jueves 25 de mayo del 2017
José Miguel Cobián

José Miguel Cobián

Domingo, 04 Diciembre 2016 05:06

El Baldón: El discurso y los primeros días.


Por: José Miguel Cobián

¿Qué consecuencias tiene el discurso en el congreso? ¿Qué puede pasar los primeros días de este gobierno? ¿Habrá reacción de la contra o no? ¿Cuánto dura el bono de la esperanza por un cambio?

Esas y muchas otras preguntas nos hacemos los que nos gusta elucubrar sobre la política veracruzana… ¡Y vaya que al veracruzano le gusta hablar de política! Ya sé que no me pidió mi opinión, sin embargo, este es uno de mis placeres, poder comentar con usted, analizar desde mi propia óptica y compartirlo con usted que me hace el favor de leer estas columnas…. Así que…. Haya vamos….

Hoy por hoy el único que ha manejado un discurso creíble (para un sector de la población) sobre el combate a la corrupción ha sido Andrés Manuel. Sin embargo todo ha quedado en discurso, no hemos visto acciones concretas por su parte ni de sus correligionarios. AMLO abusa de la ignorancia de la población mexicana. Los mexicanos pensamos que el que alguien denuncie algo en la prensa lo convierte en valiente. Pensamos que con que diga ¨ Esos son corruptos ¨ ya se logró un castigo. Sin embargo, la realidad es otra muy diferente. No basta con señalar, si acaso el juicio de la población juega, pero no castiga. El castigo se logra con las denuncias, su seguimiento y el cumplimiento de la ley.

Hoy ya existe en México un nuevo paladín de la lucha contra la corrupción. Alguien que no sólo ha dicho quienes son los corruptos, sino alguien que también ha investigado, buscado pruebas, presentado denuncias y logrado acciones ejemplares y nunca antes vistas en la vida política de México. Miguel Ángel logró con sus acciones, con la información presentada el día de su toma de protesta en el congreso local de Veracruz el sueño de muchos políticos. Posicionarse a nivel nacional, convertirse en un antagónico de AMLO con hechos, no sólo con palabras, y aspirar aunque sea con pocas probabilidades (al día de hoy) en convertirse en presidenciable de su partido político.

No lo digo nada más yo. Las críticas de AMLO y del sector moreno del espectro político así lo indican. Si hay un hombre hábil en la política es el propio AMLO, y de inmediato se dio cuenta de que Miguel Ángel es más peligroso para su causa que el propio Bronco, y por ello comenzó a criticar su discurso. La crítica se centra en el eterno discurso de la mafia del poder. El famoso PRI-AN, que se une en contra de AMLO en cada elección. Señala con desdén el rayito de la esperanza, que no se criticó al presidente de la República. Y este comentario cae en tierra fértil en sus seguidores. Sin embargo, es absurdo que en una situación como la que se encuentra el estado de Veracruz. En un momento en que necesita del apoyo y de la ayuda de la federación, y sobre todo, cuando el ejecutivo federal le ha dado facilidades para lograr sus objetivos justicieros y la esperanza de un apoyo para el estado, tire todo por la borda y dañe a quien le da la mano al estado y al gobernador entrante.

Es indudable que el discurso de Miguel Ángel fue muy duro, pero además, absolutamente real. No dijo una sola mentira en todo el discurso. Señaló con dureza a la federación, señaló con dureza a quienes ocuparon el recinto en legislaturas anteriores, y señaló a todos los diputados de todos los partidos por su complicidad. Además le trajo buenas noticias a los veracruzanos, pues si bien no cimbró a México como se esperaba, cuando menos logró mostrar que la justicia avanza y que los primeros pasos se están dando de manera firme, de manera coordinada con la federación y en especial con la PGR.

Miguel Ángel es un político que sabe lo que hace. Seguramente al escucharlo y ver lo que hacía, decía y entregaba, comenzaron las inquietudes en Anaya, en Margarita y en Moreno Valle. Ese día quedó claro que muy discretamente había otro invitado a la fiesta del 18.

Y aquí pasamos a la segunda pregunta. Puede ser que en los primeros días se note un cambio en Veracruz, pero el dinero sigue escaso, muy escaso, y eso implica que puede seguir habiendo protestas, inquietud, bloqueos (que serán eliminados conforme a la ley, pues así se ofreció). Existe la posibilidad de que las manos que mueven los grandes intereses del país, decidan que es bueno para cierto candidato generar más ingobernabilidad en Veracruz, o por el contrario, generar mayor seguridad. Al primero que no le conviene mayor ingobernabilidad en Veracruz es al propio presidente Peña, ni al secretario de Gobierno Osorio Chong, así que ellos pugnarán por mayor control. Pero siempre hay otros grupos de poder que se benefician por el descontrol y el caos. Diciembre y enero serán cruciales para darnos cuenta de quienes son los que logran sus objetivos. Si el caos gana, el empuje de los primeros días y el posicionamiento nacional se pueden revertir y entonces quien se veía como presidenciable, puede caer en el ostracismo y el olvido. En esos niveles los golpes son de verdad. Pero también puede reafirmarse la calidad de un nuevo gobierno con visión y fines de servicio a la población, lo cual, posicionará cada día más al flamante gobernador.

Si. El bono de la esperanza dura poco. Recordemos que con Fox comenzamos felices de un cambio y acabamos riendo de Foxilandia. Sin embargo, si Fox hubiera cumplido sus promesas, hubiera sido considerado un prócer, en lugar de haber perdido su credibilidad ante la gran mayoría del país. Miguel Ángel en una situación económica mucho más adversa, con menores participaciones federales y una gran deuda, tendrá que demostrar que valió la pena el cambio, para conquistar los corazones de los veracruzanos, tanto en 2017 en las elecciones municipales, como en 2018 en la elección más importante que habrá de enfrentar, pues se definirá el presidente de la República, el senado y la cámara de diputados federal, además de la gubernatura por seis años.

La selección de los cuadros que tomarán las riendas de dependencias estatales estará bajo el escrutinio de los veracruzanos. Se preguntarán ¿Sabe del tema? ¿Podrá resolver los problemas que le dejan y los que surjan? Y lo mismo sucederá con cada puesto en cada rincón del estado de Veracruz. Esa selección deberá ser muy

cuidadosa. En el entendido de que no es posible darle gusto a todos, pero también que deberá de escoger a los mejores hombres y mujeres para poder atender con premura y eficacia las necesidades insatisfechas de tantos veracruzanos. Y sobre todo, ante la premura es fácil cometer errores. Sin embargo, lo ideal es que cuando se cometan, se reconozcan de inmediato y se rectifique. Veracruz esta herido y anda muy sensible.

Veracruz es muy importante para el 18. Es también importante para el tráfico de sustancias prohibidas y para el tráfico de personas. Su gobernabilidad es fundamental para el país. La estabilidad de Veracruz es básica para México. Es muchísimo lo que está en juego, los medios de defensa son pocos, y los enemigos muchos. Va a ser un muy interesante 2017.

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Sábado, 26 Noviembre 2016 21:49

El Baldón: Gravísima acusación


Por: José Miguel Cobián

La primicia la da Carmen Aristegui, con una entrevista a Anabel Hernández, periodista destacada en temas de seguridad nacional. Proceso amplia la información y todo México espera una aclaración clara y contundente, aceptando o probando la falsedad de la especie que se maneja en el libro ¨La Verdadera Noche de Iguala¨.

Los mexicanos no comentamos este tipo de temas en público, aunque estamos acostumbrados a pensar que pueden ser verdad los comentarios que se escuchan en todos lados. Así que seguramente lo que en el mencionado libro se comenta, debe de ser un asunto de seguridad nacional.

