, así como un interesante paquete de propuestas para mejorar las condiciones de vida de los xalapeños. También se inscribió Ana Miriam Ferráez.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jueves, 09 Febrero 2017 20:44

Punto de Vista,* Esa maldita percepción

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
¡Qué tiempos aquellos en los que Miguel Ángel Yunes llevaba todas sus denuncias al ámbito federal! No confiaba en la fiscalía estatal. Hoy tiene a un amigo en ese cargo y evade por todos los medios posibles a la PGR. *** Como el secretario de Salud del gobierno federal, José Narro Robles, no “le compró” su denuncia mediática sobre la aplicación de falsos medicamentos a niños enfermos de cáncer, recurrió a la Fiscalía General del Estado para denunciar penalmente a todos los que se le ocurrieron: Fidel Herrera y Javier Duarte, por supuesto. Pero además, a los secretarios de Salud Pablo Anaya, Luis Fernando Antiga, Toño Nemi y Fernando Benítez. Y a los titulares de administración en Salud, Timoteo Aldana, Ricardo Sandoval, Pedro Solís y Hugo Flores. Bueno, hasta a los contralores les tocó: Clara Luz Prieto, Iván López, Mauricio Audirac y Ricardo García. *** De tantos denunciados, alguno debe caer, habrán razonado.

* * *
Tiene razón Miguel Ángel Yunes. Estamos ciegos. La inseguridad es un mito, todo está en la percepción de los ciudadanos. No tenemos de qué preocuparnos.
Eso coincide con lo dicho hace poco más de un año, en diciembre del 2015, por el entonces delegado de la Secretaría de Gobernación, Amador Leal.
Cuestionado en aquel entonces sobre la incidencia delictiva en Veracruz, el funcionario federal dijo que había habido una disminución, por el abatimiento del narcotráfico, aunque admitió que quedaba la dispersión de algunos grupos delincuenciales que daban “la sensación de focos rojos en algunos puntos de la entidad”.
Según el Diagnóstico Integral 2016 realizado en el marco del Programa Nacional de Prevención de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred), de la Secretaría de Gobernación, “la percepción de inseguridad y violencia se incrementó en los últimos años en Oaxaca, Veracruz, Sonora y Tamaulipas”.
Los delitos preponderantes, según ese documento, fueron el robo a casas-habitación y a mano armada; la venta de droga, la venta de productos pirata y la privación ilegal de la libertad, en todas sus modalidades.
El estudio menciona como uno de los problemas más graves, que la ciudadanía no confíe en los policías, porque no atienden sus quejas, llegan tarde al lugar de los hechos o no dan seguimiento a sus demandas. Perciben, además, que hay policías corruptos y que en los operativos, en lugar de confianza generan miedo.
Y como el problema es de “percepción”, los veracruzanos debemos poner nuestra parte.
No nos debe preocupar que a plena luz del día (cerca de las 2 de la tarde) en una de las zonas más pobladas de Xalapa (Plaza Crystal), haya sido asaltado a mano armada, un establecimiento de Coppel.
Ni el atraco con pistolas a una gasolinera ubicada rumbo a la comunidad de El Castillo.
Tampoco debemos sentir angustia al enterarnos de que la tarde de este mismo jueves, en la Plaza Crystal de Córdoba, fue ejecutado a tiros Norberto Echevarría Ortiz, alias “Beto Chango”, esposo de la alcaldesa de Tezonapa, Adanery Medina y dirigente de la CNPR del ingenio Motzorongo.
Debemos suponer que la desaparición del delegado de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Martín Gelacio Castillo Calipa, es producto de la casualidad, y que no tiene nada que ver con la delincuencia.
Y que el cadáver encontrado en Tlapacoyan, o el otro cuerpo sin vida descubierto en San Rafael, son meras fatalidades, que no deben angustiar a los pobladores de esas zonas.
El hecho de que se hayan activado protocolos relativos a la Alerta de Género en 11 municipios, debe ser visto como un mero trámite, nada que deba quitarles el sueño a nuestras mujeres.
Todos estos sucesos “sin importancia, producto de la percepción” ocurrieron el mismo día, con diferencia de horas.
Debemos reconocer –eso sí- la valentía y el compromiso de los elementos que integran la Secretaría de Marina-Armada de México y la policía estatal, quienes lograron rescatar a siete personas que estaban secuestradas en una casa de seguridad en la colonia Xicotepec del municipio de Río Blanco, operativo en el que fueron asegurados dos vehículos con reporte de robo, así como dos armas largas y dos cortas. Lo más probable es que se trate de secuestros cometidos fuera de territorio veracruzano. Nada de qué preocuparnos.
También se lucieron al capturar a dos sujetos en Boca del Río (territorio del hijo de nuestro valiente gobernador), quienes pretendían huir tras fallar en su intento de asaltar una sucursal de Bancomer. Los delincuentes fueron tan torpes, que les ganó el nerviosismo y abandonaron la sucursal bancaria sin llevarse un solo centavo.
¡Torpeza la nuestra!
¿Cómo podemos cargarle a nuestro gobernador más dolores de cabeza?
Él ya hizo lo que le correspondía. Acudió a su amigo, Miguel Ángel Osorio, para que le mande más elementos de la Gendarmería.
Seguramente con eso conseguirá abatir, no la delincuencia, que esa no existe, sino la maldita percepción de inseguridad.

