jueves 27 de abril del 2017

Hacen fantasía

Escrito por  Viernes, 21 Abril 2017 11:54
Valora este artículo
(0 votos)

Un pueblo de fantasía es lo que se verá en la ficción de Paquita la del barrio, las verdades bien cantadas, serie que arrancará el próximo 25 de abril por la señal de Imagen Televisión y es que para recrear esta historia basada en la vida de la intérprete que nació en Alto Lucero, Lucero, Veracruz, se tuvo que echar mano de 150 locaciones de la Ciudad de Mexico, Estado de México, Puebla, Morelos e Hidalgo.

“Seguimos rodándola, serán aproximadamente seis meses de trabajo. Nos fuimos a pueblos cercanos de la Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo y en Puebla.

En la capital del país estuvimos en colonias como Santa María la Ribera, la Guerrero (que es de donde saca el mote de Paquita la del barrio, porque su gente la apoya), Tacuba. Visitamos muchos barrios”, comentó a Excélsior Marcel Ferrer, productor.

Tan sólo para recrear la primera etapa en la que  Paquita es adolescente se echó mano de diversas locaciones para formar un pueblo cuya referencia existe.

“Nunca estuvimos en un foro, es algo muy padre de esta serie y todo sucede en un pueblo llamado Alto Lucero, Veracruz que es donde nació Paquita la del barrio, pero no  fuimos al lugar.

“Echamos mano del realismo mágico e hicimos este pueblo ficticio.

“Fue complicado porque la casa de Engracia, uno de los personajes claves, estaba en San Pedro Actopan (Milpa Alta), pero la escuela estaba en Xochitepec (Morelos) y la Iglesia en Juchitepec (Estado de México), porque es un pueblo que formamos como rompecabezas. Son una belleza real”, explicó Lamda García, quien en la serie es Antonio, tío de Paquita y parte fundamental de su formación.

Una de las locaciones que más llamó la atención y en donde el movimiento de filmación se hizo evidente fue en el centro de Puebla a donde llegaron decenas de taxis de la época de los años cincuentas y cientos de extras para recrear la estación ferroviaria  de la gran capital de ese entonces.

El primer cuadro de la Angelópolis se cerró por tres días mismos en los que se grabaron secuencias en los parques aledaños al Palacio Municipal.

En Villa Tezontepec, Hidalgo, se uso la estación de ferrocarril y algunos domicilios del centro de la localidad, cuyas características arquitectónicas eran idóneas para la historia.

La serie constará de 70
capítulos y aunque dejan abierta la posibilidad de una segunda temporada, sus creadores aseguraron que está completa.

“Es una historia redonda, se puede contar en una sola temporada, pero se deja la posibilidad de continuar con el éxito, pero hasta el momento es la historia que gustará muchísimo”, concluyó Ferrer. 

 

 
Visto 56 veces