El libro afirma que fue el ejército el que desapareció a los 43 de Ayotzinapa, debido a que los estudiantes descubrieron que el ejército los detuvo con el fin de recuperar un cargamento de heroína de dos millones de dólares que llevaban dos de los camiones secuestrados.

Curiosamente el libro exonera a los estudiantes, al afirmar que secuestraron los dos camiones, sin saber de su cargamento, a pesar de que el Cochiloco, quien dirigió la toma de camiones, ha sido vinculado con una banda delictiva de Guerrero.

Para los mexicanos la guerra de los cárteles entre ellos mismos y contra el gobierno ha sido una guerra de mafias. Las noticias que corren todos los días tanto en medios como en redes y antes, gracias a radio bemba, siempre hicieron pensar que los mayores crímenes de México han sido cometidos desde el poder político. Los cerebros y las cabezas están allí arriba, en la cima del poder.

Para los que tienen cierta edad, pensar en las palabras ¨llano de la víbora¨, implica suponer que hubo un enfrentamiento entre el ejército y fuerzas estatales por adueñarse de un valioso cargamento.

¿Quién que tenga un amigo militar no ha escuchado que de repente llegaban órdenes de quitar los retenes en determinado horario? Una hora y luego se volvía a poner… ¿Qué circuló durante esa hora? Solo quien dio la orden lo sabe.

Aristegui terminó con el gobierno de Peña en el momento en que publicó la noticia de la casa blanca, del compadre concesionado con IAVE, de OHL, etc. A partir de ese momento el respeto por la figura presidencial comenzó a declinar hasta los mínimos que hoy observamos. Mínimos que se han hecho más pequeños por el desprecio de los propios priistas por dicha figura, pues eran los únicos que mantenían las encuestas un poco más elevadas.

Si lo que Anabel Hernández plantea es cierto, la situación en México es gravísima, debido a que la propia autoridad ha tratado de encubrir un asesinato masivo generado por el temor de ser señalado un batallón, de estar al servicio de un traficante de

drogas. México merece saber la verdad. Comenzando con una investigación al director de la normal de Ayotzinapa, y los nexos de los alumnos con grupos delictivos de alto impacto.

Ya basta de ocultar la realidad con el fin de lograr efectos políticos. Los mexicanos merecemos ser tratados como mayores de edad. Las instituciones deben de comenzar a funcionar. La justicia debe comenzar a impartirse, la procuración de justicia y el combate a la impunidad son reclamos sociales que ya se están expresando en las urnas.

Curiosamente un asunto como el que plantea el libro de Anabel, puede inclinar la balanza de las elecciones en 2017 y en 2018. Los políticos no deberían (pero lo harán), lucrar con este tipo de asuntos.

Entiendo que los mexicanos hemos perdido la capacidad de asombro. Sin embargo la descomposición del poder, desde el poder esta llegando a niveles insospechados. El riesgo para la tranquilidad social es enorme.

Los mexicanos respetamos a dos instituciones. Por encima de todo a la Marina, y en segundo lugar al ejército. Si no encontramos una clara explicación a lo que menciona Anabel, el ejército habrá perdido todo ante los ciudadanos y dejará de ser una institución para convertirse en una guarida. Ojalá que los militares de corazón, esos que llevan en el alma el amor a la patria, no lo permitan.

Si lo que Anabel menciona es verdad, habrá que aplicar todo el rigor de la ley a los culpables. En el entendido que habría más confianza con una investigación abierta y clara, que ocultando la verdad a la población.

Es más confiable quien reconoce sus errores y los enmienda, que quien los oculta y continúa cometiéndolos una y otra vez. Ese libro, resulta un grito, quizá uno de los últimos de una sociedad harta de mentiras, harta de la corrección política, harta de la corrupción, harta de la impunidad, harta de ser víctima de sus servidores públicos.

La soberbia de muchos en puestos encumbrados, ha llevado la desgracia a miles o a millones. Llega el momento en que esa soberbia debiera cambiar por humildad. Sólo que si los ejemplos cercanos sirven para generalizar, sabemos que nadie se bajará de su ladrillo para evitar su mareo en su puestecito. Entonces será labor del pueblo despertar y bajar a todos esos de su pedestal y juzgarlos. Si esto no se logra hacer de una manera pacífica, México estará una vez más a merced de los intereses extranjeros que se relamen los bigotes ante graves conflictos en México que sólo a ellos beneficiarán. Y todo por culpa de apátridas, falsos, mentirosos y políticamente correctos dirigentes.

www.josecobian.blogspot.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Martes, 22 Noviembre 2016 22:31

El Baldón: Absoluta Indignación


Por: José Miguel Cobián

Siempre pensamos que en todo hay límites, incluso en la maldad. Sin embargo, lo que ha salido en las noticias los últimos días sobre la Kakistocracia Veracruzana rebasa cualquier límite permisible.

Primero nos enteramos de fortunas enormes, fuera de lo acostumbrado en nuestro corrupto país, pues generalmente se enriquecía el gobernador y su familia, pero ahora parece que también se enriqueció un clan completo a costillas del sufrimiento de todos los veracruzanos.

Luego nos enteramos de ranchos, casas en el extranjero, y hasta de agencias de renta de aviones, compras pisos en Europa y no dudo que pronto nos enteremos que gracias al dinero que era de todos, algún pillo tenga hasta un castillo medieval entre su colección de propiedades.

El día que escribo este artículo me enteré a las 10 de la mañana de algo que me llenó de la más absoluta indignación. Son las 9.23 P.M. y todavía sigo enojado, indignado, extremadamente molesto. No concibo una mente criminal de la peor estofa, de la más baja ralea, que sea capaz de imaginar y concebir un crimen de esta magnitud. Me explico.

Hoy me enteré de que la Secretaría de Salud de Veracruz compró pruebas para detectar el síndrome de inmunodeficienica adquirida, que ya estaban caducadas, es decir, pruebas de laboratorio que darían resultados falsos. Para acabar pronto, quizá alguien que tuviera SIDA diera negativo, y alguien que no lo tuviera, diera positivo en los resultados.

No me imagino el falso negativo, feliz de la vida, dándole vuelo a la hilacha, y contagiando a una o a varias parejas, gracias a la falta de escrúpulos de un funcionario ladrón y de un laboratorio que vende reactivos, tan ladrón e inescrupuloso como el propio funcionario.

No tengo datos duros, pero podría asegurar que más de un ama de casa fue contagiada por su feliz marido quien se consideraba sano, y ahora quizá ambos ya hayan fallecido o mueran pronto, dejando a varios hijos en al orfandad. Y todo para que esos malditos se ganaran unos pesos adicionales a lo que ya de por sí habrían robado de otros ¨cajones¨ del presupuesto estatal.

Me queda claro que muchos de los 240,000 empleados del estado de Veracruz son personas honorables, a pesar de haber estado bajo el mando de la pandilla que saqueó y asoló Veracruz. Pero también tengo totalmente claro, que hubo un grupo que se enriqueció no sólo con el dinero de obras públicas, sino con el sufrimiento de muchos veracruzanos, y no puedo dudar que con la pérdida de vidas de más de uno.

No les bastó con disponer a discreción de los recursos para obra pública. No bastó con disponer de los impuestos retenidos a los trabajadores del estado. No bastó con retener el dinero de los créditos de los trabajadores del estado en lugar de enterarlo al SAT, es decir en convertir a la autoridad fiscal en evasora del fisco. No les bastó todo lo que hicieron por dañar al estado como si fueran piratas extranjeros que vinieron literalmente no sólo a saquear sino también a destruir. ¡ No ¡ Eso no fue suficiente.

