sábado 18 de noviembre del 2017
José Miguel Cobián

José Miguel Cobián

Estos días en que ha llegado un nuevo inquilino a la casa blanca (la de Estados Unidos) se han notado mucho las diferencias entre los mexicanos y los estadounidenses. Y no salimos bien parados en muchas de ellas.

Allá la prensa y los comediantes se han divertido de lo lindo, señalando las mentiras y los errores de su nuevo presidente. En México no tenemos un solo programa de parodia política, la censura sigue vigente en todo su apogeo y no hay análisis serios de lo que sucede en nuestro país, mucho menos los contrastes como los que se ven allá, dónde sacan cortos de los discursos de su presidente o de su gabinete haciendo el más pavoroso ridículo del planeta, o diciendo la mentira más absurda.

Aquí no hemos podido salir unidos a marchar por México ante un enemigo externo, porque se generó la división de siempre, y hubo seguidores para las dos marchas, aunque la ordenada e inteligente fue la que tuvo mucho más quórum. Allá hay tiendas que han dejado de vender productos de la hija del presidente, porque los ciudadanos las han boicoteado. El nivel cívico de allá es muy superior al de acá.

Tenemos muchas cosas comunes, por ejemplo, un enorme porcentaje de la población que considera que cualquier estupidez que lee en internet o escucha en el radio es verdad. No tengo datos, pero estoy seguro de que los seguidores de Trump comparten cualquier cantidad de tonterías por sus redes sociales, sin verificación alguna, tal como sucede aquí en México. Tan sólo porque alguien lo haya escrito o compartido, siempre hay algún ignorante o bobo que cae en la trampa y lo utiliza como argumento.

Un análisis detallado de algunas de las tonterías que ha dicho Trump, como es el caso de los tres millones de votos fraudulentos que presume se dieron en California y que provienen de ilegales son la muestra más fehaciente del asunto. Resulta que un tuitero escribió que hubo tres millones de votos de ilegales en California. Trump leyó ese tuit y lo utilizó como argumento. Portales de ultra derecha nada serios, creyeron lo que dijo Trump y lo reprodujeron. Posteriormente la gente comenzó a contestar encuestas diciendo que hubo votos de ilegales en la elección norteamericana. Esos argumentos de la gente, le sirvieron a Trump para comprobar que su dicho era verdad. Es decir, una mentira repetida entre seguidores de Trump se convirtió en artículo de fe para todos ellos y verdad absoluta. Cualquier parecido con nuestra realidad es mera coincidencia.

He visto programas de entrevistas en los que se le pregunta a Trump de dónde proviene el dato de los votos de inmigrantes, y él contesta que muchos de sus seguidores lo creen y lo afirman, por lo tanto es verdad. Ese nivel de ausencia de análisis y comprobación de datos es el mismo que tenemos en México.

En mis discusiones con amigos y conocidos, en persona y por redes sociales me encuentro a cada momento con argumentos del tipo ¨yo pienso¨, y casi nunca me encuentro con un argumento serio del tipo * yo se * . Y es que hay una enorme diferencia entre creer algo y saber algo. Podemos creer que comer cascabel de víbora sana el cáncer, o saber que no es verdad. Lo que no se ha investigado y comprobado debe de considerarse falso. Y en discusiones serias sobre temas importantes, el creer no sirve de nada, lo que verdaderamente importa es saber.

No se espera que un país se gobierne en función de lo que se piensa, sino en función de lo que se sabe, ya que el futuro y sufrimiento de millones de personas dependen de las decisiones que diariamente se tomen. Sin embargo, la falta de preparación y cultura, sobre todo en aspectos científicos nos hermana a los mexicanos y a los americanos. La nula preparación en estos temas desde la escuela primaria, nos convierte en cómplices de la ignorancia que cree que su opinión vale, cuando lo que vale es la realidad simple y llana en miles de temas… En otros, la opinión es lo más importante.

Pongo un ejemplo, platicaba yo con un funcionario de Pemex, y le preguntaba la razón por la cual las refinerías ahora producen menos gasolina que antes. En mi ignorancia le insinué que algún funcionario público obtiene pingües ganancias por vender petróleo mexicano y comprar gasolina refinada en Deer Park en Texas. Este funcionario me explicó que la mezcla mexicana ha variado conforme ha pasado el tiempo y que nuestras refinerías no se han adaptado a ese cambio en la mezcla, por lo cual al haber una serie de derivados de la refinación, cuyo porcentaje también ha variado con el tiempo, cada refinería debe de encontrar y definir el punto donde el rendimiento es máximo en función de la mezcla de petróleo que recibe, y los seis tipos de derivados que produce, pues considerando que en México no hay capacidad para almacenar estos derivados entre los que se encuentra el diesel y el combustóleo (que en algunos casos se equiparan para algunos usos) puede generarse un exceso de alguno de éstos productos sin haber lugar para guardarlo. En ese momento, dejé de decir ¨yo pienso que deberían de refinar más¨ pues entendí que es muy complejo el asunto y no tienen la tecnología ni la capacidad de refinar la mezcla actual.

Esa idea fue reforzada en el momento en que me explicó que México debería de adquirir cierto tipo de petróleo ligero en el exterior, con el fin de mejorar su mezcla de refinación. Pero lo más importante es actualizar la tecnología de las refinerías o traer nuevas refinerías al país, sobre todo, privadas, esas que traerían lo último y serían mucho más eficientes que las actuales.

Ese fue un ejemplo claro de que un ignorante como yo no debía de opinar de temas que no conoce, como es el caso de la refinación, pues no tengo suficientes elementos para emitir un juicio certero. Pregunté a otro amigo, y éste me dijo que en dos semanas me reúne con un par de expertos para que me den su punto de vista, ya que mi amigo no está de acuerdo con lo expresado anteriormente, pero no tiene todos los pelos de la burra en la mano para demostrarme que su razonamiento es correcto.

Pero el punto al que quiero llegar, es que un grupo de americanos creyeron que las mentiras de Trump eran parte de su campaña, creyeron que sus amenazas eran promesas de campaña que no cumpliría, y sobre todo, creyeron que no ganaría, y ganó, y allí está para cometer errores, decirle mentiras al pueblo estadounidense y al mundo, para ser el mayor gozo de los comediantes y un peligro latente, por no ser un profesional de la política y de la administración pública como los anteriores presidentes que ha tenido nuestro vecino del norte.

Sin embargo, tiene cosas admirables, y pongo un solo ejemplo: ¿Qué país del mundo no desearía un presidente patriota que pusiera en primer lugar los intereses de su país por encima de los del resto del mundo, y sobre todo, por encima de los propios? Por eso, yo creo que el mejor mensaje de Trump ha sido * America First* (Estados Unidos primero).

México tiene la opción de unirse por los intereses de la Nación (esos que a nadie le han importado), o continuar desunido y débil ante los embates de los bárbaros del norte. La historia dice que la segunda opción es la que siempre hemos escogido como país… ¿Se repetirá la historia esta vez? ¿Tendrá tiempo Trump de unirnos? Esta última pregunta va a colación porque las casas de apuestas ya le dan un buen margen a la posibilidad de que no termine su mandato.

www.josecobian.blogspot.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Por: José Miguel Cobián

No sé como dirigirme a usted. Considero que es una dama que hoy cumple cien años de haber nacido. También la veo muy parchada, ( en el buen sentido ), pues le han quitado y puesto lo que a cada presidente de la República le ha convenido. Incluso la veo medio falsa, porque está muy maquillada, le han hecho una enorme cantidad de cirugías, al grado que ya no se parece en nada a aquello que parieron los constituyentes en 1917, dirigidos y controlados en aquél entonces por los vencedores disidentes del poder en turno.

