lunes 21 de agosto del 2017

Transparencia y rendición de cuentas, las mejores armas contra la corrupción: Renato Alarcón

Escrito por  Martes, 18 Julio 2017 18:54
Valora este artículo
(0 votos)

*PRI Veracruz propone la creación de la Unidad de Vigilancia y Fiscalización
para la Transparencia y Rendición de Cuentas

Xalapa, Ver., a 18 de julio de 2017. En el PRI trabajamos para corregir nuestros
errores. Hemos demostrado una clara determinación por mejorar, por acercarnos a
la gente, por ganarnos nuevamente la confianza ciudadana y combatir la corrupción,
manifestó el presidente del CDE del PRI de Veracruz, Renato Alarcón Guevara.
Indicó que el PRI en Veracruz ha diseñado una propuesta inédita rumbo a la XXII
Asamblea Nacional del PRI: la creación de una Unidad de Vigilancia y Fiscalización
para la Transparencia y Rendición de Cuentas dentro del organigrama del Partido.
“Consideramos que esta iniciativa generará una gran expectativa en el seno de
dicha Asamblea. Veracruz está convencido de que nunca más podemos caer en
excesos que deriven en actos de corrupción, que la única herramienta disponible
para los militantes y para la ciudadanía es el fomento de una cultura por la
transparencia y la rendición de cuentas que vaya más allá del sólo acceso a la
información pública”, destacó.
Esta Unidad tendría la misión de dar seguimiento y evaluar a los militantes
partidistas que forman parte de las administraciones de cualquier nivel de gobierno
para que su desempeño público no exceda ni contravenga con los intereses de la
comunidad a la que están sirviendo.
Una Unidad con autonomía partidista que pueda exhortar a cualquier funcionario
que tenga representación administrativa o popular para que rinda cuentas de su
actuación en particular.
Alarcón Guevara, puntualizó que los militantes también deberán ser respetuosos de
los estatutos y visión de futuro, donde el compromiso partidario debe convertirse en
compromiso social con una sociedad más exigente cada día.
Asimismo que los valores democráticos de respeto a las instituciones, de tolerancia,
de inclusión y equidad deber ser reflejados en el desempeño cotidiano de los
militantes que tienen una responsabilidad pública, ya sea en el ámbito administrativo
o legislativo, pues la obligación de llevarlos a la práctica a través de los
ordenamientos estatutarios es el inicio de la reconstrucción institucional y
organizativa para recuperar la confianza ciudadana.
“El orden tiene límites pero el desorden no conoce fronteras. Esta es la primera
responsabilidad que tenemos para convertirnos en una oposición crítica pero útil y
respetada, para conformarse como alternativa de gobierno”, concluyó.

Visto 103 veces