También decidieron disponer del dinero destinado para la protección de aquéllos que sufrieron algún desastre natural. Los fondos del FONDEN no dudo que hayan tenido un uso distinto al que debían. Los fondos del impuesto a la nómina que se usarían para fomento del empleo también fueron dispuestos para otros fines.

Aprovechando la situación de poder de unos y de indefensión de otros, también dispusieron de los fondos para la salud de los veracruzanos y los del seguro popular. Así que seguramente muchos veracruzanos sufrieron por enfermedades que podían haberse curado a la primera. Otros más dejaron de ser operados en tiempo debido a la falta de material de curación. Muchos más seguramente sufrieron dolores porque no había la medicina adecuada para controlarlos, y desgraciadamente no dudo que algunos, ó muchos, también sufrieron pérdidas de miembros, amputaciones y quizá hasta pérdida de la vida, por la falta de medicamentos, material de curación o material quirúrgico, ya que los recursos destinados a su adquisición fueron desviados por la banda criminal.

Lo peor es que queda claro que la política siempre importa más que el sufrimiento del ser humano. Así, a pesar de que la Auditoría Superior de la Federación denunció desde 2014 muchos de éstos atracos, nadie le hizo caso. Tenía que darse el cambio de gobierno en Veracruz para que entonces sí, la federación comenzara a actuar, tanto el SAT como la PGR. Es más, hasta la contraloría del estado comenzó a presentar denuncias, después de la prudente espera para conocer los resultados de la elección de gobernados.

Si el mandato de Patricio Chirinos es una muestra de lo que puede pasar en 2017 y 2018 en Veracruz, podemos asegurar que al estado y a sus habitantes les irá mejor que durante el sexenio que esta por fenecer el 30 de noviembre próximo.

Creo que los mexicanos estamos acostumbrados al dispendio, a la vida lujosa de nuestros políticos. Entendemos que así es nuestra sociedad, y aunque sabemos que no es correcto, lo toleramos como algo incorrecto, pero normal. Sin embargo, enterarse de cómo se manejaron las finanzas del estado y comprender a costillas de quien se efectuaron los desvíos es algo que llena de la más absoluta indignación. Y quizá de algo mucho peor….

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

¨Oiga usted, para la inauguración del museo, necesitamos que traiga el auto increíble.¨ (Estamos hablando de una historia de cuando Dante era gobernador). ¨Esta bien señor gobernador, lo que usted diga, señor gobernador, con todo gusto señor gobernador.¨ Así recibió la órden de Dante, Porfirio Serrano, quien a su vez, de inmediato llamó a su subordinado (el que me cuenta la historia): ¨Neeeegro, Neeeegro, ven para acá. ¨

¨Diga usted señor¨... ¨Negro, tu siempre estas platicando de que sabes mucho de Los Angéles y de Hollywood¨….. ¨Si señor¨….. ¨Dígame en que le puedo servir¨…. ¨Mira negro, te me vas a Estados Unidos y consigues para tal fecha el auto increíble. Y no me pongas ningún pero, porque es orden del Señor Gobernador.¨

El negro, había presumido de conocer Los Ángeles, porque en alguna ocasión estuvo allí buscando trabajo de ¨mojado¨, pero se regresó a México porque no era buena época para los ¨frijoleros¨ en USA.

El pobre Enrique no tenía ni idea de cómo conseguir el dichoso auto. Pero se le ocurrió en su ignorancia, que si el carro salía en el canal cinco, tenía que ir a televisa para pedirles que le rentaran el tal Kit, y traerlo a Xalapa.

A las ocho y media de la mañana estaba a las puertas de televisa. Muy orondo les dijo a los guardias ¨Vengo del gobierno de Veracruz¨, y en ese entonces como ahora, lo único que logró fue que no lo dejaran pasar. Se entretuvo en la entrada, y vio pasar a muchos artistas de renombre de aquélla época, pero de los que más se acuerda fue del equipo del chavo del ocho, que supuso entraban a grabar el capítulo del día.

Insistió varias veces, alegando que venía en representación del gobierno de Veracruz y jamás pasó de la entrada. Encontró otra puerta allí en Chapultepec 18, y se enfrentó a varias secretarias, que le parecieron guapísimas, pero tampoco una de ellas lo atendió. Todas le dijeron que esperara y que lo llamarían, pero las horas pasaban y no le llamaban.

Desesperado, y ya con la tripa a medio rugir, se salió de nuevo y comenzó a caminar de lado a lado de la calle. Cuando comenzó a ver que los artistas que habían entrado a grabar ya estaban saliendo. Y él no podía todavía ni entrar a televisa, para hablar con quien manejaba el carro. (No sabía que la serie se filmaba en USA y sólo se traducía al español para su venta y distribución en Latinoamérica).

Desesperado, se puso a ver revistas en un puesto, ahí juntito. Al cabo de un momento, comenzó a contarle su tragedia al vendedor de revistas, quien de inmediato le dijo que él con gusto lo recomendaría para que lo atendieran. Enrique no creía que el pobre vendedor le pudiera resolver, ni tampoco creía que los números que tenía en su agenda telefónica eran los de todos los artistas allí nombrados.

De repente vio que salía también el grupo del chavo del ocho, pero todos caminaron hacia el lado contrario, excepto el profesor jirafales, a quien al momento de acercarse, el vendedor de revistas lo llamó y le dijo: ¨Señor, este hombre es de Veracruz y quiere entrar a ver si le rentan el auto increíble¨. Enrique no podía creer que eso estuviera pasando, ya que él había perdido toda esperanza. Sin embargo Rubén Aguirre lo abrazó y lo metió a televisa, ante la mirada de estupor de los guardias y de las secretarias del primer retén. Al llegar al segundo mostrador, apareció Miguel Alemán Magnani, a quien Rubén Aguirre llamó para presentarle a ¨su paisano¨, que tenía un problema que resolver.

Miguelito Alemán, a pesar de no haber nacido en Veracruz, le tiene afecto especial al estado y lo invitó a su oficina, a comer plátanos fritos con frijoles refritos, lo cual Enrique disfrutó con singular alegría, pues hambre era lo que más le afectaba en ese momento. Una vez explicado el motivo de su visita, Miguel Alemán Jr, le explicó que la serie se filma en Estados Unidos, y que a pesar de ello, no tendría que viajar para allá, pues había tres autos increíbles, uno para Estados Unidos, otro para México y Sud América, y otro más para Europa.

Dio la orden a su secretaria de comunicar a Enrique con el representante del auto increíble, y ésta a su vez le dio la orden a su auxiliar, quien de inmediato puso manos a la obra. Enrique no podía creer que le ahorraban el viaje y además por teléfono iba a resolver su encargo, cuando hacia menos de una hora, se había convencido de que no podría atender la orden de Porfirio Serrano.

Tuvieron que hacer más de 20 intentos, para que al final lo atendiera el representante en México de Kit, quien comenzó a ningunearlo, ante su acento jarocho y su desconocimiento total de lo que el auto increíble era y significaba para muchos fanáticos.

De repente se le ocurrió que si estaba en televisa, podía presumir, y le pidió al representante que por favor le enviara su cotización ¡¡¡al teléfono directo de Miguel Alemán!!!. Cuenta que habiendo escuchado dicho nombre, el fulano que lo acababa de medio maltratar en el teléfono se tiró al piso, siendo lo más servicial del mundo.

Gracias a esta serie de hechos, resultó un éxito la inauguración del museo interactivo de Xalapa, con la presencia de Kit, ¡El Auto Increíble! Por dos días. A pesar de haber roto pisos para ocultar un cableado necesario pues kit no se movía para nada, y sin embargo requería de electricidad y control remoto de sus funciones. Gracias a esta historia aprendí que no se requiere dinero ni poder, sino adaptarse a los cambios y enfrentar los retos.