Me gustaría contarle que a pesar de que usted nació para combatir las injusticias, México ha cambiado muy poco respecto de la época en que usted nació. En aquél entonces había tiendas de raya, hoy el país es una gran tienda de raya. Los hacendados cobraban caro lo que le vendían a la plebe y le pagaban muy poco… pues que cree… lo mismo pasa ahora. Los herederos de los hacendados de aquélla época, de los religiosos, los líderes militares y políticos, hoy siguen haciendo lo mismo, siguen siendo los dueños y usufructuarios de la riqueza del país, y de la explotación de aquéllos que sólo tenemos la mano de obra para vender y trabajar.

Usted surgió como una medida para fortalecer la soberanía nacional. Pues que cree. Hoy somos igual de dependientes que hace cien años. México ha destruido su capacidad de investigación y desarrollo en todas las materias, pero especialmente en la petrolera y la agrícola. Así, tenemos que invitar a compañías extranjeras a que saquen nuestro petróleo, porque no sabemos como hacerlo, y tenemos que comprar nuestros alimentos al extranjero, porque por política nacional se prefirió subsidiar a trabajadores extranjeros que a mexicanos. Pero además, llevamos casi 80 años con la idea de que el petróleo es nuestro, y siempre ha beneficiado a unos cuantos, proveedores, compradores, sindicato, empleados de confianza y poderosos en turno. Así, que esa supuesta soberanía nacional es una gran utopía.

A usted la crearon con ideas liberales, que estaban de moda en la época, sin embargo la corriente conservadora sigue tan fuerte como siempre y México igual de dividido como en aquéllos entonces… Pero no por ideas, ni por ideales… por puros intereses. En este país no hay derechas, ni izquierdas, ni centro, lo único que hay son intereses de grupo y de casta. Me refiero a la casta, porque cuando se trata de proteger los intereses de los sectores poderosos, todos se unen sin importar sus supuestas diferencias ideológicas.

Te acuerdas que entre tus ideales estaba la igualdad entre todos los mexicanos. Pues se quedó en ideales. Sigue existiendo una enorme discriminación de todo tipo… Del pobre al rico, del rico al pobre, del citadino al del pueblo y viceversa, del moreno al güero y del güero al moreno, del estudiado al ignorante y viceversa, en general todas las minorías sufren abusos y discriminación. Es decir, en México se discrimina en razón de raza, credo, nacionalidad, clase social, preferencia sexual, etc. ¡Cien años de letra muerta!

Que crees, según tú, el país sería de leyes y habría justicia para todos. Pues ahí también te equivocaste, el país es el paraíso de la impunidad y de su hija predilecta la corrupción. Suceden a ojos de todos, delante de todo el mundo y a nadie de tus hijos (los mexicanos) parece importarle un comino. Hay auto gobierno en los penales. Los directores trafican con permisos para autorizar todo lo prohibido y se llevan millones de pesos al mes. Hay corrupción en los puertos y las aduanas, sale y entra lo que el que pague decide. Hay tráfico de seres humanos, lo mismo en Tlaxcala que en la frontera Sur o en la Norte. Y eso de Justicia pronta y expedita, suena a ciencia ficción. Te cuento que los ministerios públicos se corrompen (llámense como se llamen según el estado), los jueces igual. No puede haber justicia cuando no ha capacidad de investigación de delitos, y por lo tanto no existe la real procuración de justicia. Y de la aplicación ni se diga. Medio se aplica cuando se trata de dos partes que son nadie, pero cuidado e intervenga un poderoso, allí si, de inmediato la balanza de la justicia se inclina.

Tu proponías que todos los mexicanos fueran libres. Incluso estableces garantías individuales, entre las cuales supongo que está la libertad de tránsito. Pues te equivocas, hay muchos lugares, en las distintas sierras del país, dónde los mexicanos no podemos circular libremente. Es más, ni en las principales autopistas del país, pues tanto crimen y violencia nos han quitado hasta el gusto por los viajes por carretera, y ahora que la gasolina ha subido tanto y por ende el transporte, es más difícil aún vivir esa libertad, sobre todo cuando los salarios y los ingresos de los mexicanos no suben en paralelo, pero eso sí, siempre nos toma el pelo la autoridad y compara los precios en México, con los de nuestros principales socios comerciales, pero jamás comparan los salarios… De eso no quieren hablar nunca… Generando una nueva especie de esclavitud, mejor manejada y más discreta, pero esclavitud al fin. Hoy los grilletes se conocen como deudas a tarjetas de crédito departamentales, o necesidad de llevar algo de comer a la familia.

Tu dices que cada mexicano tiene el derecho a defenderse a sí mismo. Pues eso tampoco existe actualmente. A nuestros dirigentes, a la clase gobernante le dio un día miedo el que los mexicanos pudiéramos estar armados para defendernos –de un mal gobierno-, y decidieron que sólo los maleantes pudieran andar armados en la calle, convirtiendo al resto de la población en manada de rumiantes, presa de los lobos que nos acechan en cada esquina.

Por cierto, ¿Sabes quien viola todos los días los derechos humanos de millones de mexicanos? La propia autoridad (claro es la que más derechos humanos puede violar, ya lo sé), pero en este país no se toman medidas para evitar las violaciones a los derechos humanos… Son otra de las cosas que a nadie le importa. Así además de los terribles abusos de autoridad y de la autoridad, todavía tenemos que soportar la indiferencia y/o ignorancia de nuestros compatriotas, que opinan por opinar de todos los temas, pero no se informan de ninguno y dejan de exigir en los asuntos más importantes, como es el caso de los derechos humanos.

Por cierto, te cuento que ahora tenemos una amenaza del exterior. Nuestros amigos del norte de la frontera, ya no lo son tanto. Muchos guardias fronterizos y agentes de migración, comenzaron a abusar, y a demostrar su racismo en contra de connacionales que viajan al otro lado. A su presidente se le ha ocurrido gastar miles de millones de dólares en construir un muro, que se puede pasar por arriba y por debajo. Además de ofender cada vez que puede a nuestro pueblo y a nuestro gobierno. Lo más grave, es que quien nos gobierna no ha demostrado estar preparado para lidiar con alguien como ese señor y sus ideas. Tan fácil que sería aliarse con sus opositores y enfrentarlo en todos los ángulos posibles, para que esté tan ocupado defendiendo sus ideas, que tenga tiempo de llevarlas a cabo. Ni modo, estamos en una época ávida de estadistas que no se encuentran por ningún lado.

Mi querida señora, ya con esta me despido, no quiero importunarla más, no se le vaya a caer algún implante de los nuevos o de los viejos, o le vaya a dar un aire y se quede estática. O peor aún, a costa de tantas violaciones, ya ni cuenta se da cuando la siguen violando, y eso es normal, porque eso, tampoco le importa a los mexicanos.

