El lanzador mexicano Marco Estrada tuvo su segunda salida consecutiva sin permitir carrera, pero volvió a irse sin decisión. El sonorense mantuvo un duelo de pitcheo con  el estelar Chris Sale, en el partido que ganaron los Medias Rojas de Boston 4-1 a los Azulejos de Toronto en diez entradas y en el que también vio acción el relevista sinaloense Roberto Osuna.

Con registro de 3-12, Toronto tiene el peor inicio en la historia de la franquicia y por primera vez ha perdido sus primeras cinco series de la campaña.
 
Estrada, quien no ha podido ganar en cuatro salidas esta temporada, trabajó seis entradas en las que  permitió tres imparables, regaló dos pasaportes y ponchó a siete bateadores.
 
El sonorense llegó a 14 entradas  consecutivas sin permitir carrera, pero en sus dos más recientes aperturas sólo ha tenido una carrera de apoyo por parte de su equipo.

Por los Medias Rojas, Sale también estuvo dominante al trabajar ocho entradas en las que sólo permitió cuatro imparables y ponchó a 13 bateadores.

El zurdo tiene un excelente promedio de carreras limpias de 0.91 en la temporada, pero aún no consigue ganar con su nuevo equipo.

Osuna, quien el miércoles logró su primer rescate, entró ayer en la novena entrada y aceptó la carrera con la que Boston se puso adelante, pero en el cierre de la novena entrada Kendrys Morales pegó cuadrangular para empatar.

Medias Rojas armó un atque de tres en la décima para llevarse el triunfo.