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Miércoles, 09 Noviembre 2016 16:55

El Baldón: ¿Trump? ¿Por qué? ¿Y el futuro?


Por: José Miguel Cobián

Las reacciones en México por el triunfo de Donald Trump van de lo catastrófico al pánico absoluto. Es normal, los medios de comunicación nos hicieron creer que Trump y el chupacabras tendrían el mismo efecto para México: ¡Un Absoluto Desastre! Sin embargo, tenemos que analizar fríamente las causas y los efectos, para poder entender a detalle que nos depara el futuro.

Lo primero que tenemos que recordar, es que en Estados Unidos, todo se mueve por intereses, no por amistades. Esporádicamente las tripas también tienen su participación en el comportamiento de esa sociedad, pero lo que realmente los mueve es el pragmatismo.

El americano promedio, el que no vive en las grandes ciudades o en las costas no se ha visto beneficiado por las políticas de los últimos presidentes americanos. La Economía de Reagan dio resultado al principio, pero no tuvo un reparto equitativo de beneficios para todos los americanos. Obama (para hablar del principio y el final) tuvo un buen desempeño, redujo sustancialmente el desempleo, pero enfrento el peor miedo de cualquier generación en la tierra de la esperanza (Land of Hope), el que sus hijos pudieran tener un nivel de vida inferior al de sus padres. Sí pues aunque se recuperó el empleo y la economía, una vez más los beneficios no fueron parejos. Para la generación que se adaptó al cambio, se presentaron enormes oportunidades que al ser aprovechadas generaron una generación de nuevos ricos, pero al resto de la población le fue peor. Es decir, el pastel creció, pero las rebanadas grandes se las llevaron unos cuantos, y al resto le tocaron rebanadas más pequeñas.

¿A quien culpar por esas rebanadas pequeñas? En su ignorancia, el americano promedio culpa a los trabajos en el exterior, a los costos de cuidar a países enteros en el extranjero, a los indocumentados que supuestamente roban trabajos a los nacionales, etc. Y ese discurso es el que llevó a Trump a la presidencia. Pero una vez que llega, no podrá cumplir todo lo que ofreció en campaña. ¿Por qué razón? Porqué los americanos tienen intereses. Su congreso, tanto los representantes como el senado, están copados, cabildeados y en muchos casos son hasta empleados de las grandes corporaciones y los grandes intereses.

Trump podrá reducir la tasa impositiva para los más ricos. Podrá también reducir los gastos para proteger a Europa del Oso Ruso, o a Japón del dragón Amarillo, lo que no podrá hacer, es desproteger a Israel, pues los intereses del lobby judío son enormes en USA. Tampoco podrá renegociar el tratado de libre comercio a su antojo, si acaso, aprovechando el fantasma de Trump y el miedo que toda Latinoamérica le tiene, podrán obtener ventajas adicionales de países como México cuyos errores económicos detallo más adelante. Pero nada más.

En los próximos días veremos una recuperación de las bolsas de valores, e incluso hasta una recuperación del valor del peso mexicano, ante las perspectivas de

crecimiento económico y un mejor clima para hacer negocios en los Estados Unidos. El mundo seguirá confiando en USA, porque tienen la mayor acumulación de conocimiento del planeta. Y nadie va a permitir que su liderazgo mundial decaiga. Trump mostrará ahora su verdadera cara, -esa que muy pocos conocen-. Ya la campaña quedó atrás, es tiempo de reconciliación y de cuidar el negocio antes que nada. Se verá que no hace locuras, aunque de repente tenga algún chispazo, que será noticia y causa de burla y memes en las redes sociales, pero nada más.

México desde que comenzó su apertura hacia el exterior, se olvidó de la parte más importante que es el crecimiento del mercado interno. Se deben de exportar los excedentes, pero la economía debe basarse en un mercado interno muy grande y poderoso, tanto que pueda soportar los vaivenes económicos del exterior. Otro grave error cometido por nuestros gobiernos, ha sido el de no promover la independencia alimentaria, pues se ha preferido comprar en el exterior cuando es más barato, en lugar de promover una cultura agrícola que permita producir y competir contra el exterior de tú a tú. Aunque ya hay zonas de México industrializadas, como es toda la cintura del territorio nacional, y buena parte del norte. Todavía padecemos de zonas con un atraso brutal, que comienza desde Veracruz y abarca todo el sur y sureste del país. Habrá que dedicar un plan de rescate para Veracruz, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, con el fin de traerlos al siglo XXI.

Los gobiernos y gobernantes deberán de dejar de ser incompetentes y corruptos, para comenzar a aplicar la riqueza de México para beneficio de México y no sólo para su beneficio personal. Si no lo hicieren, el propio pueblo deberá dejar de ser pueblo y comenzar a ser ciudadano, para exigirlo y reclamarlo por cualquier vía legal, aprovechando incluso las figuras de candidatos independientes. Es un trabajo conjunto. El gobierno no va a cambiar, pues cada alcalde, cada gobernador, cada presidente de la República, cada funcionario con poder de decisión o de manejo de recursos públicos, está acostumbrado (y la sociedad lo ve normal) a disponer de los recursos del erario como si fueran propios. Ya es tiempo de que el ciudadano emerja y exija un manejo adecuado de dichos recursos para beneficio de todos.

La procuración e impartición de justicia en México, así como la investigación de los delitos y su prevención, se manejan en general con técnicas de finales del siglo XIX y ya estamos en el XXI, es decir con técnicas de hace más de cien años. Es un grave pendiente que el gobierno tiene con la sociedad, y que nadie, en ningún ámbito, ni federal ni estatal ha querido enfrentar, por los costos que representaría, tanto económicos como políticos. Sin embargo el crecimiento económico va ligado a una reducción de la corrupción, de la inseguridad, de la impunidad, y un incremento de la certeza jurídica. Si queremos crecer por nuestros propios medios, no basta promover la creación e instalación de empresas, urge mejorar la aplicación del marco jurídico de justicia.

El triunfo de Trump traerá retos, pero también la posibilidad de un cambio para beneficio de los mexicanos. Si de verdad cumple con deportar a todos los indocumentados, en unos meses veremos programas de trabajo temporal en USA,

pues la mano de obra latina es imprescindible para la economía norteamericana. Este triunfo de Trump debe ser visto como la gran oportunidad para México para cambiar, dejar de ser el país de los gandallas, de los tranzas, de los corruptos, de los flojos, de los ineficientes, y comenzar a ser el país que estamos destinados a ser. Para nuestro beneficio y el de las próximas generaciones. De todos nosotros depende aprovechar esta sacudida.

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex


Al Secretario Meade no le hizo mucha gracia que lo tachen ocho millones de veracruzanos de insensible ante la situación que presenta la economía del gobierno del estado y de los municipios. Tampoco le agrada que el próximo gobernador de Veracruz le recuerde a la Federación todo lo que Veracruz ha aportado a esta gran Nación, y que hoy cuando Veracruz los necesita se hagan ojo de hormiga.

Meade debe de pensar, -con justificada razón-, que si hoy se rescata a Veracruz, mañana tendrá que rescatar a la mayoría de los estados del país, que si bien, no han sufrido un desfalco tan descomunal, no hay uno que se salve de requerir dicho salvamento, pues en todos sin excepción ha existido el fantasma de la corrupción.

Quizá la reunión de Miguel Ángel con Peña hace apenas unos días cambió el escenario, y quizá la próxima reunión con Osorio Chong, cambie aún más el escenario para los próximos días y meses para Veracruz, pero mientras tanto el secretario de hacienda no está manco. De entrada ya hay una reacción, que seguramente le dará algunos puntos en esta guerra política.