* * *
Epílogo.
¡Vaya lío en el que se está metiendo el Fiscal Jorge Winkler! Si permite la salida del ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez, desde el Congreso local se pedirá su renuncia. Y si persiste en mantenerlo encerrado, a él y a la juez de control los sancionará el Poder Judicial Federal. Total, que va a quedar como el cohetero: Si queda bien le chiflan y si queda mal, también. *** Ha vuelto a tomar fuerza la propuesta de reducir de 500 a 400 el número de diputados federales, eliminando 100 de representación proporcional, además de eliminar a los 32 senadores electos bajo la misma figura. Dicen que esto obedece al creciente reclamo de austeridad y optimización del gasto público. El tema está en la agenda legislativa y de concretarse, pondría aún más reñidas las candidaturas a la Cámara Alta. Hoy tienen que ser dos fórmulas por partido, una compuesta por hombres, y otra por mujeres. De concretarse el recorte, sólo llegarán al Senado las dos fórmulas ganadoras, ya no habrá lugar para la primera minoría. *** Regina Vázquez, Marilda Rodríguez o Anabel Ponce. De ellas saldrá la secretaria general del PRI que habrá de acompañar a Renato Alarcón en la aventura del proceso municipal. ¿A quién le va?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Miércoles, 08 Febrero 2017 20:14

Punto de Vista * Los apuros de la deuda

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Lo que debiera ser un debate serio, respecto a la justa aplicación de la ley, a partir del desacato en el que ha incurrido la juez de control Verónica Portilla Suazo, al mantener en prisión al ex secretario de Seguridad Pública Arturo Bermúdez Zurita, ha derivado en un rosario de falsos argumentos, de trascendidos y “borregos” que generan aún más dudas entre la opinión pública. *** Es falso, por ejemplo, que otro ex funcionario de la administración duartista, Gabriel Deantes, haya faltado a su cita en el juzgado para firmar el libro de seguimiento. Desde la noche del martes circuló en redes sociales y en algunos portales que Deantes no había acudido a la cita que le impuso un juez de control, pero lo que se sabe es que dicha obligación estaba definida para el viernes 3 de febrero, fecha en la que acudió. *** Su presencia en Pacho Viejo coincidió con el momento en el que los medios de comunicación estaban pendientes de la detención de Arturo Bermúdez, por lo que no se percataron de su presencia. *** Es falso, además, que Bermúdez Zurita haya acordado con la Fiscalía General del Estado (FGE) delatar a otros personajes de la política estatal, a cambio de su salida. Dicha versión cae por su propio peso, por su retención en el penal a pesar del amparo que le fue concedido. *** Así es esto de la guerra mediática.

