sábado 18 de noviembre del 2017

Punto de Vista * Yunes y los maestros

Escrito por  Lunes, 15 Mayo 2017 21:07
Valora este artículo
(0 votos)

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Un estudio realizado por los especialistas Mario Guzmán y Celia Mougrabi, acerca del costo de la democracia electoral en el ámbito estatal mexicano, señala que entre 2004 y 2012, el financiamiento público destinado a la democracia electoral en los estados, fue de 70 mil millones de pesos, a precios constantes de 2013. *** Los estados que mostraron en ese lapso un mayor gasto presupuestal fueron el Distrito Federal, el Estado de México, Jalisco, Nuevo León, Veracruz y Guerrero. En conjunto, esas entidades sumaron 51.4% del presupuesto total destinado a la democracia electoral estatal. *** De ese monto, apenas el 10 por ciento se aplicó en los tribunales electorales, lo que explica la lentitud con que esa instancia actúa frente al creciente número de recursos jurídicos promovidos por partidos políticos y ciudadanos. *** En la actualidad, el autónomo Tribunal Electoral de Veracruz opera con un mínimo presupuesto (86 millones de pesos). De ese monto, 71.5 millones se aplican para servicios personales. El resto es para servicios generales, materiales y suministros. *** Un año antes el presupuesto fue de 83.3 millones de pesos, lo que significa que el aumento fue de apenas el 3 por ciento. *** El presupuesto no creció, pero el trabajo sí. De enero a mayo del 2016 el Tribunal atendió 149 medios de impugnación. En ese mismo lapso, este año, sumó 351 impugnaciones. *** Y todavía falta la parte más pesada de su trabajo, las impugnaciones que se presenten después de la jornada electoral del 4 de junio. *** Si queremos que Veracruz mejore su democracia, debemos empezar por fortalecer a las instituciones encargadas de ello. Quizá la opción sea dedicar menos dinero a los partidos y más a los órganos electorales.