Como todos los que vivimos relacionados con los impuestos sabemos, cada cierto número de años vemos que la SHCP y/o el gobierno federal lanzan una amnistía para estados y municipios, en la cual les ofrecen perdonarles el pago de multas y recargos si pagan sus adeudos de retenciones de impuesto sobre la renta sobre los salarios, arrendamientos y honorarios que han pagado. Esta facilidad implica reconocer que ni los estados ni los municipios pagan dichos impuestos a pesar de estar obligados a ello, salvo honrosas excepciones. A veces la amnistía fiscal ha llegado al extremo de perdonar no sólo recargos, actualizaciones y multas, sino también la suerte principal del adeudo, es decir, se perdona que el impuesto retenido no se pague ni sus accesorios.

En alguna ocasión tuve la oportunidad de reunirme con el entonces subsecretario de ingresos de la SHCP Francisco Gil Díaz, a quien en persona le reclamé que los municipios no enteraban correctamente el ISR retenido de sus trabajadores, en especial de los ediles, a quienes una pequeña parte de su sueldo se les pagaba vía recibos de nómina, y la mayor parte mediante compensaciones ilegales de las cuales jamás les retenían un peso de impuestos y que por lo tanto tampoco debían incluir en sus respectivas declaraciones anuales. Alegaba yo que no era posible que una autoridad fiscal como lo es el municipio, evada el cumplimiento de sus propias obligaciones fiscales.

La manera de disponer de los recursos públicos en los ayuntamientos se ha tecnificado, al grado de que hoy en día, muchos ayuntamientos compran facturas ilegales de bienes y servicios, con el fin de sacar dinero de la tesorería, y mediante módica comisión llevarlo a los bolsillos del alcalde y de sus compinches en el ayuntamiento. Desde que hay facturas electrónicas, este problema se ha agudizado,

pues ahora los ayuntamientos se sienten más seguros, al contar con una factura con todos los requisitos de ley. Por cierto, en alguna época, el propio personal del ORFIS ofrecía dichas facturas por una módica comisión, según me informan mis fuentes, sin darme mayores detalles de quien era la persona o el puesto que ocupaba.

La Secretaria de Hacienda y Crédito Público tiene elementos suficientes para poder identificar operaciones ilícitas en cualquier ente público o privado, gracias a las leyes contra el lavado de dinero que comenzaron a aplicarse hace un par de años. (Por cierto, leyendo lo anterior, me pregunto ¿como es posible que la unidad anti lavado de dinero de la PGR y el SAT no se hayan dado cuenta del descarado desvío de recursos del erario público veracruzano.?)

Bueno, pues el asunto es que en estos días se está iniciando un proceso de revisión rápida de obligaciones fiscales de ayuntamientos veracruzanos. Coincidiendo con la protesta de los alcaldes por la falta de recursos públicos. Así que ahora los tesoreros y contralores estarán muy ocupados demostrando que si cumplieron con el pago de impuestos retenidos a sus trabajadores, los retenidos por arrendamientos y por honorarios. En el primer caso sólo impuesto sobre la renta y en el segundo caso, también impuesto al valor agregado.

Uno puede pensar que es poco el dinero, pero en el caso de los ayuntamientos con cientos o miles de empleados, estamos hablando de mucho, mucho dinero. Y más todavía cuando la omisión se repitió mes a mes a lo largo de los tres años que llevan en la administración los actuales alcaldes.

¿Qué busca el SAT con esto? De entrada acalambrar a los alcaldes protestosos. En segundo lugar, también busca algo bueno, la igualdad ante la ley, es decir, que todos paguemos impuestos, y no nada más algunos. Aplicar la ley a rajatabla y a todos no es malo. Lo malo es cuando parece que se aplica por venganza… Pero bueno, no conocemos las motivaciones del SAT, lo que si sabemos es que están haciendo lo que acorde a la ley les corresponde.

Imaginemos nada más que alguno de los ayuntamientos que exige …. Digamos cinco millones de pesos, que es lo que le adeuda el estado de participaciones y es lo que se pretende que hacienda le reponga a los veracruzanos. El SAT podrá determinar las diferencias a cargo que tenga el mismo ayuntamiento y quizá resulte que salen tablas o que incluso el ayuntamiento le debe más al SAT que lo que Hacienda le debe al ayuntamiento.

La estrategia nos lleva a pensar el Secretario Meade gana puntos en su batalla política, le ahorra unos centavos a la federación, y además de ello, pone las barbas de todos los alcaldes del país a remojar, y a reflexionar si vale la pena evadir impuestos en estos tiempos de austeridad.

De todas maneras es inevitable que la federación ayude a Veracruz. Si no le sirve a Veracruz la federación podría ser muy mala señal para todos los estados. Podría

significar que ya no vale la pena convivir en el pacto federal y considerar la posibilidad de salirse.

Yo en lo personal tengo una propuesta para el congreso federal. Que por un año, el 2017, los veracruzanos puedan pagar sus impuestos federales al gobierno estatal en lugar de al federal, con el fin de salir del problema económico. Todos sabemos que Veracruz aporta mucho a la federación, así que con un año que paguemos aquí en lugar de allá, saldríamos de la bronca. Y sería opcional, sólo quien considere que vale la pena lo haría, y ayudaría al estado a salir del problema en que estamos metidos. Lo importante es que si se pagan en el estado o en la federación, de todas maneras cuente como pago a la federación para no generar consecuencias ni adeudos posteriores.

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Viernes, 04 Noviembre 2016 00:58

El Baldón: Futuro Económico de Veracruz


Por: José Miguel Cobián

Cien mil millones de pesos, ochenta y cinco mil millones de pesos… Son muchos miles de millones de pesos. Independientemente de lo que se robaron, la realidad es que hay un enorme boquete en las finanzas públicas del estado. La deuda a corto plazo debió de estar pagada en tiempo, si es que no se hubieran desviado los recursos, pero aún así tendríamos 45 mil millones de pesos de déficit, de adeudos, por una sencilla razón, ni Fidel ni Duarte se atrevieron a reducir el gasto público, o a incrementar el ingreso del estado. En resumen, en tiempos de Fidel los gastos superaban a los ingresos en seis mil millones de pesos al año. En tiempos de Duarte llegó a superar el egreso en diez mil millones de pesos a los ingresos. Esto nos anuncia un poco cuál será la política económica del próximo gobierno.

Como en cualquier familia, si se debe dinero en tarjeta de crédito y si además se le debe al abarrotero de la esquina, que nos vende la comida y además sabemos que la familia gasta más de lo que ingresa, el sentido común nos indica que habrá que buscar más ingresos, que es ya lo que hizo Miguel Ángel y sigue haciendo día con día, primero en su reunión con Peña y posteriormente en las reuniones que habrá de tener con Osorio Chong y con Meade. Miguel Ángel ha solicitado un aumento en las participaciones federales del gobierno de Veracruz para el próximo año, y se enfrenta a un enorme recorte del gasto público a nivel nacional, lo cual implica que será muy difícil lograr un aumento razonable acorde a las necesidades, aunque sí tendrá algún éxito en aumentarlo. (Espero). Otra opción es incrementar los ingresos propios, ya que el gobierno del estado tiene fuentes de ingresos propios y también la posibilidad de aumentar impuestos estatales, lo cual tendría un costo político, pero si se observan resultados, la gente apoyaría, a pesar de entender que estarían pagando los robos de terceros.