Espero que llegue usted al 2019 cuando menos, con la esperanza de que en el próximo gobierno haya el talento suficiente como para convocar a un nuevo congreso constituyente para hacer a su sucesora, porque usted, a fuerza de modificaciones, adiciones y parches, ya la dejaron irreconocible y sin la capacidad de cumplir con sus objetivos. Sólo que si no hay patriotas disponibles, que realmente cumplan su función, lo único a lo que podremos aspirar, sería a una mala copia de alguna buena constitución, o a una nueva ley fundamental que no cumpla con las necesidades de México en el siglo XXI.

www.josecobian.blogspot.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Viernes, 27 Enero 2017 04:58

El Baldón. Odio irracional contra Trump


Por José Miguel Cobián

Todos los días leo diatribas en contra del presidente de los Estados Unidos y sigo sin entender claramente el porque… No… No vivo en otra realidad… Estoy enterado de que Donald esta tomando decisiones que afectan a México y que nos van a ubicar en una situación económica difícil… Y también entiendo que sus políticas están generando graves problemas para los mexicanos que viven en Estados Unidos, pero:

a) El Señor Trump está cumpliendo sus promesas de campaña. Yo entiendo que para los mexicanos resulta muy extraño que algún político cumpla sus promesas de campaña, pero del otro lado de la frontera, las cosas son diferentes. Los políticos americanos que no cumplen lo que ofrecieron durante su campaña sufren el rechazo público, el desprecio de sus conciudadanos, y corren el riesgo de dañar seriamente la imagen de sus partidos políticos, y con ello, perder escaños en el congreso, y elecciones de gobernadores y demás miembros del servicio público.

b) El señor Trump ofreció que continuaría con un muro que han venido construyendo sus predecesores. Lo va a construir del lado americano. Tiene todo el derecho del mundo de construir en su país lo que se le venga en gana. Incluso cuando afirma que los mexicanos vamos a pagar el muro, eso me causa gracia, pues si aplica un arancel del 20% a nuestros productos de exportación, lo único que va a lograr, va a ser que sus compatriotas compren nuestros productos con un sobre precio del 20%, es decir, quien pagaría en realidad el muro, serían los norteamericanos. Salvo algunas cosas que podría hacer, y de las cuales no le voy a dar ideas.

c) El Señor Trump ofreció que revisaría el tratado de libre comercio. Enviará pronto una iniciativa para hacerlo o en su caso va a retirar a su país del mismo. Tiene todo el derecho de hacerlo, incluso debe de hacerlo, porque sus votantes lo prefirieron a él por esa oferta, entre otras.

d) Barack Obama fue uno de los presidentes que más mexicanos deportó a lo largo de sus ocho años de gobierno. El índice de personas que cruzan la frontera y han sido detenidos en la misma, se ha reducido a casi una quinta parte de lo que era hace unos años. Esto significa que menos gente quiere irse a Estados Unidos de manera ilegal –por las razones que sea-. Quizá en lugar de quejarnos de que evita que los ilegales entren, o de que los deporte, deberíamos de preocuparnos por las razones que llevan a esos ilegales a dejar sus países de origen. El verdadero problema no es que Estados Unidos deporte a inmigrantes ilegales, sino que existan… Es decir, que en sus países, incluido México, no existan las condiciones para llevar una vida digna. En última instancia, el problema de los ilegales es un problema de cada país, que nadie enfrenta y mucho menos resuelve en sus propios países. Y para variar, el señor Trump no sólo tiene el derecho, sino también la obligación de defender los intereses de su país, y prevenir cualquier acto ilegal, incluida la propia inmigración.

Para mí el enemigo de México no se llama Donald Trump. Sin embargo, le ha caído como anillo al dedo al gobierno federal y a muchos estatales y municipales, pues se ha convertido en la nueva caja china, el nuevo gran distractor de la opinión pública nacional.

El verdadero enemigo de México es el mexicano corrupto, gandalla, abusivo, tramposo, mentiroso, impune… Nosotros como país tenemos todo para no necesitar de los Estados Unidos o de cualquier otro país del mundo, sin embargo, nos hemos empeñado en despeñar (por poner una palabra de moda) en el peor de los precipicios a nuestro país.

No somos autosuficientes en materia alimentaria. Ni siquiera producimos la totalidad del maíz que consumimos en forma de tortillas en todo México. Cuando el pueblo tiene hambre es capaz de todo, y por lo tanto, el país que nos dé de comer, es decir el país al cual le compremos nuestros alimentos, será el país que nos ordene lo que deseé. Si hoy el señor Trump nos puede poner de rodillas, prohibiendo exportaciones de productos para la alimentación de los mexicanos, la culpa y la responsabilidad no es del señor Trump, es de todos los mexicanos.

Nosotros hemos permitido que Sagarpa haga negocio con el campo, igual que Sedarpa o sus equivalentes en los estados. Hemos permitido precios bajos al productor, competencia desleal desde el extranjero, y sobre todo, hemos permitido que el recurso y el apoyo que pudiera llegar al productor para que sea mejor y produzca más en beneficio de México, ese estímulo o apoyo económico se lo ha robado alguien más. Pudiendo ser funcionario de la secretaría, coyote, líder, etc. El campo es una desgracia gracias a la política de muchos años, de saquearlo y robar con el pretexto de apoyarlo.

El problema es que la situación del campo mexicano se repite en la mayoría de las áreas que se verán afectadas por los conflictos con el presidente americano. Si de petróleo se trata, hemos permitido que se remate al mejor postor. Hemos aceptado que nuestras refinerías trabajen a la mitad de su capacidad, y también hemos permitido que se nos anuncie que habría una nueva refinería, que jamás se construyó.

Si del azúcar se trata. Hemos permitido que los ingenios se conviertan en fábricas obsoletas, saqueando una y otra vez a las sociedades que las controlan y jugando a quebrarlas, enriquecer a los particulares, entregarlas al gobierno, medio sanearlos y entregarlos de nuevo a particulares para iniciar un nuevo ciclo. También sabemos que en muchas ocasiones, los ingenios que administra el sector público son fuente inagotable de corrupción

Si no tenemos desarrollo e investigación es porque lo hemos permitido. Si somos dependientes en la mayoría de los campos que integran el concierto económico mundial también se debe a nosotros mismos lo hemos permitido.

Y sobre todo, si de los recursos que se le asignan al sector público, se desvía un porcentaje importante, que ronda entre el 20 y el 40%, eso también es responsabilidad de nosotros, de los mexicanos, pues hemos permitido que un 40% de nuestros recursos se destinen a enriquecer a algunos funcionarios y políticos en lugar de engrandecer a México.

El enemigo de México no es el presidente de los Estados Unidos, el verdadero enemigo de México es el propio mexicano. El que hace, y el que permite que se hagan tantas tropelías en todos los ámbitos.

www.josecobian.blogspot.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Sábado, 14 Enero 2017 19:15

El Baldón: Los talibanes mexicanos

Por: José Miguel Cobián

En talibania (Afganistán) y en otros lugares donde Musulmania se ha radicalizado los hombres consideran que si una mujer muestra el tobillo, el rostro, o no se cubre de pies a cabeza, merece ser ofendida, lapidada, maltratada, incluso violada o asesinada.

En México consideramos que esas prácticas están muy alejadas de la realidad de nuestro país, creemos que son costumbres de países atrasados a dónde la civilización no ha llegado, y por eso el fuerte (el hombre) discrimina y somete al débil (la mujer) con pretextos de toda índole, pero en particular pretextos religiosos.

Los mexicanos estamos equivocados. Hay muchos paisanos que están al nivel de los talibanes o de los musulmanes más radicales. Tal parece que todavía no acabamos de entender que los hombres y las mujeres somos iguales, y por lo tanto merecemos el mismo trato y el mismo respeto. Tal parece que el acostumbrado machismo sigue tan vigente como siempre, y por ende, la discriminación y la minimización de la mujer en la mayoría de los ámbitos de la sociedad.