* * *

¿Deberían los legisladores “apurar” la resolución sobre la solicitud del Gobernador Miguel Ángel Yunes para reestructurar la deuda de Veracruz con las instituciones bancarias?
En la primera sesión de la comisión permanente del Congreso local, el pasado martes, como último punto de la orden del día, se presentó la propuesta de convocatoria al Primer Periodo de Sesiones Extraordinarias. El Grupo Legislativo del PAN planteó que ésta se diera este jueves 9 de febrero, por la urgencia –dijeron- de darle al Ejecutivo la autorización que requiere para renegociar las deudas del Estado y liberar recursos frescos.
La propuesta panista, sin embargo, fue rechazada por el voto de partidos opositores. Al final se dispuso que el período de sesiones extraordinarias se abriera el 28 de febrero, pues los legisladores argumentaron que requerían de más tiempo para analizar la petición del gobernador.
Por parte del grupo “Juntos por Veracruz”, el diputado Fernando Kuri Kuri, aclaró que no se está retrasando la posibilidad de renegociar el pasivo que tiene Veracruz, pues la actual Legislatura le otorgó al Ejecutivo un plazo de 90 días para que reajustara el presupuesto, lo que va de la mano con la renegociación de la deuda pública.
Por el PRI, mientras tanto, la diputada Regina Vázquez Saut explicó que votar el dictamen hasta el 28 de febrero les da la oportunidad de analizar a fondo la solicitud y les permite aclarar las dudas que han surgido.
La propuesta de Miguel Ángel Yunes Linares contempla una reestructuración en tres etapas, con lo que pretende prolongar el plazo de los pasivos hasta por 50 años. Esto ha generado un debate, pues aunque en lo inmediato eso representará una menor carga en el servicio de la deuda, a la larga significa hipotecar las finanzas estatales por medio siglo.
Los priistas pidieron, además, que dentro de la estrategia de reestructuración y saneamiento de las finanzas públicas se brinde atención preferente a los programas sociales y de infraestructura, así como a las obligaciones de pago a los municipios y cámaras empresariales, lo que no está considerado en la propuesta del Ejecutivo.
No es un tema sencillo. Esta semana la analista Valeria Moy, profesora de Economía en el ITAM y directora general de “México ¿cómo vamos?”, puso especial énfasis en la pesada carga de los gobiernos estatales con sus pasivos, y la opacidad con la que son manejados.
En su análisis mencionó que los estados más endeudados, por monto, son la Ciudad de México, Nuevo León, Chihuahua y Veracruz. Pero como proporción de su respectivo Producto Interno Bruto (PIB) son Chihuahua, Quintana Roo, Coahuila y Chiapas.
Explicó que, en términos absolutos, Veracruz es el cuarto estado más endeudado, pero como porcentaje de su producción ocupa la novena posición. Entre 2009 y 2010, la deuda de esta entidad creció 130 por ciento y en relación a su PIB pasó de ser de 1.5 a 3.1 por ciento, sólo en un año. Hoy la deuda veracruzana representa 4.7 por ciento de su producción.
Pero advierte de lo poco que se conoce de los verdaderos alcances de la deuda de los estados.
“No podemos saber cuánto es la deuda total de cada estado, lo único que sabemos es que es mayor a la reportada. Y de nuevo, la pregunta relevante es en qué se han usado esos recursos obtenidos (…) No podemos saber el total, ni las condiciones de contratación, ni para qué se usa la deuda. Los estados deberían entregar al mismo tiempo y bajo los mismos estándares contables una descripción precisa de su endeudamiento. Hoy las finanzas públicas de los estados son una caja negra. Es un problema que se debe de resolver con urgencia y no debería de ser muy difícil hacerlo”.
Para Miguel Ángel Yunes no debería ser muy complicado transparentar esa parte que siempre mantuvo opaca Javier Duarte. El problema es que el nuevo gobernador está en la postura de no reconocer una buena parte de ese pasivo heredado, con el argumento de que es “irregular”.
Sin embargo, a estas alturas no sabe cuántos de esos compromisos podrá cancelar y también desconoce cómo y en qué tiempo podrá liquidar las deudas que estén bien soportadas.
Si él no lo sabe, mucho menos la sociedad veracruzana.
Yunes Linares habrá de armarse de paciencia y esperar a que los diputados revisen a detalle su propuesta. La aprobación depende de los buenos oficios de su representante en el Poder Legislativo, el diputado Sergio Hernández, quien ya ha fallado varias veces en la búsqueda de consensos que favorezcan al gobernador.

* * *

Epílogo.
El periodista José Ureña, del portal “24 Horas”, llama la atención sobre la desigual alianza que mantienen en Veracruz el PAN y el PRD, con miras a las elecciones municipales de este año: “La alianza por la gubernatura se dio cuando ya Acción Nacional había fabricado la candidatura de Miguel Ángel Yunes y las fuerzas amarillas se sumaron de complemento. Así sucederá en las elecciones municipales de junio. El PAN pelea, y ya le fueron concedidas, las candidaturas de Veracruz y Boca del Río; sin duda, los dos municipios más importantes turística y económicamente. Por su parte, el PRD de Alejandra Barrales pensaría en Xalapa como su principal plaza, importante por ser la capital, pero sin la fuerza del puerto”. *** El gobernador de Veracruz pretende que los reporteros lo cuestionen menos sobre los temas de seguridad, pero lo cierto es que ese es un asunto pendiente en su agenda. Han sido filtrados reportes de inteligencia federal, en los que señalan que en esta entidad sobresale la confrontación entre el grupo operativo de los Ántrax en contra de los Zetas. Y han advertido a las autoridades locales que existe un riesgo de conflicto entre las células del Cártel Jalisco Nueva Generación y los cuerpos policiacos estatales y municipales. En el documento denominado “Panorama de la delincuencia organizada en Veracruz” se señala que la pugna por el control de la plaza entre las organizaciones delictivas de los Zetas, Cártel del Noreste Z, Cártel Jalisco Nueva Generación-Pueblos Unidos Mata Zetas, Cárteles Unidos (cártel de Sinaloa unido con los Ántrax y Mando Sur Gente Nueva), Jarochos Unidos y Zetas vieja escuela cártel del Golfo ha generado el incremento de homicidios dolosos, así como delitos de extorsión, privación ilegal de la libertad, robo de hidrocarburo, aunado a las diversas acciones de hostigamiento contra periodistas. Esta información la tiene Yunes Linares, quien entiende que la tarea de pacificar a Veracruz será mucho más complicada de como él la pintó hace algunos meses, durante su campaña por la gubernatura. Bien reza el dicho: “Prometer no empobrece, cumplir es lo que aniquila”.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.