Además de aumentar los ingresos, la familia del ejemplo tendría que reducir los gastos, entre otros tomar decisiones que no serán políticamente atractivas, pero que serán a fin de cuentas las decisiones responsables para comenzar a mejorar el entorno económico. Hay registros de que ha aumentado el número de trabajadores del estado, lo cual implica que muy probablemente habrá que realizar un recorte, pero antes de ello, encontrar aquéllos que dobletean plazas sin cumplir con su trabajo en cada una. También habremos de ver una reducción en las prestaciones de los servidores públicos, lo cual será muy aplaudido por la sociedad. Basta ya de celulares, automóviles y camionetotas del año, viajes en primera clase, comilonas de miles de pesos, etc.

Hay una enorme fuente de ingresos o reducción de gasto para el gobierno del estado, que todos los veracruzanos tienen la esperanza de ver sus frutos. La anulación de la corrupción, de los moches, de las comisiones y comenzar a limpiar a México a partir del estado de Veracruz. Proponer al legislativo reducir los parámetros de obra pública que todos en el estado sabemos que están inflados. Aplicando estas vacunas, habrá ahorros considerables, aún cuando no haya obra pública el primer año.

Así, Veracruz se puede convertir en un ejemplo a nivel nacional. Es muy sencillo cuando se entiende el problema, encontrar la solución al mismo. Sus orígenes llevan a sus causas. No será fácil, la medicina será dolorosa, pero estoy seguro que el pueblo de Veracruz cuando comience a ver resultados prolongará el bono de esperanza en un cambio tan urgente en el estado.

Algo que llama la atención en las listas que ha presentado el gobernador elector para la entrega-recepción es la participación muy marcada de dos grupos de ciudadanos, uno de ellos, muy allegado a Miguel Ángel, con personas de probada capacidad y eficacia en su desempeño, y por el otro lado, un grupo de personas de la sociedad civil que funcionan como testigos sociales en la entrega-recepción. Personas que luchan, señalan, critican la corrupción y que están encantados de poner su granito de arena para combatir este cáncer que corroe las entrañas del estado.

Miguel Ángel ha abierto una rendija de esperanza para los habitantes del estado. La del combate real a la corrupción. Se le ha querido quitar el mérito mencionando que es una venganza política, cuando en realidad, es deber de cada ciudadano denunciar cualquier desvío de fondos públicos. Empequeñecer los méritos de las denuncias y del concienzudo trabajo de investigación que ha llevado su equipo implica también empequeñecer el empeño de todos los que desde cada una de nuestras trincheras luchamos por un mejor México.

Mucho se ha analizado respecto a la posibilidad de que la federación no apoye a Veracruz por razones políticas y electorales. Baste recordar que un presidente además no levantarse pensando como va a joder a México, entiende claramente que al país no le conviene una mayor descomposición social en el tercer estado en población del país. A fin de cuentas si en el largo plazo le va mal a Veracruz, también le va mal a México.

Cierto que el secretario de hacienda dijo que el problema es de Veracruz. Algo que vale señalar como falta de sensibilidad política pero que se agradecer por su sinceridad. No podemos esperar nada de Hacienda. Ok, entonces habrá que reestructurar la deuda pública además de tomar el resto de las medidas mencionadas anteriormente.

Ahora habrá que ver la reacción de la bancada del PRI en la cámara baja. Pues representan la tercera fuerza del país. Pueden mejorar la situación de Veracruz enviando mayor presupuesto al estado, o actuar de manera mezquina para dañar al gobernador entrante, sin importar si se llevan entre las patas a ocho millones de ciudadanos mexicanos. Veracruz tiene tres senadores, los tres de apellido Yunes, y los tres con un gran amor por Veracruz… Ahora es el tiempo de demostrarlo.

www.josecobian.blosgspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Son las 11 de la noche de un día cualquiera y recibo la llamada de un amigo, pidiendo apoyo para su hijo, pues participará en un debate en su escuela y quiere escuchar mi opinión sobre un asunto. Le digo que encantado y enseguida me llama el chico. La pregunta es muy sencilla ¨¿Sirve de algo la denuncia ciudadana?¨.

Lo primero que se me ocurre es preguntarle a que país se refiere, porque si se trata de México, lo voy a ayudar a que él mismo encuentre la respuesta. Primero le pido que investigue cuántos delitos se denuncian en el país. Encuentra una respuesta, 4.5% de los delitos se denunciaron en 2014. El siguiente paso es preguntarle porque cree que sea tan baja la cifra. De inmediato la respuesta es que la sociedad está atemorizada. Le pido que investigue sobre el tipo de delitos que se producen en el país, y se da cuenta de que muchos de los delitos no merecen que se considere que la denuncia de los mismos traerá alguna consecuencia.

A sus 17 años, se imagina que las investigaciones en México son similares a las que observa en la tele. Le expliqué que no, que esa es la principal razón por la cual de cada mil delitos que se cometen en el país sólo se denuncian 45. Denunciar implica perder varias horas de tiempo en una agencia del ministerio público, que tiene trabajo en exceso, y personal muy limitado. Posteriormente hay que ratificar la denuncia y si nadie le da seguimiento, esa denuncia se va a la estadística de delitos no investigados. Ya no pudo conocer el dato de delitos no investigados, pero le dije que era similar (sin tener mucha certeza) a la de los delitos no denunciados. Es decir de cada mil delitos denunciados, se deben de investigar cuando mucho un 5%, y eso, los delitos que son atendidos por un abogado de la parte acusadora, que es quien en realidad aporta la mayoría de las pruebas. En conclusión hasta este momento de la plática el chaval hizo cuentas y me dice, ¨¿entonces de cada mil delitos que hay en el país sólo dos son investigados? ¨.

Sí, pero eso no es lo peor, porque todavía falta la estadística de los delitos consignados ante un juez por parte del agente del ministerio público (le explico que el nombre ya cambió pero que hacen lo mismo). Resulta que de cada mil casos que son consignados ante un juez, menos del cinco por ciento llega a sentencia condenatoria. Y además de ello, las prisiones del país están llenas de personas que están esperando sentencia condenatoria o de libertar por parte de un juez, y hay personas que llevan años detenidos sin sentencia. Muchos años.

Al fin chamaco se puso a hacer cuentas y me dice, que según lo que le comento, de cada diez mil delitos 1.125 llegan a condena para el delincuente. A partir de allí le expliqué que la capacitación profesional de las agencias de procuración de justicia deja mucho que desear. Los titulares son abogados, en su mayoría sin conocimientos de criminalística, aunque sí de derecho. Los agentes investigadores, nuestro FBI, son personas que terminaron la preparatoria, y ya. No se les ha apoyado para que mientras están en funciones también logren recibirse de criminólogos o de abogados.

Los recursos técnicos también son muy limitados. No hay prácticamente investigación científica ni bases de datos que sirvan si se aplicara la ciencia en la investigación. Grave, muy grave la situación. Y el origen es muy sencillo.

Hace algunos sexenios, las procuradurías no tenían presupuesto propio, o era mínimo. Quien financiaba la operación de el aparato de procuración de justicia era el crimen organizado a través de cuotas. Por eso los agentes ministeriales no tenían para gasolina, o para rollos fotográficos, o para lo que fuera. Y desgraciadamente cada año el congreso del estado no le aumenta el presupuesto a esta área del poder ejecutivo. Hoy que el sistema de gobierno tiene que enfrentar a otro tipo de criminales y en el cual los acuerdos son limitados o inexistentes, nos encontramos con que a la fecha no hay profesionalización de las policías en todo el estado ni en el país, a pesar de varios sexenios con el mismo compromiso. No hay una procuración de justicia que atienda a las víctimas y sobre todo, entregue resultados a la sociedad, y luego todavía nos encontramos con un poder judicial saturado y en algunos casos permeado por la corrupción.