Hace muy poco, escuché a un amigo que yo consideraba un hombre del siglo XXI, comentar que tuvo trato con una empresa y que lo atendieron dos jovencitas, que no le pudieron explicar absolutamente nada de una duda técnica que tenía. Lo molesto del asunto es que él explicaba la ignorancia de quien lo atendió en razón del género al que pertenecen. Decía que por ser mujeres no sabían nada de tecnología. Un comentario con un elevado contenido misógino, pues ser mujer u hombre no diferencia en cuanto la capacidad para aprovechar y aplicar cualquier conocimiento. Allí demostró su carácter discriminador y misógino. Debió de haber considerado que no sabían porque no tenían la capacitación adecuada, en lugar de asumir que no sabían por el sólo hecho de ser mujeres.

Cuando esta discriminación la llevamos al ámbito laboral, la situación se complica aún más. Resulta que los hombres no aceptan recibir órdenes de una mujer. Al grado de que en los trabajos del campo, es muy difícil para una mujer ordenar a sus trabajadores de sexo masculino. Lo mismo lo vemos día con día en las ciudades. Por ejemplo en el caso de mujeres que ejercen la arquitectura, cuya mayoría se dedica a labores de escritorio para evitar tratar y sufrir faltas de respeto de hombres que realicen labores de albañilería.

Si te preguntas amable lector, que fue lo que me inspiró a escribir este comentario, te diré que una vez más es la necesidad de reclamar a la sociedad mexicana su actuar. Todo surge a raíz de una foto que publica la cantante Yuri en Instagram y en Facebook, en dónde la veracruzana de 53 años aparece de espaldas mirando al mar vestida con un bikini rojo, y mostrando una envidiable figura para su edad.

Sus compañeros cristianos (sí, esos que hablan todos los días de amor al prójimo) hacen comentarios en las redes sociales que explican y desnudan su verdadera manera de pensar. Te invito a analizar uno de esos comentarios:

¨Eso es lo que buscas que los hombres te falten al respeto, tú lo provocas. Tápese y respétese¨ Este comentario es un verdadero tratado de ignorancia y machismo, mezclados con creencias religiosas falsas. Vayamos por partes. Lo primero que resalta es que acorde al pensamiento de quien publica el comentario, una mujer es la que provoca que le falten al respeto. En su pequeño cerebro, esta persona considera que cualquier hombre tiene derecho a faltarle al respeto a una mujer tan solo por considerar que ella lo provoca por su forma de vestir.

Las comunidades cristianas tendrán que luchar mucho contra esta forma de pensamiento. Se entiende que para apoyar el sentido de pertenencia al grupo recomienden cierto código de vestir, pero resulta repugnante que se estimule la mentalidad de que alguien por su forma de vestir provoca el insulto y las faltas de respeto de otra persona.

Se les olvida que cada quien, cada persona, cada ser humano tiene derecho a ser respetado, sin ser discriminado por ninguna razón. Es decir, nadie puede ser discriminado por su forma de vestir, por el tamaño de su cabello, por sus arreglos en la piel (piercings y tatuajes) , por el color de su piel, por sus preferencias sexuales, por su nivel cultural, etc.

Concebir que una agrupación que fomenta los valores religiosos fomenta la discriminación para obtener beneficios de pertenencia es gravísimo. Hoy se comienza con eso y mañana comienzan a surgir los talibanes mexicanos. Esos que asesinarán a alguien por su forma de vestir o por su preferencia sexual.

A todos ellos habría que explicarles que un hombre o una mujer merecen respeto en cualquier circunstancia y no hay comportamiento alguno que justifique agresiones o faltas de respeto. Es difícil pues algunos grupos religiosos lucran con la ignorancia de sus miembros, con su credulidad y sobre todo con el fanatismo que fomentan y generan para beneficio de sus propios líderes.

Ninguna religión será una buena religión cuando se fomente ese tipo de actos entre sus miembros. El ¨Tápese y respétese¨ implica también que quien se destapa no se respeta. Mentalidad medieval, que también encuentra terreno fértil en la ignorancia y la credulidad de los fieles de alguna de las tres mil religiones que pululan en el planeta tierra. Y que ahonda en el mismo tema de la discriminación en función de las ideas del otro. México requiere ser multicultural, multireligoso, multiétnico, etc., con el fin de superar su mentalidad pueblerina y comprender que la tolerancia de las preferencias del ¨otro¨ es parte de la regla de oro de la convivencia y el respeto a todo el género humano.

www.josecobian.blogspot.mx @jmcmex Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jueves, 12 Enero 2017 22:56

El Baldón: Ciudadano vigilante


Por José Miguel Cobián

De manera permanente escucho en todos los foros –y leo en los chats-, que los ciudadanos quieren hacer algo para mejorar el país y no encuentran caminos para ello. El jueves 12 de enero de 2017 quedará marcado en la historia de México como el inicio de la verdadera participación ciudadana en el combate del mayor flagelo que sufre la nación, en la lucha contra la corrupción.

En esta lucha por los ciudadanos ha destacado un personaje de la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río, el Ing. José Manuel Urreta. Hoy es coordinador de la zona Oriente de Concamín que abarca los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche, Oacaxa y Veracruz, quien ha sido un ciudadano que participa y se involucra en actividades que sirven a su gremio y también a México.

Ha sido cónsul del Reino de Bélgica, vicepresidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo y Vicepresidente de la Canacintra, ademeas de fungir actualmente como presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Zona Veracruz-Boca del Río.

La firma de un convenio entre gobierno del estado y la Concamin es algo histórico, pues se crea la figura de contralor social industrial, quien vigilará que las relaciones entre el gobierno del estado y los industriales. Estará al tanto de las relaciones comerciales que se realicen, de las licitaciones, de los convenios y sobre todo, vigilará que jamás vuelva a suceder lo que ya pasó en el sexenio que acaba de terminar, que fue la obtención de contratos con el gobierno del estado a cambio de moches.

La Concamin realizó un convenio con el Observatorio Nacional Ciudadano hace unos meses, y de allí surgió la idea de establecer un Contralor Social Industrial. Por segunda vez en su historia, Concamin sesionará fuera de la ciudad de México, en Veracruz, para crear esta figura que deberá ser imitada no solo por organizaciones empresariales sino también por los ciudadanos en general, para lograr el objetivo de vigilar el uso de los recursos públicos del gobierno y fomentar la transparencia y rendición de cuentas.

En el gobierno de Veracruz no existe tolerancia para la corrupción. Las acciones que ha emprendido el gobernador del estado muestran una voluntad férrea para desaparecer ese cáncer del aparato gubernamental del estado, y por ello, ha otorgado su beneplácito (que chistoso suena usar frases de políticos), es decir, ha dado su aprobación al proyecto y el jueves 12 de enero, firmó con Concamin un convenio por medio del cual se reconoce la figura del contralor social industrial por parte de gobierno del estado y se obliga a dar facilidades para su labor.

Los industriales de Veracruz, se sintieron agraviados por algunas prácticas incorrectas realizadas en el sexenio anterior por parte de los funcionarios públicos que otorgaban las asignaciones directas, o decidían quienes participarían en las

licitaciones restringidas (previa invitación) a participar para competir y vender sus productos, obras o servicios a gobierno del estado. Ese agravio no se quedó solamente en pláticas de café, quejas en redes sociales, o comentarios en tertulias y reuniones. Decidieron tomar medidas para que no se vuelva a repetir, y aprovechando el combate a la corrupción que se lleva a cabo en el bienio actual, decidieron conjuntamente con Miguel Ángel Yunes establecer las bases de mecanismos que impidan que en un futuro se repita alguna mala práctica o se invente una nueva, en el ejercicio del gasto público para su sector.

Con esta acción y los resultados que habrán de venir en los próximos días, semanas, meses y años, se demuestra que sí hay caminos para vigilar el uso de los recursos públicos siempre que exista voluntad de transparencia tanto de los particulares como del sector público.