* * *

Tiene razón Miguel Ángel Yunes Linares: Ha cumplido religiosamente con los pagos de salarios y prestaciones al magisterio de Veracruz. A partir de este año lo ha hecho en forma puntual, sin retraso alguno y poco a poco cubrió lo que había dejado pendiente del mes de diciembre.
Acaso cabe recordarle que eso (pagarles en tiempo y forma a los maestros) es parte de las obligaciones que tiene el Estado, el gobierno que él dirige. Habrá quienes esperen un aplauso por cumplir con sus obligaciones, aunque otros podrían considerar que los reconocimientos se ganan dando más de lo que estamos comprometidos a aportar. Hoy no es ese el caso.
Miguel Ángel Yunes Linares no debe sentirse muy agraviado por los chiflidos de los maestros veracruzanos (que sí existieron, aunque él los haya desdeñado horas más tarde). Él conoce bien las razones. Llegó muy tarde al evento, los maestros fueron convocados con demasiada anticipación y ahora no hubo obsequios ni rifas para los invitados.
Ni modo, ya se irán acostumbrando a esta nueva forma de gobernar.
Este incidente nos remite a uno similar que le sucedió, casi a la misma altura de su gobierno, a Javier Duarte.
Fue en julio del 2011, la Orquesta Juvenil de las Américas ofrecía un concierto en el Teatro del Estado y el gobernador llegó tarde. Los organizadores primero optaron por retrasar el inicio de la presentación musical, pero los chiflidos y reclamos airados de los asistentes obligaron a iniciar la función. Cuando ya los jóvenes interpretaban su repertorio y habían captado la atención del público, de pronto la aparatosa llegada del gobernador (quien llegó acompañado de su esposa y sus hijos) provocó que los espectadores reaccionaran con rechiflas, lo que despertó la ira del mandatario estatal.
En aquella ocasión los platos rotos fueron pagados por su encargado de Agenda, Harry Grappa; por el Oficial Mayor de la SEV, Gabriel Deantes, y por el propio titular del sector educativo, Adolfo Mota. Todos tuvieron su castigo.
En el evento de este lunes, Yunes Linares demostró que él está a otro nivel en comparación con Javier Duarte. Se tragó los sapos sin hacer gestos y se dio tiempo para saludar a unos cuantos, como exigía el protocolo.
Llegó a decir a los reporteros que lo cuestionaban, que lo que él recibió de los maestros fue “lo mismo que él les ha dado”. Claro, se apresuró a explicar: “Cariño y respeto”, antes de que alguien lo malinterpretara.
Y es que la relación del magisterio veracruzano con Miguel Ángel Yunes Linares no ha sido buena. Hasta hace muy poco estaba viva una denuncia penal en contra de quien hoy gobierna Veracruz, de parte de la Sección 32 del SNTE.
En agosto del año pasado el representante legal de la Sección 32, Javier Martínez, llevó el caso ante la PGR y denunció a Yunes Linares por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. En la demanda se señalaba que durante los cuatro años en los que Yunes Linares fue director del ISSSTE impulsó un sistema de préstamos a los maestros a través de tres empresas.
Los montos otorgados eran descontados a través de la nómina de los profesores, quienes pagaron intereses muy altos por el dinero que solicitaron a través de la empresa Consupago.
“La familia Yunes Márquez integró estas empresas para beneficiarse con las ‘mordidas’ que recibían con su pago. Consideramos que no sólo afectó a maestros de Veracruz, sino maestros de todo el territorio nacional”, explicaba el abogado del SNTE.
Una vez que Yunes Linares asumió la gubernatura, la Sección 32 del SNTE, por razones aún desconocidas, decidió no ratificar su denuncia.
Pero apenas este lunes el analista del periódico El Universal, Salvador García Soto, sugirió que se estaría maquinando una “bomba” en contra de Yunes Linares:
“Elba Esther mandó en un principio a Fernando González a apoyar a Josefina Vázquez Mota, pero al mismo tiempo activó comunicación con Delfina, a quien conoce desde que era docente en el Estado de México. Rafael Ochoa hizo los contactos y Delfina comenzó a trabajar el tema con López Obrador. Para que el tabasqueño terminara de convencerse de lo conveniente que era el apoyo del SNTE en el Estado de México, hubo un ‘plus’ ofrecido por Gordillo: ‘Tengo videos y documentos que comprometen a Miguel Ángel Yunes’, ex colaborador cercano de la maestra el sexenio pasado cuando lo hizo director del ISSSTE. Dicen que cuando Andrés Manuel escuchó eso, le brillaron los ojos y no lo pensó dos veces: ‘La alianza va’”.
Hay otro tema que los sindicatos magisteriales reclaman al gobierno estatal: La violencia contra docentes en el municipio de Tantoyuca, que el dirigente de la Sección 32, Lázaro Medina Barragán, calificó como “foco rojo”.
El dirigente sindical recordó además que el gobierno del estado tiene pagos pendientes como el seguro institucional, el de retiro y además un bono para jubilados y homologados, además de interinatos.
Así pues, lo que se debe llevar como enseñanza Miguel Ángel Yunes Linares de su homenaje a los maestros, es que no basta con cubrir sus salarios cada 15 días, ni con resaltar lo “importantes” que son para el futuro de Veracruz.
Les tiene que cumplir en serio.

* * *

Epílogo.
Fallido debate el realizado con los candidatos a la presidencia municipal de Xalapa. Demasiados contendientes (diez) y muy escaso el tiempo para debatir (apenas 11 minutos efectivos para cada uno). El experimento duró casi tres horas y hasta los más interesados terminaron retirándose. El OPLE debería buscar mecanismos más ágiles y atractivos para que realmente funcionen estos debates. *** Contrario a lo que el gobernador pretende hacernos creer (que la violencia es culpa exclusiva del crimen organizado y, por lo tanto, responsabilidad del gobierno federal) cada día nos encontramos con más testimonios de la comisión de delitos del fuero común, esos que le tocan a la autoridad estatal. Ahí está el caso de Juan Manuel Chablé López de 32 años de edad, conductor de un autobús del servicio urbano, quien se resistió a ser asaltado y por ello recibió una cuchillada. Esto sucedió en la colonia Primero de Mayo de Coatzacoalcos. *** ¿Y nuestra policía?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 153 veces