Es por ello que el contrato social ha sido violado una y otra vez por cada gobierno en turno. El sueño de justicia pronta y expedita es, ha sido y parece que será, un sueño eterno para los mexicanos.

Así que allí termina la primera parte. La segunda es mas triste aún, porque comentamos sobre la denuncia ciudadana, pero en medios masivos de comunicación o mediante cualquier otro medio. Le explico que incluso las marchas que juntan un millón de personas para pedir la paz, o cualquier otra que exige el esclarecimiento de un crimen, acaba por convertirse en una anécdota más. Pues no dan resultados tangibles. La gente sale a marchar, exige públicamente derechos (o chuecos como hemos visto en muchos casos) y no pasa nada. A nadie le importa, si acaso sólo importa lo que le pase a mi familia y a mi circulo cercano. Es decir, actuamos como pueblo, jamás como ciudadanos.

Enseguida quiso saber porque no asumimos la mayoría de edad como país. Pero como dice la nana Pancha, esa ya es otra historia.

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Sábado, 29 Octubre 2016 19:50

El Baldón: Extrapolar de Veracruz a México




Por: José Miguel Cobián

Cuando escuchábamos a Miguel Ángel Yunes en campaña denunciar las complicidades para saquear al estado de Veracruz, muchos pensamos que todo era parte de la guerra sucia de las campañas políticas. Hoy hemos aprendido que hay que tomar en serio lo que el gobernador electo de Veracruz afirma. Tal parece que no es un político como los demás. Hasta ahora, todo lo que ha dicho se ha visto reflejado fielmente en la realidad. Si así sigue, va a pasar a la historia moderna del estado, como el primer gobernador que cumple cada cosa que ofrece, y que además no miente, sino que siempre afirma lo que tiene comprobado y verificado.

Muchos sospechaban lo que sucedía en Veracruz, pero dudo que alguno tuviera idea de la magnitud de lo que estaba sucediendo. Hoy se entiende la razón por la cual no había obra pública, no había medicinas, la atención médica siempre dejó mucho que desear por falta de recursos, la atención en los desastres naturales era prácticamente inexistente, los avances en seguridad pública (dónde los hubo) siempre fueron a paso de tortuga. En fin. En Veracruz se replicó lo que acostumbra cualquier gobernante, pero sólo que fue llevado a extremos pocas veces vistos en la historia del país.

De inmediato un Sonorense refunfuña, y exige que a Sonora se le dé su lugar en el podio de los estados saqueados por sus gobernantes en turno. El caballero de Coahuila exige que a ellos los tomen en cuenta, porque han tenido el privilegio de contar con dos sexenios dirigidos por gobernadores de apellido Moreira. De repente el mexiquense nos recuerda que ellos han sufrido al grupo Atlacomulco desde hace ya varias generaciones, y por ello les corresponde el primer lugar. El joven de Quintana Roo nos recuerda que ellos ya tuvieron un gobernador que además de saquear era narcotraficante. De Nayarit salta un ciudadano afirmando que ellos ya reeligieron a un alcalde que confesó públicamente haber robado, ¨ pero poquito, porque no había mucho ¨. Un joven de Fortín de las Flores nos recuerda que ellos tuvieron un alcalde reconocido públicamente como saqueador con orden de aprehensión y un tesorero en el penal de Amatlán, pero de todas formas votaron en la siguiente elección por el mismo partido político.

Esto se vuelve una algarabía, porque de todos los municipios salen gritos y resultados similares. Si hubiera alguno que no se queja, resulta que ni se nota entre tantos exigiendo formar parte del salón de la fama de la infamia. De repente todos se ponen serios, porque un muchacho se levanta y dice: ¨Yo soy mexicano y no voy a hablar de un estado o un municipio, sino de mi país¨ Nos dice que dará un botón de muestra de cada sexenio nada más. La Casa Blanca de Peña, la Estela de Luz de Calderón, la biblioteca Vasconcelos de Fox, el Fobaproa de Zedillo, el hermano incómodo de Salinas. Se disculpa por no recordar detalles del gobierno de De La Madrid, pero nos recuerda que fue tan gris, que es como si no hubiera habido gobierno esos años. De José López Portillo la colina del Perro. De Echeverría sus devaluaciones. A partir de ese momento nadie lo deja continuar. Hay un ambiente de

tristeza y desazón en todos los presentes. Nadie dice esta boca es mía, porque si algún despistado quiere defender a un partido político, siempre le mencionan a algún militante que no fue sancionado, ni señalado ni expulsado por dicho partido político, salvo cuando ya fue inevitable. Al final se corea con singular alegría aquélla divertida modificación del lema de campaña de José López Portillo, que quedó convertido en ¨La Corrupción somos todos¨

Una vez más la indignación. No es cierto eso, habemos muchos mexicanos honestos, que quizá hemos sufrido alguna mancha de la corrupción, pero eso no es lo mismo a estar brutalmente enlodados o haberle causado tanto daño a la nación. Muchos que queremos que este país cambie. Que sea un lugar digno para nuestros descendientes, que sea una tierra de oportunidades para el desarrollo de cada hijo de esta tierra y de aquéllos que lleguen de fuera. México tiene todo el potencial para que en una generación se eleve el nivel de vida hasta equipararlo con los países europeos avanzados. Tan sólo hace falta un cambio en la cultura. Cambiar ética en lugar de corrupción. Respeto en lugar de abuso. Apoyo en lugar de daño. Algo tan sencillo como cambiar paradigmas.

Este cambio de paradigmas tendrá que venir de un líder. Por eso AMLO que tiene tan buen olfato político juega con el lema de ¨Honestidad Valiente¨. No hay consenso sobre si será AMLO quien inicie el verdadero cambio que México necesita, o si saldrá del partido de la gente decente que siempre habla de valores, aunque en el gobierno federal no los han demostrado plenamente, pero podría surgir de allí un líder que pusiera el ejemplo y de arriba hacia abajo combatiera la corrupción y la impunidad. El PRI tiene el problema de que no se lo creería la sociedad. Su imagen tan deteriorada y tan dañada por actos propios y por la propaganda en contra no le da para encabezar ese cambio. También podría ser un independiente, salvo que sería muy complicado iniciar dicho cambio, con un congreso que no sea afín y sin un equipo de gobierno propio, pues no es lo mismo la experiencia (para bien o para mal) que tienen los integrantes de los partidos políticos en cuestiones de gobierno, que llegar con gente nueva que no tiene idea de cómo funciona el sistema, y que aunque sea limpia y de buenas intenciones, cometerá muchas fallas mientras aprende y quizá el tiempo sea demasiado largo para que la población lo acepte de buena gana.

La realidad es que en 2018 será muy difícil que ese mexicano llegue al poder legitimado, ya que acorde a la dispersión del voto que hoy se observa, podrá ser presidente quien obtenga un 30% de los votos, con un estimado de 60% de votantes del padrón (+-5%) es decir con 18% de los votos del padrón se elegirá al próximo presidente de México y eso no permite una legitimidad como para lograr grandes cambios, con un congreso pulverizado y sin gobiernos de coalición, ya que no están contemplados en la ley. Es decir, seis años más de lo mismo hasta que la clase política se ponga de acuerdo y el pueblo de México abra los ojos.

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Por José Miguel Cobián

No pienses que voy a explicar nada más lo que hacía el actual gobierno del estado para disponer de los recursos de los veracruzanos. También te comentaré lo que puede estar haciendo tu ayuntamiento. Tengo informes pero lamentablemente no tengo las pruebas en mi mano, de algunos ayuntamientos, delegaciones federales, secretarías de estado, etc. Que realizan esta práctica… Hasta dónde he podido averiguar, por increíble que parezca no fue invento de los priístas… Les falta imaginación y conocimiento administrativo… Esta práctica surgió después del año 2,000 en un par de gobiernos estatales gobernados por el partido azul. Sólo que ahora todos los partidos aprendieron la lección.