Miguel Ángel Yunes llega más allá incluso que cualquiera de los funcionarios electos emanados del PAN, pues aunque este partido ha usado la transparencia y rendición de cuentas como bandera política, ninguno de sus cuadros, ni uno solo de los funcionarios electos emanados de sus filas ha llegado tan lejos en la permisividad a los particulares a ejercer su derecho a vigilar el uso del dinero de todos en manos de los funcionarios públicos.

La figura de Contralor Social Industrial nace el jueves 12 de enero. La contraloría social tiene como teoría y figura en nuestras leyes ya mucho tiempo, sin embargo muy pocos la conocen a fondo y menos todavía la aplican para beneficio de los mexicanos. Hoy existen especialistas en el tema que no han sido escuchados y que llevan años sembrando en el desierto. Quizá este nombramiento, por una cámara tan importante como Concamin le permita a la figura de contralor social despegar de una vez por todas.

También es deseable que dicha figura se consolide en la legislación veracruzana, para promover aún más la participación ciudadana, y las obligaciones que en cuanto a transparencia deben de cumplir Estado y Municipios.

Enhorabuena para Veracruz, para Concamín, para Miguel Ángel Yunes, para José Manuel Urreta y para nuestro país… Soplan vientos de cambio, esperemos que lleven la nave con viento de popa a mejores puertos.

www.josecobian.blogspot.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Por José Miguel Cobián Mientras tanto, todos estamos cayendo en el juego de transmitir mentiras por las redes sociales. Teorías del caos y de conspiración. Si me preguntan que podemos hacer, yo contestaría que esa no es la pregunta correcta. La pregunta correcta es ¿Que DEBEMOS hacer? México está en caos y es nuestro México. No tenemos otro México. Tenemos que cuidar al nuestro. Hemos sido apáticos por toda nuestra vida. Hemos permitido que la corrupción y la impunidad sean una forma de vida, nos hemos desentendido de los asuntos de la vida pública para ocuparnos exclusivamente de lo nuestro. Ese es nuestro pecado, y es lo que ha permitido llegar a donde estamos a lo largo de muchos años. Lo que debemos hacer no es fácil, y no resuelve problemas de un día para otro. Como contadores entendemos que un déficit en las finanzas públicas cuando ya tenemos niveles elevados -como los actuales- implica a la larga mayor sufrimiento para la población. Reducción del grado de inversión, reducción de inversión extranjera, reducción de creación de empleos, decrecimiento económico, etc. Es decir, no podemos buscar un déficit de las finanzas públicas. No podemos regresar a las hiperinflaciones de Echeverría, López Portillo y De la Madrid. Entendido el punto, debemos de encontrar soluciones al alto costo de la gasolina. -Que por cierto, se estima que suba un 8% en el mes de febrero-. El único componente que podemos sustituir es el de los impuestos, pues ni el costo ni el transporte lo vamos a poder reducir. Pero para no afectar las finanzas públicas debemos sustituir ese ingreso por otro. He ahí el asunto. Mi propuesta va al origen del problema aunque la vean muy utópica. Comencemos a combatir la corrupción en todos los niveles. Denunciemos, exijamos, iniciemos un movimiento nacional con nuestra federación, invitemos a otras federaciones de contadores. Generemos conciencia en la población. Una vez que los contadores confederados estemos juntos, el siguiente paso es involucrar a organismos empresariales, a organismos sociales, a organismos sindicales y continuar hasta que la corrupción y la impunidad se hayan erradicado en el país. Les pongo un ejemplo muy cercano. Sabemos que hubo un saqueo brutal en el estado de Veracruz... Hoy no tenemos todavía un sólo detenido y encarcelado por dicho saqueo, y no estamos haciendo nada por evitarlo. Si no comprendemos que el problema es la corrupción y la impunidad, no vamos a llegar a la raíz del problema. Y no es fácil combatir un vicio de más de cien años. Permitimos que los delitos se cometan. -Delitos de todo tipo- y que queden impunes. ¿Alguno de ustedes ha hecho el cálculo de cuando nos cuesta la corrupción? Se estima que varios puntos del PIB. Los cálculos varían desde 3 a 10 puntos del PIB. Vemos muy grande el problema, sin darnos cuenta de que los mexicanos somos más grandes que eso. Fuera de esa opción, no veo otra, por la sencilla razón de que la riqueza que se produce en México es robada en un 10% sin que nadie haga nada, y por eso no avanzamos como país. Dirán que es una solución de muy largo plazo... Quizá. Pero también es posible que la coyuntura actual permita que se resuelva en el corto plazo. Con contralorías y vigilancia ciudadana, en la cual los contadores debemos participar porque sabemos de esto. Claro, con la premisa de no ser comprados y no corrompernos, por México. Reducir el precio de la gasolina, mediante subsidios pospone la crisis o generará una crisis aún mayor. Se debe sustituir ese ingreso con ahorros equivalentes, y la principal fuente de ahorro que tenemos a la mano, sin afectar finanzas públicas ni privadas es el combate a la corrupción. www.josecobian.blogspot.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Jueves, 29 Diciembre 2016 06:13

El Baldón: ¿Qué te pasa mexicano?


Por José Miguel Cobián

Estoy verdaderamente indignado. Desde Jesús Zambrano para abajo, siempre vemos los efectos en lugar de las causas. El líder perredista hizo una carta pidiendo que no se compre gasolina los tres primeros días del año 2017. El tipo ya se volvió famoso, aunque su propuesta circula en las redes sin su nombre. El gobierno de México le debe de estar muy agradecido por ser un distractor más de la opinión pública, que como siempre, se deja engañar muy fácilmente. Miles copian y pegan el mensaje sin siquiera activar dos neuronas para analizar a detalle el asunto.

Y si eres de esos que no activaron dos neuronas, antes de que me la mientes, lee mis argumentos. Si no estás de acuerdo conmigo entonces has lo que quieras, y si te convenzo, ojalá la próxima vez actives las dos neuronas antes de compartir algo así, que sólo sirve para distraer y para nada. Incluso si se lleva a cabo el paro de compras, será parcial, pues los mexicanos no somos solidarios. Lo que sí es cierto, es que esos tres días le van a permitir a Pemex superar el desabasto que hoy se tiene en algunas partes de México, además de perjudicar a los despachadores que con sueldos de hambre, complementan su ingreso con las propinas diarias. Los dueños de las gasolineras saben que de todas formas van a vender los mismos litros al mes, pues si no lo compras en los tres primeros días, lo vas a comprar en el cuarto o quinto día. Es un artículo indispensable en los tiempos de hoy.

¿Sabes porque en países europeos no afecta que el precio de la gasolina sea el doble o una vez y media el de México? Por una simple y sencilla razón, allá el valor de cada hora trabajada por un ser humano vale más de diez veces lo que vale la hora trabajada de un mexicano. Así de fácil.

Habiendo explicado lo anterior, ahora paso a reclamar abiertamente al mexicano porque la reacción en contra del aumento de las gasolinas ha sido muy fuerte. La indignación es enorme. Y en todos los estratos sociales. Todos sabemos que ese aumento va a repercutir en nuestros bolsillos, se use o no un automóvil o un medio de transporte motorizado. Y es por eso que protestamos tan enérgicamente. Pero….

¿Acaso es más importante un aumento de ochenta pesos a la semana en el costo de llenar el tanque de la gasolina? Que: ¿Más de doscientos mil muertos y desaparecidos en una guerra civil soterrada que se vive en el país? ¿ Miles de muertos al año por enfermedades que son fácilmente prevenibles con medicinas que deberían estar al alcance de cualquier mexicano? ¿ Millones de mexicanos que se van a dormir cada noche con un hueco en el estómago porque pasan hambre? ¿ Un país que tiene la ventaja de gozar del bono demográfico, y sin embargo no le proporciona trabajo a todos esos jóvenes que cada año se integran a la edad productiva?

