Addison Russell sacudió un jonrón de tres carreras ante Neftalí Feliz para culminar el ataque de cuatro anotaciones en el noveno inning que impulsó a los Cachorros a la victoria por 7-4 ante los Cerveceros de Milwaukee.

Chicago perdía 4-1 hasta que el sencillo remolcador de Willson Contreras en el sexto ante Carlos Torres y otro sencillo impulsor de Russell en el octavo minaron la ventaja de los Cerveceros a sólo una carrera.
 
En busca de su cuarto salvamento de cuatro outs este año, el dominicano Feliz (0-2) ponchó a Javier Báez para dejar a un corredor varado en la antesala.
 
Pero Jon Jay recibió el boleto con un out en el noveno, avanzó a tercera con un hit del emergente Miguel Montero y anotó mediante el sencillo de Kris Bryant.

Anthony Rizzo bateó un rodado y Russell procedió a conectar su segundo jonrón de la campaña, un batazo hacia las gradas del bosque izquierdo.

Wade Davis (2-0) se encargó del noveno, acreditándose la victoria en relevo de Kyle Hendricks, quien empató un récord personal con cuatro boletos en cinco innings.

Travis Shaw y Jett Bandy batearon jonrones ante Hendricks, tercero en la votación del Cy Young de la Liga Nacional el año pasado.

Chicago se llevó 2-1 la serie ante los Cerveceros luego de dejar ir el primero el lunes; el martes, perdían 5-0 antes de volver y ganar por marcador de 9-7.

Es el estilo de juego que nos gusta”, dijo Russell. “Nos sentimos fuertes así. Parece que siempre que nos colocan ya fuera del partido es cuando sacamos algo guardado para responder”.

El manager Joe Maddon secundó a su jugador, señalando que, en general, se repusieron de una mala tarde.

Fue un día pesado, desde el principio”, dijo Maddon. “Pero cada vez los muchachos estaban dispuestos a regresar por más. Simplemente es el hecho de que no nos damos por vencidos. Está en el anillo y eso es un perfecto ejemplo de esto”.

Los Cachorros perdían la Serie Mundial 2016 3-1 ante los Indios de Cleveland, pero se recuperaron en patio ajeno para lograr su primer cetro del Clásico de Otoño en 108 años.