lunes 11 de diciembre del 2017

Articulista Invitado

Escrito por  Lunes, 02 Octubre 2017 06:09
Valora este artículo
(0 votos)

El peligro de ser mujer en Veracruz

En nuestros días, ser mujer en Veracruz implica un riesgo permanente. A causa de la violencia y la inseguridad, las mujeres veracruzanas viven en una condición de vulnerabilidad nunca antes vista. Y lo que es aún peor, no hay una razón específica por la cual se violente a la mujer, simplemente se hace por su condición de género.

La situación que prevalece en Veracruz es realmente preocupante. Está a punto de emitirse una segunda alerta de género –lo que nos colocaría como la única entidad en el país en esta condición-, debido a la gran cantidad de homicidios que se han registrado durante este año y la nula intervención de la autoridad estatal.

Veracruz ya había recibido una primera alerta el 23 de noviembre pasado por parte de la Secretaría de Gobernación, sin embargo, al nuevo gobierno estatal –que ya empieza a ser viejo porque está por cumplir casi la mitad de su periodo- no le importa atender a las víctimas, ni prevenir que se presenten más casos lamentables.

Según se documentó en un estudio sobre feminicidio en Veracruz que realizó la Universidad Veracruzana, entre enero y agosto de este mismo año, han sido asesinadas 169 mujeres, lo que implica un incremento del 48.24% respecto del mismo periodo del año anterior, cuando su tuvo registro de 114 víctimas.

Esto representa que en Veracruz son asesinadas más de veinte mujeres cada mes como consecuencia de la violencia de género.

La investigación hecha por la Universidad Veracruzana –insisto porque no se trata de una organización civil que pueda ser descalificada-, nos dice que tan sólo en el pasado mes de agosto ocurrieron 23 homicidios de mujeres, de los cuales 17 cuentan con los elementos para ser tipificados como feminicidios.

De todo ello, la Fiscalía del Estado no tiene un caso resuelto, no hay responsables bajo proceso, y lo que es peor, muchos de ellos sólo han sido investigados como homicidios dolosos, lo que violenta más la condición de las víctimas. Si seguimos así, el primer año del “gobierno del cambio” podría registrar una cifra récord en asesinatos de mujeres, con más de 200 homicidios dolosos y feminicidios.

No podemos permitir que eso pase porque estaríamos convirtiéndonos en una sociedad que camina hacia la barbarie por la ineficacia de la Fiscalía estatal y la falta de autoridad del gobierno del Estado.

Y a pesar de las legítimas demandas de colectivos y grupos de derechos humanos, el gobierno estatal no ve, no escucha y no ofrece una respuesta seria a esta crisis que se ha convertido en uno de los principales problemas sociales y de inseguridad en el estado. 
Con el propósito de alertar sobre esta situación, el martes 26 de septiembre, quienes integramos el Grupo Parlamentario del PRI en el Senado, presentamos un punto de acuerdo para exhortar al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para que se ocupe de manera urgente y decidida en la atención y prevención de los delitos que constituyen violencia de género. La propuesta legislativa obedece al estado de descomposición que vive Veracruz en esta materia.

En principio, se debe atender la alerta que fue emitida desde el año pasado. El gobierno está obligado a darle difusión y establecer una estrategia de prevención, vigilancia y seguridad pública encaminada a la recuperación de los espacios públicos; tampoco se realizan patrullajes preventivos en lugares donde se tenga conocimiento de la comisión de conductas violentas o delictivas en contra de mujeres; ni se han implementado mecanismos de vigilancia y seguridad pública, sugiriendo una vigilancia prioritariamente por mujeres.

Por la situación que se vive en Veracruz, hoy se requiere de un Fiscal profesional que investigue y castigue a los responsables y no que en su irresponsable frivolidad pase de fotógrafo personal del gobernador a chef con especialidad en preparación de paella. Este gobierno ha demostrado su ineficacia y son los veracruzanos, particularmente las mujeres, quienes con su vida están pagando esta falta de autoridad.

El gobierno de Veracruz ha ignorado todas las acciones a las que está obligado como parte de la alerta de género que se ha emitido, como lo han denunciado diversos colectivos y grupos de defensa de derechos humanos.

Y mientras la violencia de género en Veracruz es una de las más altas del país, tanto el gobierno como la Fiscalía del Estado están actuando en función de propósitos electorales.

Por eso seguiremos insistiendo en que haya un cambio de fondo en las instituciones del estado de Veracruz.

acebook.com/HectorYunes

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instagram: hectoryuneslanda

Twt: @HectorYunes

 

 

Visto 107 veces