¿Un país que no sigue ¨creciendo y multiplicándose¨, pero que no le ofrece ningún futuro a esas generaciones que crecerán y requerirán de trabajo, casa, satisfactores, etc.? ¿Un México dónde hemos permitido que el salario cada vez compre menos,

alcance para menos, sirva para menos? ¿Un país dónde sus habitantes son menos importantes que cualquier distractor? ¿Un país dónde las autoridades sanitarias no protegen supervisando la calidad de alimentos y medicamentos que consumen sus habitantes? ¿Un país que es el paraíso de la corrupción y a nadie parece importarle? ¿Un país dónde nos quejamos todos los días en las redes sociales y no hacemos nada para corregir aquello que criticamos?

De verdad que cuando leo las quejas por el aumento de la gasolina, primero pienso que será el momento oportuno para darle más valor al trabajo de cada mexicano, pero luego me doy cuenta de que pasar de quejarse por el precio de las gasolinas a quejarse por el escaso valor que se le otorga en México al trabajo de los mexicanos es una labor imposible. A nivel sociedad no comprendemos que si el salario mínimo fuera de mil pesos diarios, nos dolería el aumento a las gasolinas, pero sería comprensible pagarlas a precios internacionales y no nos quejaríamos tanto.

A nivel país no acabamos de entender que es mejor exigir al gobierno federal, a los diputados y senadores, que eliminen ese impuesto de más de cuatro pesos por litro de gasolina, y que el ingreso que perdería el gobierno federal, se compense con una pequeña reducción del robo a que diariamente someten a todo el país mediante sus cochupos, corruptelas y vida de reyes. Pero no, en lugar de canalizar la molestia ciudadana hacia soluciones reales del origen del problema el Chucho mayor promueve no comprar gasolina, engañar a la gente haciéndole creer que con eso ya participó en la protesta y al final que no suceda absolutamente nada.

Por eso me indigno hermano mexicano, porque te dejas engañar muy fácilmente. No dudes que el propio gobierno federal promueve dicha protesta. Así la gente sentirá que hizo algo, que demostró que no está de acuerdo con el aumento. Y continuar con nuestro tradicional gatopardismo, en el cual todo cambia, todos protestan, para que todo siga igual.

El problema no es el aumento actual y futuro de los energéticos. El problema es que a ti te pagan muy poco por tu trabajo. Esa ha sido una política económica de los últimos 40 años. Vender la mano de obra mexicana muy barata para generar trabajos. Ineficiencia completa de los gobiernos en su búsqueda de desarrollo económico. En lugar de políticas que generen trabajos dignos, políticas para generar trabajos con sueldos de hambre, lo cual es más fácil y sin mucho problema para quienes han definido el destino económico de México. Pero hoy estamos inmersos en la globalización.

Aceptemos los precios globales, pero también exijamos que se paguen salarios globales.

www.josecobian.blogspot.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex


Señor Claus… el año pasado publiqué antes de su llegada mi lista de regalos y no me los cumplió. Este 2016 decidí no publicarla, pensando que por eso no me los había traído, pero veo que de todas maneras le valió y no me cumplió mi lista. Ahora me toca ventanearlo a usted. Parece político mexicano, prometiendo sin cumplir. Usted me ilusionó, con la promesa de que si ponía mi lista de peticiones en el globo, y lo dejaba libre, llegaría hasta su casa en el polo norte, y serían cumplidos, pero como siempre, no sucedió.

Ya estoy pensando que hay un Santa Claus para cada país del mundo y usted es Santa Claus mexicano. Estoy muy enojado con usted. Mire, le pedí que México cambiara para bien y no veo ningún cambio. La carta la hice desde Octubre, y resulta que siguieron los accidentes, heridos y muertos por las peregrinaciones, como si ninguna autoridad pudiera regular tanto el uso de fuegos de artificio como las rutas por las cuales se desplazan los fieles. Vaya, ni la iglesia católica vi que se preocupara por las posibles víctimas. Luego veo lo del polvorín que explotó en el estado de México, y me da más coraje, porque llevan casi diez accidentes en cinco años, y siempre es lo mismo. Ni la población ni la autoridad toman medidas para que no vuelva a pasar. Es ridículo que en México pase lo mismo una y otra vez, como si no tuviéramos la capacidad de aprender de nuestros errores y corregirlos.

Y que me dice de los tractocamiones de doble remolque. En el mundo civilizado están prohibidos. Pero en México se pospone y se pospone la prohibición, total a nadie le importan unos cuantos mexicanos muertos, mientras haya negocio. Y hablando de negocio, es lo mismo con el alocholímetro que tan buen resultado ha dado en la cdmx, allá se han reducido significativamente las muertes por accidentes de tránsito causados por conductores alcoholizados, pero no se aplica en todo el país, lo que importa es el negocio de quienes venden bebidas alcohólicas, y unos cuántos mexicanos muertos, heridos o mutilados no valen la pena.

¿Quiere que le siga? Le pedí, y subrayé en mi carta, que ya no quiero que los funcionarios nos platiquen con quien estuvieron, a quien abrazaron, o a quien atendieron, eso nos vale madre (disculpe mi francés) a la mayoría de los mexicanos. Lo que queremos es saber que hicieron, como resolvieron tal o cual problema y sobre todo, en que me beneficia su gestión. En México es un vicio anunciar siempre la primera piedra, el proyecto, la reunión, el compromiso, pero casi nunca vemos la última piedra, la inauguración, el resultado de proyecto, reunión o compromiso. Aquí cabe resaltar que por lo menos, el gobernador actual de Veracruz sí nos informa a los veracruzanos de resultados, pero es tan raro en la política nacional que alguien diga la verdad a sus gobernados, que ya estoy preocupado.

Y mire, me preocupa porque la federación, es decir el gobierno de Peña Nieto le ha permitido todo a Miguel Ángel. Incluso a sabiendas de que mucho de lo que sale a relucir afecta la imagen pública del otrora partidazo invencible. Preocupa porque esta

es una situación nueva e inédita en el país. Le confieso que le busco y le busco la razón y todavía no la encuentro. Y la busco y la busco, porque no creo que haya una vocación política nacional contra la corrupción, o contra la mentira, o contra la demagogia. Soy tan mal pensado que veo plan con maña en todos lados. Aunque le confieso que disfruto mucho ver como salen cosas y más cosas que los veracruzanos no conocíamos, y también como sale información de quien apoya a Veracruz y a quien no le importamos los ciudadanos de este sufrido estado.

Ojalá el resto de su gabinete también informe resultados realizados en lugar de promesas o abrazos con fulano y mengano. Porque sinceramente eso a nadie le interesa.

Santa, yo esperaba ver las refinerías nacionales trabajando a todo vapor. En lugar de eso, veo que importamos más y más gasolina de extrangia, ( todo el planeta tierra salvo México se llama extrangia). ¿Qué pasa? ¿Por qué? Lo peor es que aunque va a subir el precio unos dos pesitos el primer semestre y otro u otros más en el segundo semestre del próximo año, no veo que el gobierno federal nos diga, le voy a bajar a esos $4.60 por litro que te cobro de impuestos. Quizá sea para que todos paguemos impuestos, pero entonces, debería de bajar las tarifas de impuesto sobre la renta y tampoco lo hacen.