En principio, llega el alcalde a su silla y se da cuenta de que maneja un presupuesto muy grande (grande para sus propios recursos). Por decir alcalde, digo delegado, secretario o el título que usted quiera darle al poderoso en turno de la dependencia. Lo primero que hace es contratar un tesorero que considere tenga experiencia, con el fin de tapar todo lo que se pueda determinar que es delito. Mientras más experiencia mayor será la gratificación adicional y libre de impuestos que reciba el tesorero.

El tesorero es quien tiene la obligación de diseñar la estrategia para que el alcalde se haga de recursos adicionales. A veces cuando hay otro funcionario de buen nivel, que en los municipios es el síndico y el regidor de la comisión de hacienda, a ellos también se les hace partícipes del desfalco, para que estén contentos, aunque siempre es el alcalde el que se lleva la mayor tajada, que para eso ganó la elección y es dueño de su puesto durante cuatro años.

Para lo más burdo compran facturas de empresas creadas expresamente para únicamente entregar facturas y devolver el dinero en efectivo, sin que exista la mínima entrega de recursos. Pero eso se hace con el dinero sobrante, como se hizo en Veracruz con las empresas fantasma. Sólo que allí no fue dinero sobrante, pues no se entregaron los bienes y servicios a los veracruzanos, lo cual implica ya en sí un daño a un grupo de personas, generalmente las mas necesitadas. Lo cual es mucho más riesgoso, pues esas personas se quejan y lo resienten.

Cuando el alcalde no quiere correr muchos riesgos, decide que puede tener una comercializadora, que le venda al ayuntamiento desde papel de baño, hasta materiales de construcción. Lo cual le genera que todas las compras del ayuntamiento le generan una utilidad. Pero eso también es riesgoso, no se puede tener un solo proveedor. Hasta aquí las prácticas nuevas, de aquí en adelante siguen las de toda la vida.

Allí pasan a las compras amañadas, es decir, me pongo de acuerdo con un proveedor de Yucatán por ejemplo, que nadie conoce en Córdoba (por poner un ejemplo nada más y sin que conste nada de dicho ayuntamiento), y a ese proveedor foráneo le compro una obra grande de muchos millones de pesos, a otro foráneo le

compro luminarias que afirma tienen garantía de diez años, total cuando fallen, las cambio por otras, pero las pago a precio de oro y la población no se da cuenta.

Esas compras amañadas dan lugar a los moches. Una parte de la utilidad adicional es decir el sobre precio del bien o servicio que se le vende al ayuntamiento va a parar al bolsillo de alcalde o titular de la dependencia. Históricamente estos moches eran de un 10% del valor de la obra… pero desde el año 2,000 se dispararon. Se cuenta de alcaldes que cobraban el 25% de la obra pública por asignarla. Y si a eso se le añade la utilidad del constructor y el pago de impuestos, resulta que la obra termina haciéndose por menos del 30% del valor que se paga por ella, por eso en todo el país la obra pública es de tan mala calidad. Y eso a pesar de que los tabuladores para valorarla están inflados, al grado de que resultan en 1.5 veces el valor de mercado de cualquier obra.

El siguiente nivel, es conceder la compra de ciertos productos a una empresa en particular, y luego obligar a los proveedores del ayuntamiento, esos que serán muy diversos, a que compren en esa empresa. Para ejemplificar, imaginemos un ayuntamiento con un parque vehicular de más de 250 vehículos automotores. Esos vehículos van a necesitar mantenimiento, así que se contrata a diversos talleres mecánicos para que sean atendidos… A ojos de los ciudadanos se está dando trabajo a muchos talleres del municipio y no hay nada malo en ello. Es más a los propietarios de los talleres nadie les pide moche. Allí el truco está en obligar a los talleres a detallar todas las refacciones que van a necesitar, y sutilmente explicarles que sólo les darán el trabajo si compran en determinada refaccionaria. Los dueños de los talleres notan que en esa refaccionaria todo es más caro, 25% o más. Pero como ese costo lo reflejan en sus facturas y ellos conservan su margen de utilidad nadie dice nada, y todos quedan muy contentos. Este tipo de cochupo es más difícil de demostrar para cualquier auditor, pues tendría que acceder a los registros de los proveedores de las empresas que prestan servicios a los ayuntamientos o dependencias.

Otra opción es la de crear sus propias empresas, a través de prestanombres, que vendan por ejemplo, materiales de construcción al ayuntamiento, y siempre se comente el error de no licitar y otorgarles compras por montos mayores a los autorizados… Si de por sí el jefe de compras es un empleado que necesita su chamba y sabe que debe de aceptar las tranzas de sus superiores y operarlas, pueden perfectamente realizar las licitaciones con sus proveedores registrados que le son afines al ayuntamiento y de allí sacar ganador al que gusten, pero ni las formas cuidan. No meten al padrón a sus propias empresas. Les da flojera… O cuando lo notan, las registran con posterioridad y siempre queda huella.

Otro método muy socorrido, es el de escoger a profesionales recién egresados para trabajar en el área de obras públicas y otros más como contratistas. A los contratistas se les obliga a sub contratar a constructoras de amigos o familiares, pero quien factura es una constructora nueva, a la que se le da la oportunidad de trabajar… Algo que nadie consideraría que es incorrecto. Salvo que cuando mucho les dan el 5% de comisión a esas constructoras de papel y el resto del negocio se lo lleva la sub

contratada, que siempre es propiedad de alguien que le deja recursos a los dueños del botín.

Si después de leer esto queda duda sobre el reparto del botín y la razón por la cual las alcaldías son tan peleadas o los puestos de gobierno, baste recordar que mucho de los mercenarios que pelean a brazo tendido en las campañas y las elecciones lo hacen por su propia supervivencia, no olvidemos que tendrán trabajo por cuatro o seis años, y con eso les basta. Por eso observamos crecimiento en el número de empleados municipales y de todo tipo de dependencias aunque el trabajo no lo amerite. A ellos les tocan las migajas del presupuesto, pero con eso es suficiente para poder subsistir hasta la siguiente elección.

Y que decir de los beneficios a los amigos cercanos, como pagos de asesoría vía sus despachos de consultoría, que se les pagan cientos de miles de pesos, por trabajos obviamente copiados de otras partes del país, pagos que no salen a la luz pública, y sin embargo imagine usted recibir $400,000.00 por una asesoría el primer semestre y otro tanto el segundo semestre, cuando no se trata de pagos trimestrales, bimestrales o mensuales… A nadie le caen mal, salvo a los ciudadanos que no reciben los beneficios que deben por sus impuestos.

Recordemos también a la fuerza aérea. Esos personajes que cobran cada quincena aunque jamás se presenten a trabajar. Ellos son también parte del reparto del botín. Y que decir de los medio-aviadores, esos que reciben un sueldo alto, pero tienen que dejar una parte importante para la persona que los contrata. Por ejemplo un chófer que nominalmente recibe un sueldo de $20,000.00 pero que en realidad des queda con siete mil y el resto se lo entrega a su empleador.

Resulta divertido pensar que esto es información pública. Que es un comportamiento normal en los ayuntamientos, más otras prácticas que por motivos de espacio no tocamos, y sin embargo a pesar de ser corrupción no se persigue. Tan sólo se persigue la corrupción extrema de los pollitos en fuga, el resto de la corrupción, mientras sea discreta y el pueblo esté contento con los abrazos y las obritas, esa puede seguir.

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex