jueves 19 de octubre del 2017

Punto de Vista * Y sigue la guerra sucia

Escrito por  Lunes, 12 Junio 2017 21:46
Valora este artículo
(0 votos)

Filiberto Vargas Rodríguez

Prefacio.
Y mientras la impunidad en Veracruz sigue funcionando como la gran promotora de la delincuencia, la Fiscalía General del Estado mantiene ocupados a sus Ministerios Públicos en la búsqueda de soluciones para los pleitos de lavadero que, un día sí y otro también, escenifican nuestros políticos. *** Cuando no están “invitando” a la diputada Eva Cadena, le corren la cortesía a la legisladora federal Rocío Nahle, o al coordinador de Morena en el Congreso local, Amado Cruz. *** Pero como ese pleito no es suficiente, ahora se meten en el alegato grabado entre el coordinador de los diputados panistas, Sergio Hernández, y la legisladora de su mismo partido, Cinthya Lobato. No importa que se asigne el caso a un fiscal equivocado (el de delitos electorales, cuando se trataría, en todo caso, del especializado en delitos cometidos por servidores públicos). *** Se trata de actuaciones judiciales que no tienen futuro. Terminarán en el archivo, pero cumplen una función mediática que fue ordenada por el jefe del Fiscal, sí, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. *** Al pueblo pan y circo… y el pan ya se acabó.

* * *

Y para quienes esperaban con ansias se concluyera el proceso electoral, para limpiar el ambiente de tanta suciedad, es lamentable informarles que la porquería sigue flotando en el ambiente, que al gobernador ya le interesó mantenerla, para desviar la atención sobre la ineficacia social de su gobierno; que las otras fuerzas políticas ya le encontraron “el chiste” al asunto y descubrieron que los políticos en el gobierno también son vulnerables (y quizá más) a la calumnia, al insulto, a la injuria.
- ¿Que a los policías se les pasó la mano al retirar a los colonos de Costa Dorada? Sube el video del ranchote que se compró Duarte con el dinero de los veracruzanos.
- ¿Qué al coordinador de los diputados panistas lo tacharon de corrupto, borracho, mujeriego y drogadicto? Avienta el audio que preparamos sobre los señalamientos de Bermúdez contra Héctor Yunes. Sirve que matamos dos pájaros de un tiro. Desviamos la atención de los chismes del Congreso y le damos un coscorrón al primo.
- Oiga, pero resulta que mis muchachos corretearon a reporteros que estaban cubriendo el desalojo, y en Paso del Macho se reporta el fallido “levantón” de otro periodista.
- Ok ya informaré yo que se investigará a los policías que hayan abusado de su autoridad y que se le está brindando protección al malandro ese que se dice periodista en Paso del Macho. Mientras, ponme en contacto con Armando Arrieta, el periodista de La Opinión, ahora que ya lo dieron de alta. Me voy a tomar la foto con él para que vean todos que yo no tuve nada qué ver.
Estos, cabe aclarar, son diálogos ficticios, pero que sirven para ilustrar en qué consiste el ambiente color de rosa que se vive en Miyulilandia, un pedazo de paraíso que colinda con otros predios igual de mágicos: Fidelandia y Duartelandia.
Del grotesco audio (“grotesco” por lo burdo de su edición) en el que se supone que Arturo Bermúdez habla de los recursos aplicados por Javier Duarte a la campaña de Héctor Yunes, lo único que se debe resaltar es que está tan mal hecho, que pareciera que la intención es desechar cualquier sospecha que pudiera manchar a Héctor Yunes.
Por supuesto que Yunes Landa recibió recursos del gobierno de Javier Duarte para su campaña. Por supuesto que no los recibió personalmente (ya sabía de esa “maña” del hoy exgobernador de videograbar a todos con los que hacía tratos) y por supuesto que siempre se quejó de que Javier Duarte le dio menos de lo comprometido y que se lo dio a cuentagotas.
También es cierto que el gobierno de Duarte aportó para el programa “Zafiro”, impuesto por Manlio Fabio Beltrones y operado por Ricardo Gamundi Rosas.
Eso lo sabía Arturo Bermúdez, pero lo sabían además una docena de colaboradores de Duarte y al menos unos cinco de los personajes más cercanos a Héctor Yunes. Justo un par de ellos son mencionados en ese audio.
Un punto de ruptura en plena campaña, entre Duarte y Héctor fue cuando este último decidió desplazar a los operadores electorales que había comisionado el gobernador, encabezados por Gabriel Deantes.
Héctor Yunes temía una traición y por ello sustituyó a la gente de Duarte con miembros de su equipo. Algunos dirán que con la derrota quedó demostrado que el candidato se equivocó al deshacerse de los operadores del gobernador, pero otros aseguran que de no haberlo hecho, el descalabro hubiera sido descomunal.
Héctor Yunes acusa recibo del ataque y se victimiza. Según él, ese audio demuestra que le han “calado” a su primo hermano, el gobernador, las puntuales críticas que ha hecho a su gestión, y se permite asegurar que dicho audio “tiene las huellas digitales de Miguel Ángel Yunes Linares”.
Tendría que darle más crédito. El gobernador tiene “operadores” más eficientes, que disimulan mejor los cortes de edición, y que ubican con claridad quién es Fernando Vázquez Rigada, y quién es Juan Manuel Velázquez Yunes. De haber sido él, el video se habría difundido en algún medio de circulación nacional, y no a través de blogs regionales.
Con estas demostraciones, está claro que la guerra sucia habrá de continuar. Todos han encontrado la forma de beneficiarse de ella.

* * *

Epílogo.
Y las cortinas de humo cumplen su función. Por eso nadie se preocupa de que este lunes hayan aparecido cuatro personas ejecutadas en Xalapa. Muy temprano, en la zona de “Las Torres” cerca de la colonia El Sumidero, aparecieron los cuerpos de dos hombres y una mujer, tirados en el traspatio de una vivienda en construcción, maniatados, con los ojos vendados y todos con huellas de haber recibido el “tiro de gracia”. Más tarde, en la calle Mar Muerto, de la colonia Obrero Mundial, fue encontrado el cuerpo sin vida de un hombre, con huellas de golpes. *** En el sur, tan sólo el domingo murieron en forma violenta 8 personas. Cuatro de ellos fueron atacados en el interior de un lavado de autos. Uno más apareció ejecutado en la colonia Ejidal de Coatzacoalcos. Una mujer, propietaria del bar Wara Wara de Acayucan, fue asesinada de tres balazos. En Hueyapan, un mayoral fue victimado de dos tiros, y en la localidad La Concepción, un anciano fue asesinado a machetazos. *** ¿Sigue Jaime Téllez Marié al frente de Seguridad Pública?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 139 veces