Mr. Claus (ya estoy pensando que a lo mejor es usted gringo y por eso no le importamos mucho). Le pedí que se comience a prestar atención al mercado interno nacional, aumentar los salarios por arriba de la inflación y estimular el consumo interno, para que México primero sea su propio motor económico y no dependamos siempre de salarios de hambre, sino de la habilidad y capacidad de nuestros hermanos en las fábricas. Tampoco me cumplió. Es más, veo áreas de oportunidad como el campo mexicano totalmente desaprovechadas. Veo coyotes en todos lados, y veo campesinos cada vez más viejos y más desanimados. Les compran a $1.50 el kilo de su producto, y luego lo ven en el supermercado a $15.00 ¿Se da usted cuenta de que en diez años no habrá campesinos que trabajen sus tierras? ¿Entiende usted que al no haber oportunidades de mejorar el nivel de vida de los campesinos, ésta clase trabajadora tiende a desaparecer? Y mientras tanto del gobierno federal se observa exclusivamente bla, bla, bla.

Lo peor es que los mexicanos nos seguimos multiplicando y produciendo más mexicanitos que en el futuro van a requerir de un cierto nivel de vida. Nadie esta preocupado por ese escenario. Hoy México tiene un bono poblacional, muchos jóvenes, y los tenemos haciendo nada. Desperdiciando su talento, o pero aún, aventándolos en su desesperación a los brazos del crimen organizado, que es el único que proporciona satisfactores suficientes. Pero eso no le importa ni al pueblo, ni al gobierno, ni a las buenas conciencias. Jóvenes mexicanos hoy sin presente y sin futuro. Niños mexicanos condenados a una vida de ignorancia, privaciones y también sin futuro, pero eso sí, creciendo y multiplicándose. Nada más te informo Claus, que en países civilizados la tasa de crecimiento poblacional es muy baja, lo cual permite elevar el nivel de vida de todos.

Por último otrora querido Santa, te pedí que tuviéramos conciencia ecológica. En Veracruz tenemos los mayores recursos hídricos del país, y también la mayor cantidad de ríos contaminados. Eso es culpa de las empresas que los envenenan, es cierto. También de los pueblos y ciudades que los usan como drenaje, también es cierto. De las autoridades que no aplican la ley ni su observancia. Pero sobre todo, es culpa de la indiferencia de todos, porque a todos nos vale cacahuate. Cuando sea gravísimo el problema nos va a importar y quizá sea demasiado tarde para resolverlo. Como el asunto de los grandes negocios que se realizan con los recursos maderables del pico de Orizaba, que siguen siendo saqueados como hace diez y veinte años. Sin considerar que estamos acabando con el principal receptor y proveedor de agua dulce del estado. Pero eso no importa, lo importante es el negocio de unos criminales en el pueblo apoyados por otros criminales en el gobierno. Las dos mafias, la de afuera y la de adentro, a veces se pelean y la mayoría de los casos, se unen para acabar con lo poco que queda de mi sufrida Patria. Por todo esto, ya esto y harto y creo que por lo menos en un año no te haré ninguna carta adicional. Viejo incumplido ¡!!!!!!!!

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

Lunes, 12 Diciembre 2016 20:16

El Baldón: Hablando de frente con Veracruz


Por: José Miguel Cobián

La primera impresión que da Miguel Ángel Yunes es que no es un político como todos. Se siente que dice la verdad. No se anda con triunfalismos ni anunciando cosas que sabe que no va a cumplir. Al contrario, habla con una sinceridad que raya en la crudeza, pues estamos acostumbrados al engaño y a la sutileza en boca de nuestros políticos y funcionarios.

Llega un poco tarde y se disculpa, explicando que le habían entregado el discurso equivocado, y que no podía llegar sin la información completa y correcta para los veracruzanos…. ¡Un gobernador reconoce un error en su equipo! ¡No finge ser perfecto ni él ni su equipo! ¡Se presenta como uno más! Y lo mejor, explica que él no manda, al contrario, que el pueblo de Veracruz es el que manda y él es su mandatario, es decir, quien ejecuta el mandato.

Luego vienen las cifras terribles de cómo recibe, y las medidas para comenzar a corregir, sobre todo en los puntos más sensibles para los jarochos, como es el caso de salud y la falta de medicinas, que se solucionará en su mayoría a fines de mes. O el asunto de las escuelas, para lo cual nos cuenta los convenios con el Secretario Nuño, y los beneficios para Veracruz.

Nos cuenta también los problemas de seguridad y en dónde han sido atendidos con carácter de urgencia. Promete reuniones dominicales semanales con marina, ejército y el resto de las fuerzas de seguridad que operan en Veracruz para resolver a la brevedad este grave problema.

Pero también nos cuenta que se puede resolver esta crisis financiera que supera todo lo imaginable. Sabemos que hay un hueco financiero grave, que nos ha llevado a una crisis inédita. El gasto total del gobierno creció en 30,000 millones de pesos desde 2010. La magisterial creció 45% cuando incrementó sólo un 3% el número de estudiantes. La nómina del estado creció también de manera muy significativa, creció de cuatro mil a siete mil ochocientos millones de pesos. Estas cifras se proporcionan para demostrar el dicho de que hubo desorden en la administración del estado en los dos últimos sexenios.

Declara al estado en emergencia financiera. Pero también explica que solicita a la federación el mismo apoyo que se otorgó al estado hace exactamente un año: Tres mil setecientos millones de pesos. Y aprovecha para resaltar elevadas tasas de interés en algunos contratos de créditos, lo cual de entrada suena muy sospechoso. Pedirá a los bancos una reestructuración de la deuda, reducción de tasas y un período de gracia en el cual sólo se paguen intereses, sin pagar capital, para darle un respiro a las finanzas del estado.

Señala la complicidad del Orfis, de la contraloría e incluso del congreso, al no revisar la correcta aplicación de los recursos públicos.

La reunión fue un baño de cifras. Salud, secuestros (primer lugar Veracruz), pobreza (tercer lugar Veracruz), economía, etc. Los asistentes escuchábamos pero ya no podíamos asimilar tantos datos, uno tras otro… Miguel Ángel había logrado su objetivo. Demostró que sabía dónde estaba parado su gobierno, desde donde parte Veracruz y sobre todo, lo angustioso de la situación actual.

Sin embargo, las construcciones de casas que vendrán el año que viene gracias a los créditos acordados con INFONAVIT, la terminación de las carreteras, y otras obras de infraestructura van a tener un efecto multiplicador en la economía del estado. Sólo faltaría ver que se viera reflejado en todo el estado y no sólo en algunas zonas o ciudades.

Anunció la firma del convenio de la Zona Económica Especial de Coatzacoalcos, lo cual también tendrá un efecto positivo a largo plazo en los empleos y la economía de la zona sur del estado. Comentó que pedirá lo mismo para Poza Rica, pues aunque el efecto del puerto de Tuxpan tendrá que reflejarse en esa zona, quizá no sea suficiente empuje. Festejó el nuevo puerto de Veracruz, que ahora contará con uno más para atender a todo el país, tanto en importaciones como en exportaciones. Y tendrá obviamente un efecto muy importante en la zona centro del estado.

Quienes venimos de la zona de las altas montañas, sentimos que nos quedó a deber un poco, pues para el interior no hubo noticias espectaculares a nivel local, tan solo el efecto que tendrán las nuevas inversiones a nivel estatal, y que los empresarios locales deberán de buscar como aprovechar estas ventajas que nos da estar en el mismo estado y la cercanía a los polos de inversión.

Rubro especial la atención al campo veracruzano. Particularmente mencionó caña de azúcar y cítricos. Los cafetaleros nos quedamos a la espera de una voz de esperanza ante la corrupción que hemos visto en los apoyos federales. Espero que nos llegue el turno pronto.

