jueves 27 de abril del 2017

Punto de Vista * Huir… de la realidad

Escrito por  Viernes, 21 Abril 2017 01:09
Valora este artículo
(0 votos)

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Y mientras panistas y perredistas se rasgan las vestiduras por el “escandaloso pillaje” de Javier Duarte y sus secuaces, poco hacen por atender sus propias responsabilidades. *** El gobierno de Veracruz les sigue debiendo a los 212 ayuntamientos, sigue sin rendir cuentas sobre los recursos recuperados de los presuntos cómplices del exgobernador, escatima los fondos para el Órgano Electoral, que debe coordinar 212 procesos electorales en el mes de junio. No le ha cubierto los pasivos a la UV, ni a la Fiscalía General, tampoco al Poder Judicial del Estado. *** Miguel Ángel Yunes Linares pidió un plazo de 90 días para replantear el presupuesto 2017, y al término del mismo anunció que ejercería el aprobado originalmente “con algunos ajustes de los que iré informando”, con lo que violenta la Constitución local. *** Promete que no habrá de inmiscuirse en las elecciones, y al mismo tiempo manda a la Sedesol estatal a repartir despensas con fines claramente clientelares. No ha aclarado en qué términos se dieron las asignaciones directas en el sector Salud, ni las justificaciones para omitir las convocatorias, ni la relación de las empresas beneficiadas con tales contratos. *** Miguel Ángel Yunes Linares miente con la misma facilidad con la que lo hacía Fidel Herrera (un experto en la materia) y, como aquel, descalifica a todo aquel que lo tache de embustero, pues para que el engaño funcione, es menester que el mensajero goce de credibilidad.

* * *

La primera acepción de la Real Academia Española de la Lengua sobre el concepto “huir” dice: “alejarse deprisa, por miedo o por otro motivo, de personas, animales o cosas, para evitar un daño, disgusto o molestia”.
Huye, pues, quien está en peligro, quien es perseguido.
La Procuraduría General de la República, en su comunicado del pasado 15 de abril establece: “Javier Duarte de Ochoa es requerido por la orden de aprehensión librada en su contra el 13 de octubre de 2016, por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con residencia en el Reclusorio Norte, en los autos de la causa penal número 97/2016, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de Delincuencia Organizada y Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita”.
Javier Duarte era requerido por las autoridades y optó por huir. En su declaración ante los jueces de Guatemala el exgobernador de Veracruz admitió que llevaba ya seis meses radicando en aquel país, justo el tiempo que llevaba evadido de la justicia mexicana. Lo hacía utilizando una falsa identidad.
La familia de Javier Duarte (su esposa, sus hijos, sus cuñados y sus sobrinos) dejó ya Guatemala. En el caso de Karime Macías de Duarte y de sus hijos, se sabe que voló a Colombia, desde donde tomó un vuelo comercial con destino a Londres. (La fotografía que se difundió en redes sociales no corresponde al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, sino a uno en Bogotá).
Karime Macías no está huyendo (al menos de la justicia, sí –quizá- del acoso mediático) pues contra ella no existe ninguna orden de aprehensión, ni restricción alguna por parte de las autoridades mexicanas.
El diputado local Juan Manuel del Castillo, mencionado en el resumen del expediente de Javier Duarte en Guatemala, tampoco ha huido, pues tampoco existe en su contra expediente abierto alguno, ni en el fuero común, ni en el ámbito federal. Algunos reporteros lo buscaron en su cubículo del Palacio Legislativo y no estaba, y su secretaria tampoco supo decir dónde se encontraba, por lo que infirieron que se había “dado a la fuga”.
El propio diputado, vía telefónica con el noticiero de Oliva Radio negó esas versiones y aclaró que se encontraba atendiendo temas inherentes a su cargo.
Antonio Tarek Abdalá, diputado federal por el distrito con cabecera en Cosamaloapan y poseedor, por lo tanto, de fuero federal, no asistió este jueves a la sesión plenaria en San Lázaro. Su nombre también fue mencionado en la relatoría de la PGR en Guatemala, por lo que los medios de comunicación y las redes sociales dieron como un hecho que habría escapado.
Conclusión: No todo el que desaparece a los ojos de la prensa y de las redes sociales, está huyendo. Muchos sólo están buscando “bajar su perfil”.
Y es que muy al estilo del “macartismo” americano, a partir de la caída de Javier Duarte han arreciado los embates en contra de todos aquellos que hayan sido señalados, juzgados y sentenciados en las redes sociales, por su presunta complicidad con el exgobernador de Veracruz.
De aquel entonces, debemos rescatar la postura asumida por el periodista Edward R. Murrow, quien advertía a los ciudadanos: “Debemos recordar siempre que una acusación no es una prueba y que una condena depende de la evidencia y del debido proceso de la ley”.
Durante la administración de Javier Duarte muchos periodistas decidieron huir, pues asumían que ellos y sus familiares corrían peligro. Cuando concluyó aquella administración y consideraban la posibilidad de retornar, se dieron cuenta de que nada había cambiado, que los nuevos azules eran lo mismo que los viejos rojos, que el verdadero peligro para el periodismo no era Javier Duarte, sino lo que él y muchos más (como Miguel Ángel Yunes Linares) representan: La intolerancia, la soberbia, la locura que infunde el Poder en la persona de sujetos dominados por la egolatría.
Los políticos no huyen… juegan a “las escondidas”.

* * *

Epílogo.
Quienes suponían que ya estaba dicha la última palabra en el proceso de selección de candidatos de la alianza PAN-PRD, ya habrán sido informados de los ajustes que se están haciendo a nivel central. Muy cerca de Xalapa, en Emiliano Zapata, la designación que hizo el PRD a favor de Sergio Leyva Olmos fue cancelada, por lo que tendrán que partir de cero. No es el único caso. *** En el “affaire Duarte” poco se ha hablado de los que pecaron por omisión. El caso del Orfis y su titular, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, es uno de los más evidentes. Durante años dejó pasar las tropelías de la administración estatal y de pronto (una vez que supo que el próximo gobernador sería Miguel Ángel Yunes Linares) se apresuró a presentar todas las denuncias que tenía documentadas, pero que guardaba celosamente en uno de sus cajones. El problema es la Auditoría Superior de la Federación tiene bien detectadas esas anomalías. *** ¿Tiene problemas con su “percepción”? Quizá le sirva saber que la mañana del jueves fue encontrado el cuerpo sin vida de un hombre, con visibles huellas de violencia y atado de pies y manos. El hecho se registró en un camino de terracería conocido como “El Canalizo”, cerca del libramiento Santa Fe-Paso del Toro, en el municipio de Medellín. *** Y en Tierra Blanca, cerca de la comunidad Rodríguez Tejeda, fue encontrado otro cadáver que, por el estado de descomposición que mostraba, ya llevaba varios días en ese sitio. Al parecer se trata de una persona del sexo masculino, sin identificación. *** ¿Alguien sabe si Jaime Téllez Marié sigue dirigiendo Seguridad Pública, o sigue escondido?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 57 veces