martes 26 de septiembre del 2017

ARTICULISTA INVITADO Héctor Yunes Landa “La Universidad Veracruzana”

Escrito por  Domingo, 02 Julio 2017 19:53
Valora este artículo
(0 votos)

Sobran razones para asegurar que la Universidad Veracruzana es una de las instituciones más sólidas y respetables de Veracruz.

Nuestra Máxima Casa de Estudios reúne lo mejor de la inteligencia de nuestro estado y forma a los profesionistas que están destinados a dirigir el destino de nuestro estado en las próximas décadas.

Yo soy un egresado de la Universidad Veracruzana. Por eso puedo dar testimonio de que además de la necesaria formación universitaria, la UV es nuestra herramienta más importante para conocer el camino de la ciencia, la cultura y la investigación; pero también tiene una función de liderazgo social que contribuye a la cohesión comunitaria, al debate público y al desarrollo de las más diversas áreas del conocimiento.

La Universidad Veracruzana es el reflejo de lo que somos, pero al mismo tiempo, de lo que queremos ser.

En estos tiempos de cambio, los objetivos de la formación universitaria están orientados hacia una formación integral. Por ello, es necesario innovar, escoger nuevos caminos de enseñanza y aprendizaje, después de un proceso de reflexión y planificación.

No podemos darnos el lujo de la autocomplacencia cuando las necesidades de miles de jóvenes, y de la propia Universidad, nos exigen de un mayor compromiso.

No podemos permitir que el conflicto social, la crisis económica o las diferencias políticas alejen a nuestra universidad de sus propósitos más importantes.

Como lo he dicho antes, la Universidad Veracruzana debe consolidarse como un agente activo de desarrollo socio-económico, que garantice la democratización del conocimiento.

Es así como nuestra Máxima Casa de Estudios ha contribuido a la solución de los problemas de Veracruz. De ahí que es impostergable que todos veamos por su futuro y las soluciones que requiere.

En este sentido, es responsabilidad del gobierno del estado de Veracruz que la Universidad Veracruzana cuente no sólo con los recursos suficientes para garantizar su viabilidad en el largo plazo -entendiendo que la función educativa no se limita sólo a su matrícula-, sino también, debe impulsar su infraestructura, la investigación, el desarrollo tecnológico y su vinculación académica con otros centros de estudios del país y el extranjero.

Hoy en día es una institución reconocida en los ámbitos nacional e internacional por sus logros y sus importantes avances en diferentes rubros de su desempeño institucional. Por ello, ante la necesidad de fortalecer nuestra Universidad, no hay excusa posible. La administración estatal debe cumplir con sus responsabilidades y atender lo que establece la ley en cuanto a la asignación de su presupuesto.

Brindar educación superior a miles de jóvenes veracruzanos es una obligación del Estado. La visión patrimonialista atenta contra la dignidad de la Universidad Veracruzana, de sus estudiantes y sus maestros. Estos nuevos incumplimientos del gobierno estatal de liquidar los adeudos pendientes e incrementar el presupuesto de la Universidad, ya se refleja en una reducción de oportunidades para que más jóvenes puedan ingresar a la Universidad, lo que pone en riesgo la calidad educativa, compromete la realización de las tareas sustantivas de la institución, además de incumplir con algunas de las obligaciones laborales de miles de docentes, investigadores y trabajadores administrativos. Su autonomía está hoy en entredicho por la difícil situación financiera por la que atraviesa.

Veracruz requiere de una universidad moderna e innovadora. De una Casa de Estudios que genere investigación y conocimiento para que este se convierta en el motor de la transformación social de Veracruz. Queremos que la Universidad siga formando a nuestros nuevos médicos, ingenieros, pedagogos, arquitectos, biólogos y abogados. Que ofrezca a nuestra sociedad el trabajo calificado de administradores públicos y economistas. Queremos que la Universidad Veracruzana siga siendo un referente en las artes y la cultura.

La educación superior debe seguir siendo un modelo de movilidad social. Debe contribuir todos los días a la formación de ciudadanos con conciencia crítica, conocimientos, competencias y valores, promoviendo la investigación a todos los niveles, de docentes y estudiantes para alcanzar la tan anhelada evolución de nuestra cultura en sus manifestaciones más diversas. Mirarlo de otra manera no sólo sería mezquino, si no que nos estaríamos robando la posibilidad de un mejor futuro para los más de 60 mil jóvenes que cada día asisten a sus aulas.

Hoy que el proceso de elección del nuevo Rector está en marcha, es hora de que la Junta de Gobierno y la comunidad universitaria trabajen para lograr la Universidad que requiere Veracruz en el presente y en el futuro.

yuneslanda.com
facebook.com/HectorYunes
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Instagram: hectoryuneslanda
Twt: @HectorYunes

Visto 147 veces