En general, se puede resumir en que estamos mal, pero podemos salir adelante. La federación está cumpliendo con Veracruz (Salvo Hacienda). Se habla con la verdad. Hay luz al final del túnel, pero el proceso para salir será doloroso y se requiere la unidad y solidaridad de todos los veracruzanos. Incluso de los sindicatos que han recibido regalos dispendiosos de gobiernos anteriores por la vía de la ocurrencia, y que tendrán que volver a lo razonable, pues si bien se atenderá a todos los trabajadores, primero están los ocho millones de veracruzanos.

Los comentarios al final de la reunión fueron positivos en general, con un asombro generalizado por la actitud de los secretarios de estado. Lo mismo el de gobierno, que el de Seguridad, la de finanzas y el de desarrollo económico, etc. Todos conviviendo de manera abierta y sencilla en los pasillos del World Trade Center en Veracruz, platicando con quisiera acercarse, sin la menor actitud acostumbrada de soberbia que veíamos en algunos funcionarios de sexenios anteriores.

Las comparaciones salieron de inmediato. ¨Oye secretario: Cuando fui a ver a tu homólogo hace tantos meses o años, resulta que me tuvo cinco horas haciendo antesala y al final no me atendió, y ahora estoy platicando contigo sin ninguna restricción¨. Parece que a los secretarios les llegó muy bien el mensaje de atención a los veracruzanos y sobre todo, de no subirse al ladrillo y marearse.

En el caso de los subsecretarios de la secretaría de desarrollo económico y portuario que fue la organizadora del evento, vimos la misma actitud, y muchos saludos con afecto por parte de la concurrencia.

Tranquiliza saber que se habla con la verdad al pueblo de Veracruz. Que hay mano firme en el timón del barco y que a pesar de estar pasando por una tempestad, veremos el sol una vez más, después de una sufrida travesía. Con una sola condición, la unión y solidaridad de todos con todos, por el bien de todos.

www.josecobian.blogspot.mx Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex

¿Cuánto más vamos a aguantar? ¿Cuánto más va a aguantar el sistema antes de colapsar? ¿De verdad necesitamos destruir todo para volver a construir sobre las ruinas? ¿Acaso no es más fácil construir y reconstruir sin destruir?

¿Qué te pasa columnista? Estamos en vísperas de las fiestas más hermosas del año y tu con tu desaliento y tus malos augurios. Espero que sólo sea para llamar la atención del respetable lector, y no nos amargues la vida como siempre….

Lo lamento, pero es de verdad el lamento inicial, muy lamentable pero real, y mira, me explico.

Quien esto escribe lleva un buen rato insistiendo en que las zonas metropolitanas deben de activarse o reactivarse. Para ello, deben de formar un consejo, nombrar a un secretario técnico, organizarse entre los alcaldes que las integren, elaborar proyectos que reúnan todos los requisitos que se requieren para ser aprobados por el congreso federal, y haber obtenido la venia de las secretarías involucradas. A partir de allí, sólo falta que el congreso apruebe los recursos y éstos se ejerzan.

Pues te cuento amable lector y comparto mi frustración… El sábado pasado me encontré con el diputado federal por el distrito de Córdoba, y le pregunté una vez más al respecto. Y me sale con que sólo el alcalde de Córdoba hizo su tarea, Tomás Ríos convocó al resto de los alcaldes de la zona conurbada, quienes acudieron presurosos, algunos mandaron representantes y otros en persona. Lo frustrante es que no se pudieron poner de acuerdo, y no sacaron proyecto.

Pero eso no es todo… Favor de añadir que el año que viene se liberaliza el precio de las gasolinas y ¡oh sorpresa! Resulta que el petróleo comienza a repuntar en su precio. Por lo tanto, las gasolinas también van a subir en México, porque el gobierno federal no le bajó ni un centavo al impuesto que le aplica a cada litro. Pero eso no es lo peor, Lo peor es que seguimos recibiendo gasolinas de pésima calidad, un diesel bastante malo, y la mayoría de las gasolineras del país nos roban pues son muy pocas las que entregan litros completos.

A eso hay que añadirle que mientras el INEGI dice que la inflación es del 3 y pico por ciento. La realidad se empeña en llevarle la contraria. Yo le traía ganas a un auto que costaba $239,000.00 hoy ya cuesta $264,000.00 y todavía no puedo juntar el dinero para pagar ni el enganche, y cada día lo veo más lejos. Mis amigos los riquillos se quejaban de que el salmón subió de trescientos y pico a quinientos y pico de pesos el kilo. Y los demás nos quejamos de que todo ha subido en el mercado. Hasta el kilo de café ya subió porque el aromático se cotiza en dólares. Si a eso le añadimos que la economía del estado es la tercera peor en el país, medida en cuanto al porcentaje de crecimiento del PIB estatal en los últimos años, comprenderás amable lector que no hay nada de que alegrarme o alegrarnos.

Si soportas que siga con las quejas, te cuento que mientras en el distrito 5 de SAGARPA las cosas se han hecho bastante bien para la cafeticultura, hay otros distritos que están bien amolados, pues sus titulares parece que tienen muchos negocitos entre manos, y es ha afectado zonas cafetaleras como es el caso de Misantla (según una fuente que tuvo a bien informar al respecto), que tienen años sin poder renovar ni una planta de café de las afectadas por la roya. Y todo esto pasa a ciencia y paciencia de quienes deben de vigilar que las cosas con el café se hagan de manera honesta y transparente.

Lo que es peor, y dime si no te suena ridículo. Más del sesenta por ciento de las plantas de café están afectadas por la roya. Cualquiera diría que la prioridad es sustituirlas por plantas resistentes. Bueno pues resulta que el Senador Pepe Yunes consiguió recursos adicionales para el café, pero éstos en lugar de ser usados para compra de planta para entregarla a los campesinos que tienen su parcela con café sembrado, se usaron para otra cosa… ¿Para qué se usaron? Escucho el reclamo del interesado lector, a quien dejo en suspenso cuando menos un renglón o dos más, antes de contarte, que la otra opción era entregar paquetes tecnológicos, que consisten en cal para modificar el PH de la plantación, algún abono y algún químico para combatir la roya. Lo malo es que éstos paquetes tecnológicos (que no tienen mucho de tecnología) se entregaron sin que ninguna autoridad hubiera echado un ojo a los costos del paquete que supuestamente debía valer $2,500.00 para cada campesino.

Así, si ya de por sí el líder podía hacer negocio comprando de mayoreo más barato todo lo que le entregaría al campesino (de lo cual no me quejo pues estamos en México y mientras entregue cantidades suficientes a valor de mercado mejor me quedo callado), pues resulta que aún así, en algunos grupos de campesinos (organizaciones les dice Sagarpa), se entregaron paquetes por un valor de mercado inferior a lo que marcaba la regla, con el consiguiente negociazo para unos cuántos. Y lo más divertido es que a pesar de que está escrito aquí y lo estás leyendo, nadie, ninguna autoridad federal le va a echar un ojo a este asunto, ni va a revisar, ni va a vigilar que no vuelva a suceder esto. Seguir cometiendo los mismos errores y despilfarros, en nada ayuda a mi querido México.

Quizá la única esperanza es que Veracruz le puede apostar a sus puertos, principalmente Tuxpan, Veracruz y Coatzacoalcos, y a la instalación de infraestructura para aprovechar los yacimientos de la ronda 1.4 que se acaban de otorgar pero que comenzarán a dar frutos hasta el próximo sexenio.

www.josecobian.blogspot.com Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @jmcmex